martes, 12 de agosto de 2014

Hallan muerto a Robin Williams.



El cuerpo sin vida del actor Robin Williams, de 63 años, fue encontrado en su casa de Tiburón, una península en la bahía de San Francisco, frente a la ciudad. Los servicios de emergencias recibieron una llamada a las 11.55 de este lunes, hora local, (20.55 en la España peninsular) y entraron en su domicilio, donde certificaron su muerte, apenas cinco minutos después.
El actor llevaba tiempo con una profunda depresión, y las primeras investigaciones hablan de un posible suicidio por asfixia.
Ni siquiera el volver a interpretar a la Señora Doubtfire, cuya segunda parte estaba en marcha, le hizo olvidarse de su estado mental bajo de ánimos. Nacido en Chicago en 1951, fue un actor que forjó su carrera entre la comedia, para la que sin duda era un superdotado con una gran bis cómica y una portentosa gestualidad y el poso de amargura que dejó en films como "El Club de los Poetas muertos" (1989), "El Indomable Will Hunting" (1997), por el que ganaría su único Óscar en 1998 al mejor actor secundario o Retratos de una obsesión (2002).
Para mi otro papel inolvidable es el de el locutor radiofónico de Good Morning Vietnam (1987).
 



 
A lo largo de su carrera logró cinco Globos de Oro. Entre los papeles más renombrados figura también el protagonista de Jumanji (1995) o el niño que no quería crecer, un personalísimo Peter Pan en Hook (1991) (más que prescindible película de Spielberg, que él salvaba). En el mundo de los dibujos animados, puso su voz al genio de Aladino, Batty Coda en Ferngull o los simpáticos pingüinos de Happy Feet.



 
Pero sin duda, la película donde más me he reído con él fue en la Señora Doubtfire de 1993, dónde digamos tenía influencias de aquel personaje de Tootsie que interpretó Dustin Hoffman en 1982, pero dotándole de una gracia espectacular, inolvidable personaje del que por desgracia no tendremos esa segunda parte prometida.

Os dejo con una escena mítica de El Club de los poetas muertos de 1989, ese profesor Mr.Keating que interpretaba Robin Williams de manera magistral... con unos jóvenes Ethan Hawke al que saca lo mejor de él, y Robert Sean Leonard como jóvenes y prometedores actores.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada