viernes, 25 de marzo de 2016

Batman v. Superman: Dawn of Justice (2016)

Cartel del film

Ayer acudí al estreno de Batman vs Superman, El amanecer de la justicia, no sin dudas, y habiendo escuchado críticas no del todo positivas sobre la misma. Hablamos, como no, de uno de los estrenos más esperados de este 2016, como ya anuncié aquí a finales de 2015. Y suele pasar, que cuando vas con temores y muchas dudas, luego el visionado supera con creces la idea que tu te habías hecho a tenor de lo leído, dicho y comentado. Estamos ante una gran película, con grandes momentos y muy bien hecha, ya que su director Zack Snyder desarrolla los conflictos interiores de los dos protagonistas principales, proclamando el manejo de personalidades de los mismos y profundizando en los arquetipos de esa dualidad principal que son el hombre murciélago por un lado y el hombre de acero por otro, ambos sustentadores del universo DC Cómics.


Hablamos de una película por momentos sublime, que técnicamente me parece un portento, en la que la fotografía es impresionante, dibujando casi un lienzo en cada plano, además de tener una cuidadísima iluminación. Empieza el film con el origen de Batman, cuando Bruce Wayne de niño pierde a sus padres matados en un callejón y él en su entierro huye y cae en un hueco lleno de murciélagos, menuda pasada de escena. Una banda sonora de Hans Zimmer y Junkie XL incrustada de manera brillante, fusionada con imágenes casi mudas, donde un niño que se queda huérfano y lo pierde todo, se convierte en Batman. Me parece empezar en todo lo alto, utilizando el recurso del flashback en su justa medida. A partir de ahí asistimos a la batalla de Metrópolis (el final de "El hombre de acero") pero desde la perspectiva de Bruce Wayne, y el origen del miedo de Batman hacia ese alienígena de poder divino caído del cielo, interpretado de nuevo por Henry Cavill.


Con un Ben Affleck (Batfleck para los amigos) espectacular, mucho mejor de lo que imaginaba, la carga emocional sube y se producen ciertos paralelismos con los atentados del 11-S de las Torres Gemelas, con la caída de edificios y Bruce intentando salvar a personas en peligro. Todo esto hace de esta primera parte del film sea algo cercano, muy real y con tintes dramáticos.
Pero a partir de aquí, asistimos al nacimiento de un personaje que tendrá bastante protagonismo, que es Wonder Woman (con una genial Gal Gadot) y que se unirá a los dos superhéroes en su lucha contra el mal. Pero la confrontación real de los dos pesos pesados es casi lo menos importante, ya que la fuerza está en dejar claro el esfuerzo por salvar el mundo, para que  no se desencadene más desastre y destrucción. Es ahí donde lucharán contra Lex Luthor, el villano, encarnado por Jesse Eisenberg, que sinceramente me deja a medias, ya que lo hace bien, pero le sobran demasiados aspavientos, no me acaba de convencer, demasiado histriónico, y claro, echo de menos al Joker.


En cuanto a los personajes secundarios, Amy Adams como Lois Lane vuelve a estar a un gran nivel, y la gran alegría la da un increíble Jeremy Irons en su papel de Alfred, con guiños cómicos y frases geniales. Eso si, el resto de secundarios casi no destacan, Laurence Fishburne (que sigue ensanchándose), Holly Hunter (algo fría como la senadora Finch) o Scott McNairy en el papel del tullido Wallace. Diane Lane cumple a la perfección en su papel de Martha, madre de Clark Kent, nombre igual al de la madre de Wayne.
Sinceramente Affleck se ha esforzado y consigue una enorme actuación, Cavill vuelve a estar muy bien y hay escenas de un gran valor, como la de la persecución al tráiler con el batmóvil o la de la salvación por Batman de la madre de Superman, gloriosas ambas.


Snyder, como director, vuelve a rodar como sabe, es decir, enfatiza lo que intuye que funcionará y va desviando detalles nimios que no interesan, con un criterio bastante acertado. Hay un par de momentos de giro inesperado, que sorprenden al espectador, y todo desemboca en una épica batalla, como no podía ser menos, superheróica y de corte magno y sideral.
La historia es oscura, dramática, incluso apocalíptica por momentos, pero es ahí donde Zack cuida los detalles y hace de cada escena una viñeta, muy especial. Se nota que este hombre, se he metido los cómics de ambos superhéroes hasta el tuétano y se agradece.


Os dejo con el tráiler oficial del film.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada