viernes, 24 de mayo de 2013

Escenas míticas del cine (XIII)


 
 


 
 
En 1971, Stanley Kubrick dirige un film mítico, A Clockwork Orange (La Naranja Mecánica), película británica satírica, adaptación del libro de 1962 de Anthony Burgess.
La película muestra a Alex DeLarge (Malcom McDowell), un delincuente psicópata pero carismático entre su banda de colegas, cuyos placeres son la música clásica (en especial Beethoven), la violación y la "ultraviolencia". Líder de una banda de malotes (Pete, George y Dim) a los que llama drugos, cometen frecuentes fechorías.










 
 
 
En una escena mítica del film al principio del mismo, con la excusa de que han tenido un accidente, llaman a una casa dónde viven un escritor y su mujer, la secuencia muestra hasta grado extremo todo lo descrito en el párrafo anterior, su ultraviolencia, su desfase y su comportamiento delictivo.



 
 





Todo luego lo remansaban y calmaban... tomándose Molokos en su garito favorito.
Disfrutad de la impactante escena.

 

8 comentarios:

  1. Muy muy épica escena, uno de los grandes films del cine de culto y de mis favoritos, lástima que la parte final sea un poco tediosa y aburrida

    Saludos Savoy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Hdz: Si, épica, fuerte, irreverente... a mi me gusta toda la película, realmente, la segunda parte muestra una manera muy buena de reinsertarlo en la sociedad.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. El libro lo leí hace un par de meses, y me encantó, sí. Pero llegó un momento, justo el equivalente a la escena que compartes aquí, en el que me dieron ganas de dejar de leer. Y es que, por mucho que yo no creyese eso posible, la descripción me resultó más real y desagradable que la imagen.

    No siempre una imagen dice más que mil palabras...
    Aún así, muy grandes tanto peli como libro.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anastasia: Es que los libros son siempre mucho más explicativos y casi te diría que mordaces que las películas, pocos films reflejan la crudeza de muchos libros, además con las imágenes se ha de ser muy cuidadoso para no herir sensibilidades, para que no te censuren la película... en fin.

      Desde luego ésta película marcó un antes y un después.

      Besos.

      Eliminar
  3. El detalle más genial es el uso de la canción "Singin' in the rain". De todos modos, es una escena terrible. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricard: Si, en el desfase que se convierte todo, lo de cantar ese mítico tema es casi un delirio... mientras la violencia y el sexo se desparraman...
      Dura escena.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. !Hola,savoy!!

    La vi en una sala de cine q pusieron en aquella epoca de arte y ensayo.Me impacto,q pena q Mcdowell no haya hecho mas peliculas dignas de ver,en esta su papel fue esplendido,macabro,violento,pero fascinante.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lady_Celeste: Cuanto tiempo guapa. Pues qué suerte la tuya, yo no pude verla en pantalla grande.
      McDowell tiene buenas películas, pero desconocidas (como una de la máquina del tiempo), pero en ésta está tremendo.

      Besos.

      Eliminar