sábado, 6 de junio de 2015

Tomorrowland (2015)

Cartel del film
Esta superproducción de Disney está dirigida por Brad Bird, uno de los mayores talentos de Pixar, ganador de dos Oscars por “Los Increíbles” y “Ratatouille”, y autor de otros títulos de renombre como “Misión imposible: Protocolo Fantasma” y “El gigante de hierro”. El plus de misterio a esta aventura de ciencia-ficción lo añade el guionista Damon Lindelof, conocido por su trabajo en “Star Trek”, “Prometheus” y, sobre todo, por ser uno de los creadores de la serie “Perdidos”.
Según Lindelof, el espíritu de la película es recuperar el optimismo por el futuro que representaba Tomorrowland, una sección temática creada en 1955 por Walt Disney. Y el punto de partida de la historia fue el descubrimiento de una misteriosa caja en los Estudios Disney, que contenía todo tipo de planos, maquetas, fotografías y cartas relacionadas con la creación de Tomorrowland y la Exposición Universal de 1964.



Unidos por el mismo destino, una adolescente inteligente Casey Newton (Britt Robertson), optimista llena de curiosidad científica y un antiguo niño prodigio inventor hastiado por las desilusiones Frank Walker (George Clooney), se embarcan en una peligrosa misión para desenterrar los secretos de un enigmático lugar localizado en algún lugar del tiempo y el espacio conocido en la memoria colectiva como “Tomorrowland”, y así salvar a la Humanidad.



Una película divertida, donde los actores están bastante bien, y que tiene un mensaje importante para la humanidad, pero que bajo mi punto de vista bajo un diseño de producción pomposo, tiene lagunas y temas no resueltos de manera del todo acertada. El tono global se me hace algo irregular, y a pesar de que es muy disfrutable para los más pequeños, en algún momento de la historia se perderán con facilidad, debido a la complicada resolución de algunos temas sencillos.




A mi juicio el film se hace largo, excesivas las dos horas, y para los adultos no tendrán un punto central al que agarrarse, ya que la salvación del mundo depende de los soñadores, y vivimos un presente que se va volviendo más cínico y mentiroso, a medida que nos hacemos mayores. La fantasía está bien, pero en este caso se mezcla de manera forzada muchas veces con la realidad.
Como suelo decir, una de esas películas que acabará emitida en los sábados de televisión española a las 16:00h.


Os dejo con el tráiler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada