jueves, 9 de junio de 2016

Warcraft: The Beginning (2016)

Cartel del film

Duncan Jones (el primer hijo de David Bowie, Zowie) dirige esta adaptación del famoso viedojuego, World of Warcraft. Es preciso dejar claro que Warcraft es fantasía, una aventura de mundos imaginarios donde humanos y orcos, guerreros valientes y magos, mantienen una guerra sin cuartel. Así, de esta forma, se entrega totalmente a sus personajes y tramas, y aunque a pesar de que no soy fanático de este tipo de cine, he de decir que disfruté y la labor de dirección es extraordinaria, además de que visualmente me parece una auténtica pasada.
Azaroth, Ventormenta, incluso la fuerza que se imprime a la Horda me parece espectacular.

Durotan (Toby Kebbell) & Orgrim (Rob Kazinsky)

Primero de todo, es importante decir que el director es fanático y jugador del videojuego, pieza clave a mi entender, y luego es un excelente cineasta. Así coloca guiños muy acertados para deleite de los fans, por lo que acerca la mitología de Warcraft al público que no conoce la franquicia, y hacer que el producto sea accesible al mayor público posible. Nunca olvidemos que este tipo de superproducciones, como mínimo, han de recuperar la inversión para su viabilidad y posibles otras partes futuras.

El Guardián (Ben Foster)

Pero, y aquí es donde viene un poco la tara que debe pagar el film, en este tipo de películas suele haber ciertas situaciones inconexas, como si dijéramos que debe tener una tolerancia de 2 o 3 cosas incoherentes. Sé de que hay una versión del director más amplia y es culpa del director que haya algunos cortes bruscos y otros tramos donde se reduce bastante todo de manera incomprensible. En el ritmo del film radica el otro pequeño problema, ya que empieza a todo trapo, pero luego le cuesta encontrar un ritmo constante y va a salto de mata, a la mitad del film te quedas algo parado, esperando más. Quizás Duncan ha valorado más la espectacularidad, a más violencia, pero para ser la primera parte de una posible saga, está todo en su justa medida, creo.

Garona (Paula Patton)

Y en el plano actoral, los personajes creados por ordenador están realmente conseguidos, por ejemplo los Orcos Durotan y Orgrim a los que dan vida Toby Kebbell y Robert Kazinsky. En las escenas de magia, de las que siempre he sido algo temeroso, están logradísimas y salen airosas, a pesar de que la lucha del final con el Guardián y el monstruo hay cosas que no cuadran, hay que reconocer su alto nivel.
El resto del reparto tiene claros y oscuros, ya que Travis Fimmel está soberbio en el personaje de Lothar, el mejor y más valiente guerrero de los humanos, un papel en el que aporta humor y carisma, Ben Schnetzer como Khadgar (el aprendiz de mago), que está muy creíble y gracioso, y hasta Ben Foster, que tiene una lucha interior dura que refleja perfectamente. En el medio está el personaje de la felina e impresionante Paula Patton, a la que no favorece el guión, pero su esfuerzo es encomiable. Dominic como el rey está algo plano, y Ruth Negga algo desaprovechada como esposa del rey.

Lothar (Travis Fimmel)

Os dejo con el tráiler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada