miércoles, 17 de febrero de 2016

The Damned United (2009)

Cartel del film

En el año 2009 Tom Hooper dirige este atípico biopic sobre Brian Clough, un entrenador de fútbol de la liga inglesa, que a finales de los años 70 ganó dos copas de Europa con el Nottingham Forest. Su vida ha dado para libros, infinidad de artículos, homenajes, reproches y por fin salió la película acerca de él. Sin duda un personaje que merecía una película, pero curiosamente en ella no se habla de su época gloriosa, sino que empieza justo cuando ficha por el Leeds United y sus 44 días al frente del mítico club de Ellan Road, después de haber dirigido con éxito también al Derby County, primer equipo donde creció su leyenda a comienzos de la década de los 70. El film es una adaptación del best-seller de David Peace que lleva el mismo título. Michael Sheen interpreta de manera brutal a Brian Clough.


Justo un año después Tom Hooper haría El discurso del rey, y es curioso, porque ambos personajes, a pesar de ser completamente distintos, Bertie y Cloughie se parecen, aunque parten también de guiones muy distintos. Hay una orgullosa personalidad que no les trae más que problemas, y la incapacidad para superarlos por si solos, es el mayor obstáculo al que se enfrentarán en sus vidas, esa barrera que les impide avanzar y los hunde en la soledad y la impotencia. Aquí en concreto, el personaje de Clough que tiene una gran incontinencia verbal, es incapaz de manejar al mejor equipo de la liga inglesa en ese momento, a pesar de su impresionante currículum, todo ello si el apoyo de su leal socio, Peter Taylor (Timothy Spall) que minimizaba sus defectos y potenciaba sus virtudes.


Y esa es la moraleja del film, ya que muchas películas que tratan de la superación personal, centrándose en la genialidad de los individuos, no hacen lo de esta película, que habla de como podemos ser mejores si compartimos nuestra vida y nos dejamos ayudar. Normalmente cuando se cuentan historias de este tipo, a principio hay problemas, se superan, hay un bache y se logra el éxito final, sin embargo aquí es al revés, el entrenador viene del éxito y se convertirá en un perdedor ya que nada cuadra en el gran club al que ha llegado.
El reparto es excelente (Timothy Spall, Colm Meaney o Jim Broadben), pero la actuación de Sheen vale por si sola, de lo excelente que es, es maravilloso ver toda su transformación, que siendo un enorme motivador se acaba convirtiendo en una sombra de si mismo. Su arrogancia y egoísmo y menospreciar a todos lo que no van de su lado, le acaban dejando completamente solo.


Un dato muy importante es que de fútbol hay muy poco en el film, curiosamente, se centra en la personalidad del entrenador dentro y fuera del campo, y todo lo que hay detrás de un equipo, partidos y demás.

Os dejo con el tráiler del film.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada