jueves, 14 de julio de 2016

Money Monster (2016)

Cartel del film

Hay veces que vas a ver una película muy ilusionado y te decepciona y hay otras que vas sin muchas expectativas y sales con buen sabor de boca. Ayer fue como en el segundo caso, ya que habiendo leído la sinopsis no era una temática que me volviera loco, pero eso si, tenía dos actores supuestamente en el candelero todavía como George Clooney y Julia Roberts, y que cuenta en la dirección con Jodie Foster, nada más y nada menos.
En este film hay un juego de moralidad, un drama de un secuestro adaptado a nuestros tiempos y con el dinero, siempre el dinero como gran telón de fondo y auténtica causa.


La historia nos habla de Lee Gates (George Clooney), un presentador de un programa de televisión muy en onda de show americano, y de dudosa calidad, lllamado Money Monster, en el que ofrece consejos financieros y brusátiles, pero siempre en tono jocoso y donde el entretenimiento prima sobre cualquier otra cuestión, luego la veracidad y por último el periodismo, relegado casi a la nada. La directora del programa es Patty Fenn (Julia Roberts), una profesional como la copa de un pino, que sabe de todo lo que monta Lee, y se conoce sus puntos fuertes y debilidades perfectamente, aportando seriedad en la sala de control, anticipándose a las improvisaciones algo salidas de madre de su presentador estrella.


En una emisión más, Lee no es consciente de lo que se le viene encima, ya que en el plató se cuela de la forma más absurda y fácil, Kyle (Jack O'Connell). Kyle es un hombre que está desesperado, después de perder todo su dinero en una inversión con la corporación IBIS, cuyo colapso, Lee, después de haber dicho que era una inversión increíble, dejó caer entre líneas. Ese porqué de la caída de IBIS en la bolsa de valores será la clave de todo el film, y como no, lo que desencadena la furia de Kyle, quien acusa a Lee de haberle llevado a su bancarrota particular en un primer momento.


Kyle pone al programa contra las cuerdas y sobre todo a su presentador, al que coloca un chaleco con explosivos, mientras él tiene en su mano el detonador. Se conforma así una crisis de rehenes que se ve por televisión, ya que Kyle quiere que se vea todo, mientras apunta a lee con un arma y pega algún disparo en el plató. Kyle exige explicaciones de porqué perdió su dinero, y se las pide a Lee, a Diane Lester (Catriona Balfe, menuda pibonaca), relaciones públicas de IBIS, y sobre todo de Walt Camby (Dominic West), director general de IBIS, encargado máximo de dar explicaciones, y que curiosamente anda medio desaparecido (en supuesto viaje) cuando todo esto sucede.


En todo el proceso del secuestro, suceden diferentes situaciones, aunque queda claro ya desde el principio que para Kyle va a ser un callejón sin salida, del que él mismo sabe que va a salir mal parado. La que le deja bastante tocado es la reacción de su mujer, que encima está embarazada, dejándole en ridículo delante de todo el mundo. Es ahí cuando las tablas de Lee entran en acción, y ante la ya muy cargada situación consigue utilizar su inteligenicia para que ambos logren salir del edificio y reunirse con Walt Camby, que aparece en la parte final del film.
George Clooney en su bis cómica está, como siempre excelente, pero también en la dramática. Julia Roberts muy convincente en un papel que le cuadra (aunque ya se le nota la edad), Jack O'Connell muy bien en un papel realmente difícil y tanto Catriona Balfe como Dominic West muy creíbles.


Os dejo con el tráiler de este film, que te hace pasar un buen rato y hace que no despegues los ojos de la pantalla, sensibilizado con el personaje de Kyle, que representa a tanta y tanta gente, y como no, funciona como thriller.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada