jueves, 14 de abril de 2016

Mejores escenas cómicas del cine (XXXVII)


En 1991 David Zucker dirige Ágarralo como puedas 2 y 1/2, la secuela de la primera entrega. El increíble y patoso teniente de policía Frank Drebbin (Leslie Nielsen) ha vuelto para "salvar" a la ciudad, pero en esta ocasión tiene que enfrentarse a los villanos de la industria energética.
Un importante científico, el doctor Mainheimer (Richard Griffiths), está a punto de publicar un informe sobre las reservas de energía que quedarán en el futuro, cuyas previsiones son muy pesimistas y perjudican a los dueños de las industrias del petróleo, carbón y centrales nucleares. Por esto, los empresarios secuestran al doctor y lo reemplazan por un doble más favorable a sus intereses.


En una mítica escena cómica, Frank entra en la comisaría en un momento de tensión donde un hombre apunta al personal con una pistola, solucionando sin querer el entuerto con un portazo, para que luego Ted le enseñe las huellas que están descubriendo de los secuestradores, aunque Ted Olsen (Ed Williams) encargado del tema, se irá por los cerros de Úbeda soltando la mítica frase: "Mi mujer es un transexual adorador de Satán", todo ello ante El Capitán Ed Hocken (George Kennedy) y Nordberg (O.J. Simpson).

Os dejo con la chanante escena.


2 comentarios:

  1. Desde luego, el diálogo es descacharrante. Me encanta esta película, y la siguiente, "Agárralo como puedas 33 y 1/3", es aún mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricard: Descacharrante amigo. No te olvides de la primera, que tiene gags para aburrir.

      Saludos.

      Eliminar