jueves, 31 de marzo de 2016

The Gift (2015)

Cartel del film

Fue revisar mis entradas y ver que en cuatro películas estaba Joel Edgerton como actor, a saber, Zero Dark Thirty (2012), El Gran Gatsby (2013), Exódus: Dioses y reyes (2014) y Black Mass (2015), y por si fuera poco era el tío de Luke Skywalker en las precuelas de Star Wars. Ahora se pone en la silla de director con El Regalo, película que escribe e interpreta, y que la verdad ha sido una sorpresa agradable. Al principio me dio la impresión de que era un film de estos que acaban siendo carne de sábado a las 4 de la tarde, pero a medida que avanza la trama y su giro inesperado final, acaba convirtiéndose en posible película de las 10 de la noche en prime time.


La historia que nos cuenta la cinta es acerca de una pareja, Simon (Jason Bateman) y Robyn (Rebecca Hall) que son un matrimonio que se muda a un tranquilo suburbio de Los Ángeles, California, para comenzar una nueva vida, donde él entra en un puesto importante de una empresa y ella trabaja como freelance desde casa. Todo empieza a complicarse cuando aparece Gordo (Joel Edgerton), un antiguo compañero de instituto de Simon y cuyo comportamiento es bastante extraño dejando regalos desde el principio y visitando a la pareja muy a menudo. Poco a poco resurgen asuntos sin solucionar o pendientes de ese pasado que ambos comparten, lo que hará sacar a la luz las verdaderas personalidades de ambos.


Al final nos encontramos ante un thriller psicológico, en cuya primera parte tiene rasgos de films donde se lidian con invasiones a la intimidad de un matrimonio y su vida, pero conforme avanza la trama sus personajes se ven llevados a desconfiar unos de otros y a hurgar más de lo que en principio se creía, en sus pasados incómodos, mientras que el espectador es puesto en un juego mental en el que nunca sabes que va a pasar, y esa tensión mantenida a lo largo de la cinta le convierte en una de sus mayores virtudes.
Por si fuera poco, tiene un par de escenas que dan más miedo que muchas películas del género exclusivo de terror, y eso, desde luego, es atribuible a la buena dirección.


El tema de fondo y profundo es el bullying, pero tiene la gran virtud de que cuando Joel introduce el asunto no te da favoritismo por ninguno de los personajes. La cuestión está en que todas las acciones son cuestionables y hace que tu pensamiento sobre el trío principal de personajes vaya variando, y deja muy claro las brutales consecuencias del acoso escolar, que en muchos casos son para toda la vida.
Joel Edgerton borda el personaje del humillado en su día y que ahora resurge para tomarse su venganza, mientras una Rebecca Hall espléndida hace de mujer atormentada por la pérdida de un hijo y por la situación que va descubriendo, en la que hace que sepa con qué tipo de persona vive. Jason Bateman genial en el papel más difícil, el del triunfador de oscuro pasado, que verá como sus planes se van al traste y que tendrá que lidiar con un giro final inesperado para él y para el público. 


Buena película, donde nadie es lo que parece ser, incluso cuando ya ha acabado y que te deja pensando y con dudas.

Os dejo con el tráiler del film.


lunes, 28 de marzo de 2016

Escenas míticas del cine (XXXVIII)


Estos días hemos vivido la Semana Santa y es un clásico que pongan siempre las mismas películas en los canales de televisión, Quo Vadis, Espartaco, Barrabás, etc., y Ben-Hur, por la que tengo especial devoción, una película de 1959 dirigida por William Wyler y que fuera galardonada en su día con 11 Oscars nada menos.
Se trata de una obra maestra del cine, sin ningún lugar a la duda. Charlton Heston interpreta a Judá Ben-Hur, hijo de una familia noble de Jerusalem que es amigo de Mesala (Stephen Boyd), un tribuno romano que dirige los ejércitos de ocupación en la época de Augusto y Tiberio y a los que un accidente involuntario convierte en enemigos. Ben-Hur es acusado de atentar contra la vida del nuevo gobernador romano y él y su familia son detenidos por orden de Mesala. Judá es mandado a galeras a remar para cumplir su condena, y un hombre llamado Jesús de Nazaret se apiada de él y le da de beber, cuando el romano de turno le quitaba el agua.
En una escena memorable (de las muchas que tiene) cuando Judá ha vuelto ve a Jesús con la cruz arrastrándose, sufriendo latigazos y consigue llevarle un cazo de agua cuando está tirado en el suelo, que los romanos volcarán al suelo de una patada.
Este año sale un remake de esta película, me parece un error.


Os dejo con la mítica escena.

domingo, 27 de marzo de 2016

Kingsman. The Secret Service (2014)

Cartel del film

Uno de los films que no pude ver en su día el año pasado, aunque es de 2014 pero se estrenó aquí en 2015, fue Kingsman: Servicio Secreto, y de haberla visto en su momento habría estado en mi lista de mejores películas. Matthew Vaughn dirige con maestría un film que divierte, entretiene, tiene mucha acción (muy violenta en muchos casos) y que contiene escenas que pasan a formar parte de mi top particular, de esas que se te quedan marcadas a fuego por su impacto. Y muy importante, tiene humor y flema británica. Una de las grandes virtudes de este film y en concreto de su director, es que consigue un equilibrio y tono perfectos en cada momento que afortunadamente se aleja del pasatiempo banal, para convertirse en un peliculón de tomo y lomo.


Además Vaughn maneja con maestría los giros del guión, que él mismo ha escrito junto a su colaboradora habitual Jane Goldman, inspirándose libremente en el cómic de Mark Millar y Dave Gibons. Si cruzáramos a James Bond por un lado, con Ford Forlaine por otro, el resultado sería algo muy parecido a Kingsman, una agencia inglesa de agentes secretos. 
Un veterano agente secreto inglés llamado Harry Hart (Colin Firth) y cuando hablo de inglés es en la auténtica expresión de la palabra, un gentleman inglés total, debe entrenar a un joven que es un diamante en bruto que hay que pulir "Eggsy" (Taron Egerton), pero que promete convertirse en un competitivo agente gracias a un ultra-programa de entrenamiento, a la vez que luchan juntos contra la amenaza global que representa un genio retorcido, Valentine, interpretado por el siempre extraordinario Samuel L. Jackson.



Ya desde la primera escena me gusta el film, con ese arranque con la cámara acercándose a un edificio que está siendo atacado y explota todo a su alrededor (con Money for nothing de Dire Straits de fondo) hasta ese plano final (al ritmo del Slave to love de Bryan Ferry), es un divertimento absoluto, que denota que el primero que se lo ha pasado bien es el director, lo que hace que también lo hagan los espectadores, supongo que ser el marido de Claudia Schiffer debe hacerte un tipo feliz. Y otro detalle que me encanta es la combinación del lenguaje formal con el macarra sin que chirríe, algo muy de agradecer, ya que lo hace muy llevadero.
En el debe, la excesiva violencia (la escena de la iglesia es un exceso, pero perfecta), aunque a Tarantino seguro que le encantó.


El reparto actoral es de diez, ya que el villano encarnado por Samuel L. Jackson es puro espectáculo, desde su caracterización con ese rollo rapero, con gorra amplia de lado, su habla con ese extraño seseo y sus excesos en determinados momentos, le hacen ser uno de los grandes protagonistas. Colin Firth, acostumbrado a papeles refinados (recordemos su impresionante interpretación en el Discurso del Rey), aquí es capaz de ser elegante, repartir mamporros como pocas veces he visto y puntualizar frases sin despeinarse, muchas de esas frases son míticas. Taron Egerton va creciendo a medida que avanza el film, y ante tanta estrella no es una cosa fácil, pero este chico llegará lejos, sin duda. En cuanto a los secundarios de lujo, Mark Strong sigue valiendo para un roto y un descosido, y el veterano Michael Caine está como siempre sublime, un camaleón de la pantalla.


Pero aquí no acaba la cosa, Mark Hamill, si si, Luke Skywalker de Star Wars, aparece aquí bastante gordito en la primera media hora de la película, haciendo el papel de el profesor Arnold que acaba bastante mal. Y el elenco femenino es de armas tomar, por un lado el descubrimiento personal de Sofia Boutella en el papel de Gazelle, fiel escudera de Valentine con esos cuchillos mortales que tiene por piernas, y por otro lado Sophie Cookson en el papel de Roxy, que consigue su puesto dentro de Kingsman como Lancelot.


En definitiva una película que partiendo del cómic, renueva el tema de los espías y agentes secretos con un enfoque muy especial y sobre todo tiene ritmo continuo, algo que es muy de agradecer en films de este calibre.

Os dejo con el tráiler del film.


viernes, 25 de marzo de 2016

Batman v. Superman: Dawn of Justice (2016)

Cartel del film

Ayer acudí al estreno de Batman vs Superman, El amanecer de la justicia, no sin dudas, y habiendo escuchado críticas no del todo positivas sobre la misma. Hablamos, como no, de uno de los estrenos más esperados de este 2016, como ya anuncié aquí a finales de 2015. Y suele pasar, que cuando vas con temores y muchas dudas, luego el visionado supera con creces la idea que tu te habías hecho a tenor de lo leído, dicho y comentado. Estamos ante una gran película, con grandes momentos y muy bien hecha, ya que su director Zack Snyder desarrolla los conflictos interiores de los dos protagonistas principales, proclamando el manejo de personalidades de los mismos y profundizando en los arquetipos de esa dualidad principal que son el hombre murciélago por un lado y el hombre de acero por otro, ambos sustentadores del universo DC Cómics.


Hablamos de una película por momentos sublime, que técnicamente me parece un portento, en la que la fotografía es impresionante, dibujando casi un lienzo en cada plano, además de tener una cuidadísima iluminación. Empieza el film con el origen de Batman, cuando Bruce Wayne de niño pierde a sus padres matados en un callejón y él en su entierro huye y cae en un hueco lleno de murciélagos, menuda pasada de escena. Una banda sonora de Hans Zimmer y Junkie XL incrustada de manera brillante, fusionada con imágenes casi mudas, donde un niño que se queda huérfano y lo pierde todo, se convierte en Batman. Me parece empezar en todo lo alto, utilizando el recurso del flashback en su justa medida. A partir de ahí asistimos a la batalla de Metrópolis (el final de "El hombre de acero") pero desde la perspectiva de Bruce Wayne, y el origen del miedo de Batman hacia ese alienígena de poder divino caído del cielo, interpretado de nuevo por Henry Cavill.


Con un Ben Affleck (Batfleck para los amigos) espectacular, mucho mejor de lo que imaginaba, la carga emocional sube y se producen ciertos paralelismos con los atentados del 11-S de las Torres Gemelas, con la caída de edificios y Bruce intentando salvar a personas en peligro. Todo esto hace de esta primera parte del film sea algo cercano, muy real y con tintes dramáticos.
Pero a partir de aquí, asistimos al nacimiento de un personaje que tendrá bastante protagonismo, que es Wonder Woman (con una genial Gal Gadot) y que se unirá a los dos superhéroes en su lucha contra el mal. Pero la confrontación real de los dos pesos pesados es casi lo menos importante, ya que la fuerza está en dejar claro el esfuerzo por salvar el mundo, para que  no se desencadene más desastre y destrucción. Es ahí donde lucharán contra Lex Luthor, el villano, encarnado por Jesse Eisenberg, que sinceramente me deja a medias, ya que lo hace bien, pero le sobran demasiados aspavientos, no me acaba de convencer, demasiado histriónico, y claro, echo de menos al Joker.


En cuanto a los personajes secundarios, Amy Adams como Lois Lane vuelve a estar a un gran nivel, y la gran alegría la da un increíble Jeremy Irons en su papel de Alfred, con guiños cómicos y frases geniales. Eso si, el resto de secundarios casi no destacan, Laurence Fishburne (que sigue ensanchándose), Holly Hunter (algo fría como la senadora Finch) o Scott McNairy en el papel del tullido Wallace. Diane Lane cumple a la perfección en su papel de Martha, madre de Clark Kent, nombre igual al de la madre de Wayne.
Sinceramente Affleck se ha esforzado y consigue una enorme actuación, Cavill vuelve a estar muy bien y hay escenas de un gran valor, como la de la persecución al tráiler con el batmóvil o la de la salvación por Batman de la madre de Superman, gloriosas ambas.


Snyder, como director, vuelve a rodar como sabe, es decir, enfatiza lo que intuye que funcionará y va desviando detalles nimios que no interesan, con un criterio bastante acertado. Hay un par de momentos de giro inesperado, que sorprenden al espectador, y todo desemboca en una épica batalla, como no podía ser menos, superheróica y de corte magno y sideral.
La historia es oscura, dramática, incluso apocalíptica por momentos, pero es ahí donde Zack cuida los detalles y hace de cada escena una viñeta, muy especial. Se nota que este hombre, se he metido los cómics de ambos superhéroes hasta el tuétano y se agradece.


Os dejo con el tráiler oficial del film.

lunes, 21 de marzo de 2016

Black Rain (1989)

Cartel del film

A finales de los años 80 y después de una década donde se busca la máxima recaudación satisfaciendo al gran público (los jóvenes de la época, pero también a los maduros), primando los efectos especiales, tramas efectistas y una puesta en escena por lo general artificiosa que bebía del mundo de la publicidad y el videoclip, sale este film de 1989. Y hasta ahí fue a parar un director como Ridley Scott cuyas obras maestras del cine de ciencia ficción, tanto Alien (1979) como Blade Runner (1982) le daban para vivir muy desahogado. En este caso, el film debía dirigirlo Paul Verhoeven, pero Scott tuvo que hacerse con las riendas y un elenco de actores de primer nivel, y donde el recién oscarizado Michael Douglas (por Wall Street) y un pujante Andy García, compartían protagonismo. Se nota su mano en la atmósfera opresiva y decadente, muy bien hecha.

  Charlie (Andy García) & Nick (Michael Douglas) 

Anoche tuve la oportunidad de volver a verla, y de constatar que sigue pasando muy bien el tiempo por ella. Nick Conklin (Michael Douglas) y Charlie Vincent (Andy García) son dos policías de Nueva York a los que asignan la misión de escoltar a un peligroso asesino Yakuza hasta Japón (Sato, interpretado por Yusaku Matsuda), que al llegar al aeropuerto de Osaka se escapa. En la búsqueda para atraparlo, van a verse metidos en los bajos fondos de la ciudad e involucrados en una encarnizada guerra entre bandas rivales de la mafia japonesa. Pero allí contarán con la ayuda del Subinspector de la preceptura de policía de Osaka, Masahiro Matsumoto (que interpreta Ken Takakura). Esa lucha de grupos mafiosos, tiene como causa unas planchas para la falsificación de dólares.

Sato (Yusaku Matsuda)

Todo esto les obliga a introducirse más y más en los círculos de la mafia local. En el sitio y lugar más inesperados y tras una noche de fiesta en la que Andy García se marca en un karaoke un tema de Ray Charles (What'd I say) acompañado de Masahiro, el policía neoyorkino "Charlie Vincent" muere asesinado a manos de Sato y su banda de motoristas.
Es entonces cuando Nick, se da cuenta de que deberá usar los mismos métodos que los criminales japoneses si quiere honrar a su compañero. En el camino se cruzará con una mujer, Joyce (Kate Capshaw), que guarda ciertos paralelismos con la forma de ver la vida de Nick, aportando una visión turbia y melancólica de los clubs de los bajos fondos japoneses, pero que echará un importante cable a Nick cuando se queda solo.

Joyce (Kate Capshaw) & Nick (Michael Douglas)

Como anécdota, decir que Yusaku Matsuda que hace el papel del villano Sato (que descartó Jackie Chan) tenía cáncer de vejiga y sabía que iría a peor durante el rodaje, pero eligió participar manifestando "Así, voy a vivir para siempre" (menudo epitafio). Ridley Scott al parecer no tenía conocimiento de la enfermedad del actor, que falleció a 7 semanas del estreno. Michael Douglas está excelente, en ese papel de policía no del todo honesto (con un atiguo caso corrupto a sus espaldas) pero muy bueno en su trabajo, Andy García borda el papel de policía ejemplar y algo ingenuo, mientras Ken Takakura está excelente como policía japonés, que debe saltarse sus estrictas normas para ayudar a sus amigos americanos.

Masuhiro (Ken Takakura)

Me encanta la atmósfera opresiva de las calles de Osaka, perfectamente detallada, muy bien llevada la amistad de los dos policías, esa dualidad entre la cultura colectiva japonesa y sus códigos de honor y la individualista occidental, la organización yakuza, el psicótico mafioso que busca escalar posiciones dentro de los Oyabun, etc., así resulta muy interesante desde el punto de vista social y de mentalidades. Se nos presenta a un Japón desarrollado, activo teconológicamente hablando y vivo, pero controlado por el poder de la mafia japonesa que viene de largo, personificada en los Yakuza...



Os dejo con la escena final, cuando Nick y Masahiro se dan un regalo cada uno al otro, alguno muy especial.


miércoles, 16 de marzo de 2016

Janis: Little Girl Blue (2015)

Cartel del film

Amy Berg dirige este documental biográfico sobre Janis Joplin, el primero que se hace sobre la figura de la mítica cantante de blues, que falleció a los 27 años el 4 de Octubre de 1970. Hablamos de una de las más poderosas voces y personalidades de la historia de la música, con las que arrasaba en sus actuaciones en directo y cuya vida tanto personal como musical, es desgranada de una manera bastante amplia en esta cinta.
En este caso Amy Berg, la directora, ha querido que sea la propia Janis la que nos cuente su vida, por medio de la voz de Cat Power, a través de una serie de cartas que Joplin iba escribiendo a sus padres durante años (muchas de las cuales se hacen públicas por primera vez). El film también incluye testimonios de la propia cantante en entrevistas de la época, de amigos, de músicos que la conocieron y familiares. Por si fuera poco, hay grabaciones inéditas de audio y vídeo, tanto en concierto como en estudio (incluídas discusiones entre los músicos y ella, rodadas por el cineasta legendario D.A. Pennebaker).


Nacida en Porth Arthur, Texas, hija de Seth (que trabajaba en una refinería) y Dorothy (que destacó cantando en el instituto) sus padres querían que Janis fuera maestra, un clásico en aquella época. Ella era la hermana mayor de tres, Michael y Laura eran sus hermanos pequeños. De familia religiosa, sintieron que Janis necesitaba más atención que el resto, ya que la notaban infeliz y sufría en el instituto porque se cebaban con ella en las bromas (llegó a ser elegida "el hombre más feo del instituto"). En esa adolescencia se hizo amiga de un grupo de marginados, gracias a los que tuvo acceso a discos de artistas de blues afroamericanos como Bessie Smith, Ma Rainey o Lead Belly, muy influyentes en ella. En palabras de la propia protagonista "Empecé a cantar con 17 años y se me daba bien. Fue una sorpresa".
En 1963 se traslada a San Francisco y estando allí conoció a músicos con los que luego se reencontraría como su amante Ron "Pigpen" McKernan (posterior miembro de The Grateful Dead) o Jorma Kaukonen, futuro guitarrista de Jefferson Airplane. También está muy bien reflejado como a Janis le encantaba el soul y tanto Aretha Franklin como Otis Redding, sobre todo Otis al que adoraba, modularon su manera de cantar.


Todos estos documentos se ven reflejados en las actuaciones en festivales de la época, tanto con su primera formación Big Brother and The Holding Company, como con Kozmic Blues Band y la última Full Tilt Boogie Band, en Monterrey, Woodstock (donde iba bastante puesta y es reconocido por ella como una de sus peores actuaciones), Festival Express, etc...
Pero el documental es de un gran nivel, donde descubrimos a la auténtica Janis, una joven vulnerable tras su apariencia dura, y que sólo era feliz sobre los escenarios, donde encabezó una evidente revolución musical. El problema venía después, al bajarse del escenario, cuando se sentía sola y acudía a las drogas y la bebida. Sin duda estamos ante una película fascinante cuya única pega, por decir algo, es que se le puede achacar ser muy académica y no sorprenda en exceso, excepto por algunas de las declaraciones de tipos que fueron pareja de ella (que se las podían haber ahorrado), pero contiene declaraciones y opiniones de varios y varias cantantes muy importantes de la historia.
Aunque buscara refugio en el sexo y las drogas, Janis buscó el amor toda su vida, que le rescatase de sus complejos e inseguridades, a su manera. De hecho su mayor amor, al que conoció en un viaje a Brasil, Dave Niehaus, habla en el documental y de la última carta que le escribió deseando volver a verla, pero que llegó un día después de su muerte.


Aun así, hay un aspecto en el que se hace especial hincapié en el documental y que me parece muy interesante, ya que Janis, queriendo o sin querer, rompió muchas barreras para las mujeres, al ser la primera estrella femenina del rock. Pero por otro lado, se trataba de una persona dicharachera y alegre que se propuso triunfar a toda costa y lo consiguió, a pesar de que representaba "el colector de nuestro dolor común, con su voz rota, expresiva, con la que nuestro sufrimiento es reconocido y desnudado" como dice la propia directora.
Hablamos de una joven consciente de su talento, decidida a aprovecharlo, pero sin embargo demasiado débil o sola como para aguantar el peso de la fama y la vida. Pero ese dolor, le dotó a su voz de un tono desgarrado y especial, por el que siempre será recordada.



Os dejo con el tráiler en versión original del documental.

martes, 15 de marzo de 2016

Mejores escenas cómicas del cine (XXXVI)


La vida de Brian de los Monty Python es sin lugar a dudas una de mis películas favoritas de la que ya hablé aquí en su día largo y tendido. Un film que tuvo unos comienzos difíciles, ya que su controvertido guión provocó que EMI renunciara a producirla y por tanto financiarla días antes de comenzar el rodaje, y fue George Harrison, el Beatle y amigo personal de los Python, quien puso el parné. George dijo que lo hacía porque le apetecía ver el film, y desde luego recuperó con creces su inversión.
Recordemos que Brian es hijo de una feminista judía y un soldado romano. A pesar de ello, desarrolla un profundo odio hacia los romanos y dedica su vida a la lucha por la independencia de su pueblo. Involucrado en el Frente Popular de Judea, pronto comienzan sus problemas con los opresores, y también, con otros grupos independentistas que prefieren pelear entre sí, antes que oponerse al invasor... como en tantos casos (la actualidad me resuena en la cabeza). Pero el infortunio de Brian le hace acabar crucificado como Jesús, llevando así una vida paralela.
En una mítica escena cómica, Brian (Graham Chapman) es llevado ante el prefecto de Judea, Poncio Pilatos (Michael Palin), y al ser preguntado dice el nombre de su padre, centurión romano, "Traviesus Máximus" y en la conversación mientras discuten entre el legionario (John Cleese) y Poncio y ven si es nombre real o inventado, sale el de Pijus Magníficus como otro, a lo que un soldado no puede remprimir sus risas y es condenado a luchar como gladiador.


Os dejo con esta chanante escena.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Cariño, me he follado a Bunbury (2016)


De todos los cortos presentados a Notodo Filmfest este año, sin duda el realizado por Teresa Bellón y César F. Calvillo y que lleva por título Cariño, me he follado a Bunbury, merece una atención especial por mi parte.
César, interpretado por José Troncoso es fanático de Bunbury, y un día su pareja Alicia (Cristina Soria) le trae un disco firmado en persona por el artista. Él pregunta como lo ha conseguido, y ella dice que le ha conocido en un sitio de uñas, que han hablado y han acabado en su casa... una historia con un final que ya os imagináis... En fin, lo curioso es la reacción de César, cuando menos chanante.


Os dejo con el corto, con el que me he reído y bastante. 

miércoles, 2 de marzo de 2016

Room (2015)

Cartel del film

Ayer pude ver por fin La Habitación, película irlandesa de 2015 dirigida por Lenny Abrahamson. Primero y ante todo, he de decir que es un film que me ha cautivado de una manera espectacular, y ando todavía muy impactado. Se trata de una película muy poderosa por las emociones que desprende y a la vez te engancha y cautiva. Aquí, se explora la psicología de los personajes en una situación límite, con muchísimo cuidado, teniendo la clase y el talento para no caer en lo ridículo ni pretencioso. Estamos ante una historia impecablemente actuada, que hace aflorar en el público toda clase de reacciones, muchas de ellas muy fuertes.
La película está basada en la novela de Emma Donoghue, y esta misma escritora ha hecho el guión, quizás algo que ha sido un punto muy definitivo en positivo.

Ma (Brie Larson) y Jack (Jacob Tremblay)

La primera hora de film es una absoluta obra maestra y describe como Brie Larson, que interpreta de manera brutal a "Ma", una chica que vive encerrada en un habitáculo ínfimo con su hijo Jack (Jacob Tremblay), para el que La Habitación es su mundo entero porque en sus 5 años de vida no ha salido de ahí, es el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre todo, a leer, a escribir, a pintar, etc... Por la noche mamá le pone a dormir en el armario por si viene el viejo Nick. Pero para ella, ese cubículo en el que lleva 7 años encerrada, secuestrada desde los 19 años, se ha convertido en una cárcel insoportable. 
En esta primera parte de la película, se describe con una perfección increíble como ella con gran tesón e ingenio ha conseguido crear un mundo para su hijo, pero su amor por él es tan grande, que es lo único que le permite soportar lo insoportable.


Sin embargo, coincidiendo con que cumple 5 años, la curiosidad de Jack va en aumento, que va en paralelo a la desesperación de la madre y las condiciones de vida bastante lamentables a las que les tiene sometidos su captor (Sean Bridgers). Después de un par de planes fallidos, Ma descubre que la única manera de salir de allí es utilizando de forma astuta a su hijo, que ya es capaz de hacer más cosas. Así le da instrucciones específicas a su hijo, para montar un paripé que haga caer en la trampa al viejo Nick. El plan que la madre idea y el hijo lleva a cabo, es después de muchas vicisitudes y problemas, un éxito, y consigue hacer lo que la madre le pidió, es decir, salir a la calle, a ese otro mundo que él no conocía, huir del secuestrador y pedir ayuda. El plan funciona, el niño es recogido por la policía, y se libera a la madre. La escena de la reunión de ambos es de una llorera descomunal, emoción a flor de piel.


Y ahora viene la segunda parte de la película, y lo primero que piensas es que lo fácil hubiera sido acabar ahí y cerrar la historia, pues no, es precisamente a partir de ahí donde el film se doctora, entra en un terreno interesantísimo y lógico además. Ahora viene una parte muy difícil para ambos y es la de su nueva vida, la vida que deberían haber tenido siempre, una normal. Después de una estancia en el hospital, todo es nuevo, sobre todo para Jack, ese nuevo mundo que sólo conocía a través de lo que su madre le decía. Retornar a la normalidad después de tantos años encerrada, es muy duro para la protagonista, todo es extraño y peligroso para ella, y Jack sin querer echa de menos la habitación, porque es el único sitio que conocía. Pasan a vivir a casa de los abuelos, unos padres de Ma, que cuando fue secuestrada eran matrimonio, pero ahora están separados, han pasado 7 largos años.


Joan Allen interpreta a Nancy, la abuela de Jack, que ahora vive con Leo (Tom McCamus), mientras Robert (William H. Macy) se fue a otro estado. Es bastante impactante como la madre sufre mucho psicológicamente, es sin duda a la que más le cuesta volver a la vida real, la incompresión de su padre que no acepta a Jack (es hijo del captor, aunque me parece un tipo bastante absurdo con ese comportamiento), las discusiones con su madre a la que le cuesta entender todo cuando no sabe muchas cosas completas, hasta el momento en que decide conceder una entrevista y ante las mal intencionadas preguntas de la periodista, después de lo cual se hunde y casi se suicida.
Como curiosidad, hay varios detalles musicales muy interesantes en el film. En la habitación de la protagonista hay pósters de grupos de su juventud (Radiohead, The White Stripes, etc...) y el perro de Leo se llama Seamus, como un tema de Pink Floyd.


Es un lujo la actuación de todos los actores de este film. Lo de Brie Larson y su Óscar es merecidísimo, soberbia actuación, simplemente conmueve en cada uno de los momentos. No es fácil interpretar a una mujer a la que vemos por los ojos de su hijo, ya que no puede ser ni demasiado perfecta ni mostrar sus debilidades de forma evidente, y es en ese equilibrio donde está descomunal, muy poderosa. Jacob Tremblay es un descubrimiento impresionante, es todo un acierto y la química con Brie es absoluta y palpitante. El resto de actores de reparto están magníficos, tanto Joan Allen, como William H. Macy o Tom McCamus.


En definitiva una película asombrosa y fascinante en la que consigue ser emotiva al máximo porque te encariñas con ambos personajes, que son desarrollados expertamente, y sus diferentes reacciones ante la misma cruel situación. La madre es un personaje heróico, que no da pena, mientras el niño se va transformando en una persona común y corriente.
La honestidad de este film es una de sus enormes virtudes.

Os dejo con el tráiler de este muy recomendable film.


martes, 1 de marzo de 2016

Los Óscars 2016.

Cartel de la gala

Otro año más, y van 88 ediciones, se celebró la gala de los Premios Óscar, que venía precedida por la polémica al no estar nominados actores ni actrices negros, ni tampoco hispanos, aunque la gala fue presentada por Chris Rock. El evento en si, fue bastante previsible, y como estaba mascado Leonardo DiCaprio por fin consiguió su ansiado Óscar al mejor actor protagonista y Spotlight ha sido coronada como mejor película del año pasado, aunque sólo se llevó ese y el Óscar a mejor guión original. El Renacido ha conseguido 3, mejor director a Alejandro González Iñarritu, mejor fotografía para Emmanuel Lubezki y mejor actor a DiCaprio. Aunque la más premiada fue Mad Max: Fury Road con 6 estatuillas, eso si, de menor rango, pero que valoran la producción, así cayeron el de mejor diseño de producción, mejor vestuario, mezcla y montaje de sonido, maquillaje y peluquería y mejor montaje.
Star wars VII sigue con sus récords de taquilla, pero esta vez John Williams no se llevó el Óscar a mejor banda sonora, que fue a parar a Ennio Morricone por Los Odiosos Ocho.

Chris Rock

Como es lógico la concesión de estos premios para mi tiene muchas lecturas, y desde mi punto de vista unas a favor y bastantes en contra. Se le da el Óscar a mejor película a Spotlight al que sólo acompaña el guión, eso no sucedía desde 1952 con el film "El mayor espectáculo del mundo" de Cecil B. DeMille, considerada la peor ganadora de la historia. A ver Spotlight es una gran película, nadie lo duda, pero llega algo tarde. El grupo que hizo la película aprovecharon el galardón para hacer una reivindicación: "esta película da voz a los supervivientes, y éste Óscar amplifica esta voz que esperamos ver reconvertida en un coro que resuene hasta el Vaticano; Papa Francisco, es hora de proteger a los niños y restaurar la fe". Gran discurso sin duda.
Pero más inexplicable y poco entendible es lo de Iñarritu, ya que El Renacido ha salido adelante después de miles de problemas en su rodaje, pero el resultado tampoco es para poner el grito en el cielo, de hecho DiCaprio ha hecho mejores papeles que este mucho antes, y llega también algo a destiempo su reconocimiento y por la película no adecuada, sin ir más lejos lo mereció ya en El Aviador y El Lobo de Wall Street, por ejemplo.


Di Caprio y González Iñarritu

En los otros galardones importantes, Brie Larson por La Habitación (película que veré hoy si nada lo impide) parece recoger alabanzas merecidas por mejor actriz principal, y Alicia Vikander recogió su merecidísimo Óscar por La chica danesa, donde lo borda, como mejor actriz de reparto. Lo sorprendente es el Óscar a Mark Rylander, que no digo que no lo merezca, pero un servidor pensaba que la lucha estaba entre Sylvester Stallone (que a parte de hacerlo genial, sólo por cariño merecía estar en la lucha) y Tom Hardy (lo mejor de El Renacido sin duda). La cara de sorpresa de Rylander lo dice todo...
Pero lo que demuestra el conservadurismo y lo poco arriesgado de los premios, es no premiar en los grandes Óscars a la obra maestra que es Mad Max: Fury Road. Esta joya se lleva premios técnicos, que reconocen lo bien que está hecha, ambientada, creada la atmósfera adecuada, incluso los artistas del sonido que consiguen ser contadores de historias, que en esta caso se antoja fundamental. Tampoco me pareció justo que Charlize Theron no fuese nominada como actriz.

Mark Rylander, Brie Larson, Leo Di Caprio y Alicia Vikander

Ex_Machina ganó el Óscar a mejores efectos visuales, dejando a Star Wars VII sin el único Óscar que parecía adjudicado de antemano. De presupuesto muy inferior, esta ópera prima de Alex Garland se llevó un reconocimiento a su enorme pelicularro.
En cuanto a las grandes perdedoras podemos situar a Carol que no se llevó nada, al igual que Marte de Ridley Scott y Brooklyn, mientras La Gran Apuesta sólo ganó el de mejor guión adaptado.
Inside out se llevó el galardón a mejor película de animación, Amy al mejor documental y El hijo de Saúl del húngaro Laszlo Nemes, como mejor película de habla no inglesa.


Emily Blunt & Charlize Theron

En cuanto al resto, el mejor cortometraje fue para Tartamudo, el mejor corto documental el de A girl in the river y el mejor corto de animación para Historia de un oso. La mejor canción fue a manos de Jimmy Napes y Sam Smith por el tema Writing's on the wall de la última entrega de James Bond, Spectre. Lady Gaga hizo la interpretación musical de la noche con el tema "Till it happens to you" del documental The Hunting Ground y que no se llevó premio.
Pero todo esto lo presentó Chris Rock, que sinceramente aburrió a las ovejas.

Ennio Morricone


Os dejo con el listado completo de galardonados:

*Mejor Película: SPOTLIGHT

*Mejor Actor: LEONARDO DI CAPRIO por El Renacido

*Mejor Director: ALEJANDRO GONZÁLEZ IÑARRITU por El Renacido

*Mejor Actriz: BRIE LARSON por La Habitación

*Mejor Guión original: SPOTLIGHT

*Mejor Guión adaptado: LA GRAN APUESTA

*Mejor Actor de reparto: MARK RYLANCE por El puente de los espías

*Mejor Actriz de reparto: ALICIA VIKANDER por La chica danesa

*Mejor Diseño de vestuario: MAD MAX: Furia en la carretera

*Mejor Diseño de producción: MAD MAX: Furia en la carretera

*Mejor Maquillaje y peluquería: MAD MAX: Furia en la carretera

*Mejor Fotografía: EMMANUEL LUBEZKI por El Renacido

*Mejor Montaje: MAD MAX: Furia en la carretera

*Mejor Montaje de sonido: MAD MAX: Furia en la carretera

*Mejor Mezcla de sonido: MAD MAX: Furia en la carretera

*Mejor Banda sonora: ENNIO MORRICONE por la música de Los Odiosos Ocho

*Mejor canción original: SAM SMITH y JIMMY NAPES por Writing's on the wall del film Spectre

*Mejores Efectos visuales: EX_MACHINA

*Mejor Corto de animación: BEAR STORY

*Mejor Película animada: INSIDE OUT

*Mejor Corto documental: A GIRL IN THE RIVER

*Mejor Largometraje documental: AMY 

*Mejor Cortometraje: STUTTERER

*Mejor Película de habla no inglesa: EL HIJO DE SAÚL


Os dejo con el corto de animación chileno ganador, cuyo título es Bear Story, es decir Historia de un oso, dirigida por Gabriel Osorio, estrenada en 2014, pero que ha competido este año.
Se trata de la historia de un oso, que en realidad es un abuelo, del encierro de un circo, que en realidad es un exilio forzado, de un diorama que quiere representar el mundo.

Disfrutad del tráiler del corto.