jueves, 1 de agosto de 2013

Escenas míticas del cine (XIV)





 
En 2004, Wolfgang Petersen dirige Troya, que describe con bastante precisión la Guerra de Troya. En 1193 a C., Paris (Orlando Bloom), hijo de Príamo y príncipe de Troya, rapta a Helena (Diane Kruger), esposa de Menelao, el rey de Esparta, lo que desencadena dicha Guerra de Troya que enfrenta a griegos y troyanos.
El ejército griego asedió la ciudad de Troya durante más de 10 años. Aquiles (Brad Pitt) era el gran héroe y mejor guerrero de los griegos, mientras Héctor (Eric Bana), el hijo mayor de Príamo (Peter O'Toole), el rey de Troya, representaba la única esperanza de salvación de la ciudad.





 
 
En ésta escena, se ve la importancia que tenía como guerrero para las filas griegas Aquiles, sin él era un ejército vulgar, pero con él las huestes se sentían el mejor ejército del mundo.
 
Una escena mítica la de la lucha con el otro imponente soldado rival.
Disfrutad de la escena.
 
 
 

2 comentarios:

  1. Hombre la peli está entretenida y visualmente es bastante espectacular pero reconozcamos que se pasa la Iliada por el forro de los cojones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grijaldo: Hombre, pues no está nada mal la película, pero si La Iliada, esa obra que todo Cristo ha de haber leído, está un tanto distorsionada...

      Un saludo.

      Eliminar