viernes, 21 de junio de 2013

Man of Steel (El Hombre de Acero) (2013)

Cartel anunciador





 
Ayer pude ver El hombre de acero, o lo que es lo mismo los orígenes de Superman. Ha costado 75 años, y cinco intentonas, pero al fin hay una película a la altura del superhéroe. Un film que está lejos de ser redondo, pero tiene épica, es grandiosa por momentos, potente... muy potente y a la vez excesiva, como el icono sobre el que versa.
Todo empezó con Batman dónde Christopher Nolan recoge a Bruce Wayne de el submundo cinematográfico (Batman y Robin) y lo convierte en referente del género con su trilogía de El Caballero Oscuro, así Warner Bros se empeñó en que hiciera lo mismo con el superhéroe por excelencia venido del cómic, pero tras negarse una y otra vez aceptó a regañadientes encargarse del proyecto, pero con sus condiciones, sería el productor ejecutivo e idearía la historia con David S.Goyer, pero no sería el director. El director elegido fue Zack Snyder, con cintas como 300 o Watchmen a sus espaldas.






Russel Crowe y Ayelet Zurer





 
 
El trío Nolan/Goyer/Snyder tienen un notable alto. Para lo bueno y para lo malo la película es un grandioso entretenimiento (yo hubo momentos que disfruté como un chavalín), de casi dos horas y media, con clímax repartidos a saltos cada 15 o 20 minutos.
La Historia de Kal-El es ya conocida, pero aquí lo novedoso es su tratamiento estético y argumental. Snyder derrocha talento visual, los efectos especiales son soberbios (se nota que hay pasta a raudales en el presupuesto) y en este apartado, hasta los aspectos más íntimos de la película está filmados con mimo, mucho mimo, destacando el arranque en Krypton y la gran batalla final entre héroe y villano.
 
 






  Kevin Costner y Diane Lane


 
 
 
En medio del desmesurado y abrumador despliegue, y enfundado en un traje mezcla de discrección y molón, que le sienta como anillo al dedo, emerge el británico Henry Cavill, al que yo conocí en la serie Los Tudor, donde ya deslumbró en el personaje de Duque de Sufolk (el único que fue capaz de sobrevivir a Enrique VIII). El hombre ha hecho muchas horas de pesas, eso te das cuenta ya en la primera escena en la que aparece, casi culturismo han hecho con él, pero el británico es un más que digno sucesor de Christopher Reeve, a parte de tener facciones faciales parecidas, sabe darle al alienígena un toque humano y a la vez contradictorio.
Le rodea la guapísima Amy Adams, que encarna a la espabilada Lois Lane y Michael Shannon que da vida al General Zod, ambos tremendos, sobre todo él encarnando al malo en el tramo final.







Laurence Fishburne y Amy Adams



 
 
En los secundarios, un correcto Kevin Costner, una gran Diane Lane, los padres adoptivos, un muy solvente Laurence Fishburne (que por cierto luce unas lorzas espectaculares, ¡¡¡madre lo que ha engordado éste hombre desde Matrix!!!), y Antje Traue la víbora lugarteniente del General Zod que borda su papel de mala.
Pero especial mención merece el trabajo de Russel Crowe como Jor-El, el padre biológico de el superhéroe. Teniendo como antecedente a un mito como Marlon Brando, la responsabilidad era grande, que puede volverse una losa, pero el australiano está soberbio, lo borda por momentos, y aprovecha a la perfección la importancia que la historia de los guionistas concede a su personaje, fundamental y clave en la película. Definiría su actuación como imponente.
 
 
 





   Michael Shannon y Antje Traue





 
Menos espectaculares, pero encajando bien están los padres adoptivos, Costner metido en el papel de un granjero humilde de Kansas, que intenta hacer lo mejor que puede el paso de la infancia a la adolescencia de un niño que cambiará el mundo.
Ayelet Zurer, muy presente al principio por dar a luz al niño, Y Diane Lane están muy bien en los papeles de madre kryptoniana y madre terrícola adoptiva.
 







Henry Cavill
 
 
 
 
 
 
En cuanto a las escenas de acción, la batalla que se monta en el pueblo me parece insuperable con momentos inolvidables, dónde Antje Traue lo borda. La parte final con la supernave aniquilando la ciudad, y toda esa apocalíptica parte final me parece demasiado grandilocuente, pero con algúnas partes excepcionales como la lucha de titanes entre Superman y Zod, y esas frases míticas como "Yo lucho por mi pueblo, y no me importa hacer cosas terribles para conseguirlo". Por otro lado opino que se abusa del exceso de flashbacks, y hay algúna laguna que otra en el guión.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Con todo ello, la parte final se me hace larga y llega uno un poco saturado al final de tanta épica, vocación de seriedad, y solemnidad que en cierto modo mata aquella bis cómica de Christopher Reeve, aunque la película tiene sus puntos graciosos, escasos y repartidos.
Eso si, cuanto mejor es el villano, más brilla el héroe...
 
 
Os dejo con el trailer de la película.
 
  
 

2 comentarios:

  1. Buena crítica chaval,a mí también me ha gustado mucho la peli pero con matices.
    El desarrollo humano del personaje no está lo suficientemente trabajado,las referencias Cristianas sobran totalmente y la familia Kent aún teniendo buenas interpretaciones no están bien resueltas,ella por falta de tiempo en pantalla,prácticamente es un florero sin apenas desarrollo y el está en las antípodas del discurso humanista que se supone inculcará el amor por la humanidad al personaje aparte de que su muerte raya el ridículo por puro imposible.
    Mención especial a la nula química entre la pareja protagonista y lo acelerado de su "relación",muy poco creíble.

    Pero aún con sus defectos gran película para disfrutarla en el cine,espero que pulan los defectos para la secuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grijaldo: Gracias chaval. Si, tiene sus lagunas en el guión, no especifiqué por no destripar, pero es cierto que los padres adoptivos pasan casi inadvertidos, la madre florero y la muerte patética del padre haciéndose esa inmolación con el tornado.
      La escasa química entre la pareja protagonista, es debido a que se lían casi sin querer, como si fuera forzado y ala venga... a darse el pico...

      Pero hay partes de ésta película que merecen y mucho la pena.

      Un saludo.

      Eliminar