jueves, 28 de abril de 2016

Captain America: The Winter Soldier (Captain America 2) (2014)

Cartel del film

Anthony Russo y Joe Russo dirigen su primer película, si si, la primera, y menudo estreno se metieron entre pecho y espalda, nivel máximo, y encima para Marvel. Capitán América: El Soldado de Invierno es una secuela en toda regla de Capitán America: El Primer Vengador, donde se apostaba por un cruce afortunado entre cine bélico y de aventuras. Es evidente que hay referencias a Los Vengadores, como una frase sobre los sucesos de New York por un lado, o una mención a Bruce Banner, pero aquí el film sigue su propio camino, con una trama que quizás se distancie bastante de lo que Joss Whedon nos ofreció en 2012, aunque este film se convierte en la precuela de Los Vengadores 2: La Era de Ultrón, de la que ya hablé aquí, como se ve en el epílogo.

Lo más impactante de este film, aparte de su imponente puesta en escena, es que en poco tiempo se suceden sucesos y personajes, éstos últimos bien conocidos por el espectador o completamente inéditos en el universo cinematográfico de Marvel. Los guionistas de esta película no dan abasto con un material gigante, y desde luego son ambiciosos e incluso a veces se quedan cortos al desarrollar algunos contenidos, pero su esfuerzo es encomiable y sin duda hacen un esfuerzo sobresaliente. Aquí estamos ante un thriller de acción, que se aleja del tono de aventura. Y por si fuera poco, aquí el villano de la película sorprende por su poderío, y desde luego no tiene nada que envidiar a Cráneo Rojo.


Tras los devastadores acontecimientos de New York con los Vengadores, Steve Rogers (Chris Evans), alias el Capitán América, vive tranquilamente en Washington D.C. intentando adaptarse al mundo moderno. El tema cambia bruscamente cuando atacan a un compañero de S.H.I.E.L.D., Nick Fury (Samuel L. Jackson), por lo que Steve se ve envuelto en una trama de intrigas, que representan una amenaza real para el mundo. Es ahí cuando se une a La Viuda Negra (Scarlett Johansson) para desenmascarar a los conspiradores, dirigidos por Alexander Pierce (Robert Redford). Cuando por fin descubren la magnitud de la trama se unirá a ellos Sam Wilson, El Halcón (Anthony Mackie). Los tres se enfrentan a un enemigo poderoso, inesperado y extraordinario, El Soldado de Invierno, Bucky Barnes (amigo de la juventud de Steve) interpretado por Sebastian Stan.

                                       
Actoralmente hay una gran química entre Chris Evans, Scarlett Johansson y Samuel L. Jackson. Al grupo se une el estupendo Anthony Mackie, mientras Emily VanCamp apunta maneras para futuras entregas de la franquicia. Sebastian Stan está loable, en una interpretación muy física, donde demuestra ser un rival durísimo. Eso si, caso aparte es la presencia de Robert Redford, un auténtico camaleón, que le aporta una gran credibilidad a la película, y su carisma es absolutamente innegable, hace que la cinta suba aún más de nivel.



En definitva, un film muy divertido ameno y muy bien hecho, cuya única pega es que en las peleas cuerpo a cuerpo utilizan pocos planos, con el consiguiente pasmo del espectador que a veces se pierde.

Os dejo con el tráiler del film.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada