lunes, 12 de noviembre de 2018

De amor ni papa (2017)


Raúl Represa Montenegro dirige este corto en el que nos cuenta la historia de dos amigos, interpretados por Albert Riballo y Arnau Puig. Uno de ellos le cuenta al otro su situación sentimental, que al parecer ha llegado a su fin, mientras comparten una ración de patatas mixtas recién salidas de la cocina. El chaval afligido le cuenta el porqué ha podido pasar eso, y que su novia le haya dejado, pero siempre tratando de no sentirse culpable de nada, mientras el amigo atónito le escucha, le comprende y ve como se come casi toda la ración. Pero eso si, la última patata es un duelo a muerte, y el cuchillo más rápido sale victorioso...


Os dejo con De amor ni papa.

viernes, 2 de noviembre de 2018

Bohemian Rhapsody (2018)


Ayer por fin tuve la oportunidad de ver el biopic dirigido por Bryan Singer sobre la banda Queen, y titulado como una de sus afamadas canciones, Bohemian Rhapsody. Ni que decir tiene que hablamos de una banda de rock británica cuya historia es fundamental explicar para generaciones como las actuales, que han visto como la imagen de esta banda clave en la década de los 70 y con grandes momentos en los 80 ha sido algo cambiada o modificada, ya bien sea por musicales en teatros, cambios de cantante (después de la muerte de Mercury) que nadie entendía, etc...
Y este film cumple muy bien ese objetivo y además entretiene y mucho. Que Roger Taylor y Brian May hayan estado a cargo de la producción ejecutiva, hace que muchas cosas hayan sido cuidadas al detalle, y que sobre todo, la vida excesiva que llevaba Freddie Mercury fuera del escenario (y que afectó a la banda) haya sido tratada sutilmente y con suavidad, eso si, sin negar la homosexualidad de su protagonista.


El film se convierte de esta forma y por derecho propio, en una celebración de la música de la banda, y se centra mucho en un personaje, en su cantante, pianista y compositor Freddie Mercury, al que borda Rami Malek (recordemos que Sacha Baron Cohen abandonó el proyecto porque quería que fuera más adulto), pero de una manera muy inteligente ya que no imita al original, sino que se mimetiza con él y se convierte en él, tanto en sus movimientos, como en sus gestos (el lenguaje no verbal) que simple y llanamente borda. Freddie desafió estereotipos e hizo añicos tradiciones para convertirse en un showman único y de los más queridos del mundo. La explicación del origen de su familia (recordemos que Farrohk Bulsara, su auténtico nombre, nació en Zanzíbar, actual Tanzania) es muy importante y está muy bien explicada.



Ese meteórico ascenso al olimpo de la música está muy bien diseccionado, primero mostrando como se conocen, luego cuando deciden grabar el primer disco, las tensiones con el jefe de EMI, su revolucionario sonido, y luego la crisis de esa época en la que el estilo de vida de Mercury estaba fuera de control y afectó de manera tremenda al grupo, hasta la reunificación en el Live Aid de 1985. Muy interesante también es la aportación de Lucy Boynton en el papel de Mary Austin, su esposa (y que lo fue hasta el día de su muerte en 1991), y como ella se va dando cuenta del giro que va sufriendo hasta que admite su bisexualidad (aunque realmente pasado al otro lado, no volvió a la hetereosexualidad). La banda era como una familia, eso está muy bien explicado, y como en toda familia las trifulcas, peleas y reconciliaciones estaban a la orden del día. Ni que decir tiene, que todos los actores que interpretan a los miembros del grupo están excelentes (a parte de su caracterización brutal), Gwilym Lee como Brian May, Ben Hardy como Roger Taylor y Joseph Mazello como John Deacon.


Pero hay un acontecimiento que marca la película, y se ve desde el principio al adelantar en un flashback lo que se puede ver al final, es decir, el concierto del Live Aid de 1985. Antes Freddie arrepentido había pedido volver al grupo, y en ese evento es el regreso triunfal en un concierto que resultó mítico y cuya actuación es recordada siempre, porque Mercury lo dio todo y se nota, inolvidables esos alaridos que pusieron patas abajo el antiguo estadio de Wembley.
Antes de esa actuación la voz del grupo comentó su enfermedad al resto de la banda en los ensayos y no quería lloros, lo que perseguía era hacer música con sus compañeros hasta que dejara de existir. Os aseguro que ver en el cine esa actuación del Live Aid, esa rememoración, me hizo recordar la original que pude ver por televisión, y me emocioné otra vez (y lo dice un no fanático del grupo).


Os dejo con el tráiler del film.

miércoles, 31 de octubre de 2018

Sí quiero (2017)


Santiago Ledo Guijarro dirige este corto en el que una pareja formada por Ana (Emma Rowe Serrano) y Luis (Daniel Prada) están en una habitación de lujo de un hotel, mientras ella está en el jacuzzi y divaga sobre la mentira que es una boda, el dinero que pagan los invitados (algo que ella considera robar), que lo hacen para robarle a la familia, el fotógrafo, la ropa que se compran para ese día, etc., cosas todas ellas que tienen su sentido, mientras ellos consideran que robar al final es el camino...


Os dejo con Si quiero.

martes, 30 de octubre de 2018

Giro Argumental (2017)


José Palacios Galea dirige este corto en el que una mujer escritora interpretada por Elena Montes anda bastante bloqueada cuando busca un final sorprendente para el cuento que escribe. Ella piensa que ya no sorprende y que eso le hace no tener inventiva, pero su propia vida es un cúmulo de sorpresas y podría servirle de inspiración para salir de ese estancamiento. Es ahí cuando aparecen personajes con los que rematar la historia... a cual más variopinto...


Os dejo con Giro Argumental.

lunes, 29 de octubre de 2018

First Man (El Primer Hombre) (2018)


Damien Chazelle, director de Whiplash y La La Land cambia aquí el registro y se adentra en todo el proceso que se llevó a cabo en los años 60 para que los Estados Unidos llevaran una nave tripulada a la superficie lunar, comandados por Neil Armstrong, protagonizado por Ryan Gosling. La película, tratando como lo hace, un tema muy importante y delicado a la vez, tiene para mi dos fallos principales, primero la larga duración y luego la poca expresividad de Ryan Gosling en la interpretación de Neil Armstrong, incluso si se me apura carece de un ritmo decente.


La película está basada en una novela de James R. Hansen, que explora el sacrificio y el precio que representó, tanto para Neil Armstrong como para EEUU, una de las misiones más peligrosas de la historia. La misión de la NASA era llevar al primer hombre a la luna, cosa que consiguieron el 21 de julio de 1969, cuando Neil pisó a superficie lunar. En el film se narran todos los procesos previos, desde 1961 hasta 1969, hasta la salida del Apolo XI en dirección a la luna.
Sin embargo, la naturaleza reservada de Armstrong (muy influenciado por la muerte de su hija) hace que la película tenga momentos realmente lentos y sin chispa ni ritmo.


Claire Foy hace de la esposa de Neil, un papel realmente difícil y del que sale muy airosa por su esfuerzo, una mujer que sufre en silencio el hermetistmo de su marido, hasta que estalla. 
Todo el proceso previo para conseguir la preparación adecuada de la tripulación del Apollo XI, son demasiado largos y se comen muchos minutos de pantalla. Por otro lado el momento estelar debería ser cuando Neil y sus compañeros tocan la luna por primera vez, las míticas palabras del protagonista suenan sin transcendencia, nada del otro mundo.


En definitiva estamos ante una buena película, que trata un hecho histórico, pero cuyo fallo es la monotonía narrativa, que hace que no sigas el film con cierta atención. 
La situación de todos los pilotos que participaron en el proyecto es parecida, pero al centrarse en Ryan Gosling que está como inexpresivo, da a entender que sus problemas eran los del resto.
Técnicamente eso si, Chazele borda el film con recursos de buen director, como en los despegues de los pilotos en las cápsulas y ver como se vivía aquello.


Os dejo con el tráiler del film.

domingo, 28 de octubre de 2018

¿Banqueta o Taburete? (2018)


Sergio Milán dirige este corto, en el que se hace una encuesta mundial a muchas personas sobre una imagen, en la que se muestra un utensilio de madera y se pregunta si es una banqueta o un taburete. La verdad es que las respuestas están muy divididas, otra muestra más de que todo depende con el punto de vista con el que cada persona mira las cosas, pero también nos lleva a pensar en que la falta de imaginación lleva al conflicto. Los actores Daniel Méndez y Beatriz Melgares harán con ese artefacto de madera miles de cosas, que te harán parecer en cada momento que sirve para cualquier situación.


Os dejo con este interesante corto.

sábado, 27 de octubre de 2018

Matar (2018)



Javier Ballesteros dirige y es uno de los protagonistas de Matar junto a Víctor Nacarino, un corto bastante peculiar y que refleja algo que no es tan descabellado. Una conversación a la hora del almuerzo en la calle entre dos compañeros de trabajo y uno de ellos se muestra inquieto y dice al otro que tiene la necesidad de matar a alguien, evidentemente se trata de algo de lo más normal porque ellos así lo transmiten, simplemente le apetece y lo quiere hacer, aunque no queda claro si la conversación es toda una paranoia, una coña entera, o lo que es más temible... la pura realidad. En este último caso, siempre he dicho que hay gente muy tocada del ala por la vida, y en este corto se nos avisa de eso.


Os dejo con Matar.

viernes, 26 de octubre de 2018

Divorcio (2018)


Bárbara Santa-Cruz dirige este corto titulado Divorcio, en el que se nos cuenta una salida nocturna de cuatro personas, dos chicas, primas entre ellas, y el novio de una y un amigo. Uno de ellos decide entrar a un bar, pero es una noche de invierno que hace frío y el resto se quedan fuera esperando, pero es cuando ella se da cuenta de que en el bar hay un personaje con el que ya no está, del que se separó hace tiempo, y está angustiada porque le echa de menos y no lo ha superado. La confusión rodea a sus amigos, ya que piensan que es su ex-novio... pero no, no es una persona... es alguien que la huele...


Os dejo con el curioso corto.

lunes, 22 de octubre de 2018

Venom (2018)


El Universo Marvel tenía una deuda pendiente con Venom, el simbionte que nunca había sido llevado a la gran pantalla, después de muchos e inacabados intentos. Pero ahora mismo en la franquicia todo es posible, y esta versión ha salido con Ruben Fleischer como director, que prometió un film adulto y parece que la cosa ha quedado bastante suavizada y más enfocada a un público adolescente, además de los 40 minutos recortados. La película se convierte pues en un divertimento sin más, con un guión que no acaba de explotar, y un protagonista como Eddie Brock, encarnado por Tom Hardy, continuamente desquiciado.


Es a partir de cuando el simbionte posee a Eddie, donde todo se vuelve patas arriba e incluso Tom Hardy acabará bastante perdido desde entonces. Lo único que salva la película es la continua sucesión de momentos chanantes, que hacen que no te aburras.
Venom toma elementos que interesan de las aventuras originales de Marvel Comics, pero no el origen ni el propio comportamiento de los protagonistas de David Michelinie y Todd McFarlane.


El guión, sencillo como pocos, parte de una nave que se estrella en la tierra y de ahí sale un simbionte que tomará de huésped a Eddie Brock, un periodista venido a menos desde que intentara destapar las malas prácticas y asuntos turbios de de Life Foundation, comandada por el villano Carlton Drake, presidente de esa compañía y obsesionado con utilizar los simbiontes para sus planes retorcidos, en la mezcla de ellos con humanos. Su carácter despiadado le hará ser un villano muy malvado y perverso.


Pero para mi lo mejor de la película radica en la relación que se establece entra Eddie y el simbionte Venom, que va creciendo hasta hacerse amigos, sabiendo que teniéndole a él dentro es poco menos que invencible. Es ahí cuando se estrecha su relación ya que están obligados a colaborar, aunque a veces las historias llegan demasiado de sopetón, una estructura tan directa, que puede parecer brusca para los que esperan una película de superhéroes más elaborada y currada, pero su lado bueno es que mantiene un gran ritmo, primero para el thriller y el suspense y luego para la acción desenfrenada, con secuencias muy bien definidas por el director.


Por cierto, maravillosa la escena post-créditos, que como casi siempre, abre la puerta a una segunda parte.

Os dejo con el Tráiler de Venom.

domingo, 14 de octubre de 2018

Sexto Aniversario de My Kingdom for a film.


Hace ya 6 años, tal día como hoy, inauguré este blog en el que hablo sobre cine, películas, cortos, series, escenas míticas, escenas cómicas, estrenos de cine, bandas sonoras, noticias, etc...
Es cierto que cuando inicié esta aventura, con expectativas muy modestas, la cosa era complicada, pero con el paso del tiempo, el trabajo, los posts realizados y demás, la respuesta es bastante sentida.
Quiero dar las gracias a todos, a blogeros que son seguidores, comentaristas y lectores, a los no blogeros que también comentan y leen, a los blogeros que sólo leen, a los que sin ser blogeros se hicieron seguidores, a los que no son ni blogeros ni seguidores, pero se pasan a leer o comentar, a aquellos que sólo leen aunque no digan nada, e incluso a aquellos que sólo se pasan a criticar.


Hay gente que hace piruetas y celebra el acontecimiento incluso subidos en una moto en medio de un paisaje, todo vale en un día como hoy, un sexto aniversario lo merece.
Otro año  más y parece increíble, hablando de estrenos fulgurantes, noticias, películas, cortos, manteniendo mis viejas secciones de escenas cómicas y escenas míticas, y alguna nueva como las bandas sonoras míticas, en definitiva un trabajo constante del que estoy muy orgulloso y quería compartir con todos. Además sigue vivo mi viejo blog de música, aún más veterano.
Aún recuerdo el primer post hablando de la película Drive, que me impulsó de manera definitiva a hablar de cine a día de hoy, una de tantas películas que me dejó huella.


Para celebrar tan magno momento lo quiero hacer con una escena mítica de una película realmente cumbre de Stanley Kubrick, La Naranja Mecánica de 1971, un film que mucha gente ha visto, pero que no todos entendieron, o se fueron por la tangente en el significado que el el director realmente quería dar, nunca olvidemos que Kubrick medía todo al milímetro, nada estaba al azar. Recordar que la película era una adaptación de la novela de Anthony Burgess de 1962. 
En la escena final de la película hay un impresionante número sarcástico, dentro de un film con una de las mejores críticas sociales de la historia del cine. En esa conversación final entre el Ministro del Interior (Anthony Sharp) y Alex (Malcom McDowell), explica esa colaboración en el experimento sobre la técnica Ludovico y como ha sido un conejillo de indias perfecto, todo ello con el final del 4º Movimiento de la 9ª Sinfonía de Ludwig Van Beethoven, tan querido por Alex y poner en los crédito finales el Singing in the rain de Gene Kelly.


viernes, 12 de octubre de 2018

La sombra de la ley (2018)


Pocas veces se hace en el cine español una película de cine negro de gánsteres y menos aún de gánsteres de aquí, siempre ha parecido que el asunto de Al Capone y parecidos era una cuestión exclusivamente americana y como si esa patente fuera única. Dani de la Torre ha dado el paso, y lo ha hecho de manera firme, segura y con calidad. Vi su anterior film El Desconocido (2015), interesante thriller, que aquí mejora de manera meridiana. Es una película con un despliegue mayor, eso se nota rápido, pero en ese siempre arriesgado paso han de tenerse las cosas claras y muy definido el objetivo y este director parece tenerlo. Lo más impactante de todo, es que lo que se describe en este film no dista mucho de la situación actual.


En la España de los años 20, había una crisis profunda, que vino ocasionada por la nefasta guerra con Marruecos. Aquí se nos cuenta esa época en Barcelona, justo los tiempos antes del golpe de estado de Primero de Rivera en 1923. En esos años complicados los trabajadores estaban descontentos ante unas condiciones laborales lamentables y unos patrones al servicio de la mafia, la lucha de las mujeres por el sufragio universal, mientras el aumento del crimen organizado era imparable. En medio de toda esa situación de polvorín total, un inspector de policía llegado de Madrid, Aníbal Uriarte al que apodarán "El Vasco", con el fin de aclarar el asalto de un tren militar donde se han robado armas al ejército, siendo los anarquistas los señalados en primera instancia. Todo esto le llevará a los bajos fondos de la ciudad, clubs de jazz y baile, etc., de aquella ciudad donde mafiosos, policías corruptos y demás gentecilla dominaban la escena. 


La investigación de Aníbal se abrirá paso en varios frentes, primero con los negocios sucios y chantajes de sus propios compañeros, los más turbios todavía del Barón (interpretado de manera brutal por Mano Solo), un tipo propietario de un cabaret que tiene buenos contactos en las alturas y todo ello mezclado con el despertar del movimiento anarquista que tiene dos ramas, la pacífica y la violenta, siendo esta última facción la más sospechosa del robo de las armas. A destacar la impresionante recreación de la Barcelona de aquellos años, con detalles como la Sagrada Familia a medio construir (menudo ambiente le rodeaba), la actuaciones del cabaret, la cuidada escenografía del barrio anarquista, y esa descripción brutal de la policía corrupta de la época en la que el personaje que borda Ernesto Alterio, "El Tísico", es un ejemplo brutal.


Pero hablamos de una película violenta, muy violenta, con escenas impactantes que es donde realmente el film tiene ritmo y es vibrante. Las cargas policiales ante mujeres que se manifiestan pacíficamente, los atentados con bombas (hay una escena en concreto rodada de lujo), esa incursión en el cine digamos... X, que interesaba mucho a la clase alta de la ciudad, y esos travelings dentro del cabaret que van mesa por mesa, dejan claro que Dani de La Torre ha hecho un gran trabajo, con los pequeños aspectos siempre mejorables que no empañan en absoluto una gran película.
A destacar en el plano actoral, además de los ya citados, a Paco Tous como Salvador Ortiz, líder del sector pacífico de los anarquistas, a Michelle Jener que interpreta a Sara, su hija, y una luchadora incansable, Jaime Lorente como León (del sector anarquista violento), Pep Tosar como El Comisario Verdaguer, además de la corta pero importantísima aparición de Fernando Cayo como ministro del gobierno. La colaboración de Ainoha Arteta en la banda sonora es la guinda del pastel (me recordaba a Once Upon a time in America de Ennio Morricone).


En definitiva un muy interesante film sobre una época poco tratada y un género aún menos investigado y que necesita trabajos de esta calidad.

Gracias a Itziar Vélez por la invitación a la premier.


Os dejo con el tráiler del film.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Jubilación Anticipada (2018)


Alberto Rodríguez de la Fuente dirige este gran corto, en el que nos cuenta la historia de Servando, interpretado por Manuel Pizarro, que es un tipo de 61 años que después de toda la vida trabajando, se prejubila con esa edad. Es el momento que todo jubilado espera, tener tiempo libre y disfrutar de su jubilación que se ganó trabajando. En su casa se presenta Julia Barreda (Sandra Aygalas), del grupo de certificadores de la Seguridad Social, que viene a realizarle un cuestionario obligatorio para todos aquellos que se jubilan de manera anticipada.
La mujer parece algo enigmática y muy enfocada en su trabajo, le hace preguntas a Servando, todas con lógica, hasta que le hace firmar un papel en el que considera que como le quedan muchos años de vida, es un hombre que sobra en la sociedad... ahí todo cambiará. 
Con la jubilación no se juega...


Os dejo con este gran corto con referentes como Blade Runner...

domingo, 30 de septiembre de 2018

Mad-Bcn (2018)


María Moral dirige y protagoniza este corto en el que cuenta la historia de una pareja que tiene una relación a distancia. Ella, Cristina, está en Madrid y quiere dar una sorpresa a Carles que está en Barcelona, para lo que se embarca en el AVE con dirección a la Ciudad Condal. Por el camino ella le escribe, sin llegar a desvelarle la sorpresa de su visita inminente. Ella le habla de un sueño que ha tenido que le iba a recibir a la estación, es entonces cuando Carles tarda en contestar y cuando lo hace es para decirle que tiene dudas... y la típica frase "tenemos que hablar" anunciadora de crisis...


Os dejo con este corto con el que seguro que alguien recuerda alguna situación similar.

sábado, 29 de septiembre de 2018

El Reino (2018)


Rodrigo Sorogoyen dirige y co-guioniza junto a Isabel Peña la película El Reino. Ya en su anterior trabajo "Que Dios nos perdone" (2016) me dejó buenas sensaciones. Pero aquí va más allá y asalta un tema que en los últimos años está en todos los telediarios de todas las televisiones a todas horas, la corrupción.
Manuel López Vidal (Antonio de La Torre) es un influyente vicesecretario autonómico, con carisma y querido en el partido (no se especifica cual en toda la película) en el que milita, y donde le espera una carrera fulgurante que tiene trazas de llegar a lo más alto. en la política nacional. Es el típico tipo al que todo el mundo adora (mientras él es intocable), el rey de la fiesta, amigo de sus amigos y también un duro en el trabajo, al que no le tiembla el pulso para tomar decisiones drásticas. Su vida va de comilona en comilona, reuniones y vida social desahogada.


Pero hay un momento en que empieza a observar como ese Imperio que ha construido se desmorona, a partir de unas filtraciones que le implican en una trama de corrupción junto a Paco Castillo (Nacho Fresneda), a quien detienen en primer lugar. Es ahí cuando los medios de comunicación empiezan a hacerse eco de las dimensiones del escándalo y a sacar todos los días algo nuevo, hasta llegar a la implicación del propio Manuel. Cuando todo eso sucede el partido cierra filas y solo Paco sale indemne, sin embargo Manu cae en el pozo siendo expulsado, señalado por la opinión pública y traicionado por los que antes eran sus amigos en los tiempos de vino y rosas.


El partido ha decidido que Manuel cargue con toda la responsabilidad, pero él no se resigna a caer solo y pretende tirar de la manta, al principio con el apoyo de su mujer y su hija, y finalmente él mismo. Pero lo que quiere dejar clara la película, es que la maquinaria de la corrupción está perfectamente engrasada hace años y que afecta a todos los partidos que gobiernan o han gobernado, lo que se convierte en un sistema en el que los reyes pueden caer, pero el reino se mantiene.
La película tiene un desarrollo magnífico con unos actores en estado de gracia como Antonio de la Torre, Bárbara Lennie, Nacho Fresneda, Luis Zahera o el veterano Josep María Pou, pero para mi le falla el final, siendo demasiado evidente. Todo está bien medido, incluso el humor que lo hay, pero ese final abrupto me dejó desangelado, a veces no se sabe terminar los trabajos.


Os dejo con el traíler de El Reino.

viernes, 28 de septiembre de 2018

Desconexión (2018)


Diego Alarcos Arnaez dirige este corto llamado Desconexión que nos cuenta una historia que hoy en día pasa mucho, la de dos personas que se chocan en una esquina porque ambas van mirando el móvil, y en el choque a uno se le cae, en este caso a ella, interpretada por Laura Gutiérrez, mientras que al chico le da vida Rodrigo Bonilla. En la primer reacción él le pide perdón a ella, incluso se ofrece a pagarle la reparación, cosa a la que ella se niega, pero si acepta un café, será el inicio de una relación. Al final se nos muestra el caso contrario, si él no le hubiera pedido disculpas y cada uno hubiera seguido por su lado... la clave está en levantar la mirada.


Os dejo con este interesante corto.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Mi novio se cree Calamaro (2017)



Javier Gomis dirige este curioso corto en el que una chica (Lisa Wantz) graba un vídeo en el que ella habla y explica la conversión que ha sufrido su novio Javier (interpretado por el propio director) que le ha dado por cantar como el artista Andrés Calamaro a todas horas, pero no sólo eso, sino que se viste como él y no interacciona con su chica, llegando a tal punto su fanatismo que se ha convertido en otra persona. Ella está a punto de estallar y dejar la relación, pero decide darle una segunda oportunidad, entonces algo cambiará...


Os dejo con este muy divertido corto.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Todos lo saben (2018)


Asghar Farhadi, el director iraní, ha contado con un elenco bastante espectacular para este film llamado Todos lo saben, un intendo thriller de tintes dramáticos que alcanza momentos incluso de culebrón de telenovela y cuya relación entre los personajes, es la gran apuesta de la película que ofrecen escenas vibrantes y de gran nivel de actuación.
Nos cuenta la historia de una familia que se reune para una boda que se va a celebrar en un pueblo, lugar de origen de la mayoría de ellos (no se dice en ningún momento el sitio concreto). En esta primera parte el film es bastante previsible y de aire costumbrista, pero eso si, da a conocer a los personajes y los lazos que hay entre ellos.


Laura (Penélope Cruz) es la que viene de más lejos, desde Argentina concretamente, ya que la boda es la de su hermana, pero viene sin su marido Alejandro (Ricardo Darín). Allí se encuentra con los novios, y su familia, además de con Paco (Javier Bardem) que fuera gran amor de su juventud en el pueblo. Pero todo lo que conlleva una boda, con su celebración y festejos quedará trastocado por unos acontecimientos imprevistos que sacudirán y de qué manera la vida de los implicados.


El asunto central que cambia todo será el secuestro de la hija mayor de Laura durante la boda, eso hará que empiecen a salir a la luz antiguas historias que no quedaron zanjadas en el pasado y que a la hora de afrontar la angustiosa situación, se irán convirtiendo en claves para poder conseguir rescatar a la niña. Impresionante el cambio de registro de Penélope y de las mejores actuaciones que le he visto, también Bardem está sobradamente genial en un papel nada sencillo, junto a Bea (Bárbara Lennie) y fundamental en el desarrollo de la historia, además de un, como siempre brutal, Ricardo Darín junto con Eduard Fernández y esos veteranos y grandes actores como son Ramón Barea y Elvira Mínguez.



Pero a este film le veo varias objeciones, primero se ve venir el primer cambio rápido, la boda es la típica que ve todo muy bien y se nota que algo se va a estropear. El ambiente del pueblo en bares y demás es crispado y la familia protagonista no es precisamente querida, lo que da muchas pistas. Y una última cuestión, es que es una historia en el fondo clásica de rencillas entre familias que suele acabar a tiros y eso aquí no sucede, además de tener un final bajo mi punto de vista sorprendente.


Os dejo con el tráiler de esta interesante película.