martes, 26 de julio de 2016

Escenas míticas del cine (XLII)


En 1996 Clint Eastwood dirige esta tremenda película. Él mismo hace de Luther Whitney, un especialista en grandes robos. Decide desvalijar la mansión de un magnate que se encuentra de vacaciones en el Caribe. Sin embargo, una vez dentro, ses testigo involuntario, ya que está dentro de la cámara acorazada que posee doble espejo, de un asesinato que involucra al Presidente de los Estados Unidos (Gene Hackman) colocado ahí por el magnate, a su jefe de gabinete y a dos agentes del servicio secreto.

Pero claro, ser un ladrón que puede acusar al presidente de asesinato, no es una tarea fácil, y ahí se ven los entresijos de como funciona La Casa Blanca.

En la escena mítica inicial, Allen Richmond (Gene Hackman) tiene sexo con la mujer del magnate Christy Sullivan (Melora Hardin), pero la cosa se irá poniendo violenta, hasta que el servicio secreto la mata a ella. Todo esto lo ve Luther desde la cámara acorazada sin hacer nada.



Os dejo con la mítica escena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada