viernes, 23 de noviembre de 2012

Mejores escenas cómicas del cine (IV)


 
 
 
 
 
En 1928, ya con la United Artists, Charles Chaplin protagoniza, produce y dirige El Circo, gracias a la que ganaría un Óscar ese mismo año.
El film, de cine mudo, muestra a un Charlot que es perseguido por la policía al ser confundido con un carterista. Corriendo se esconde en un circo, y los dueños condunfen su huída con parte de un acto, siendo generados beneficios y por tanto se le contrata. Pronto se verá que no es divertido a propósito, sino de manera espontánea.
En cada función, desencadena, por su torpeza risas del respetable, pasando a ser la estrella.
Precisamente una de esas escenas es la que os pongo, con un Charlot memorable en la cuerda floja.
 
Disfrutad de esta maravilla.




No hay comentarios:

Publicar un comentario