lunes, 26 de enero de 2015

The Bourne Supremacy (2004)

Cartel del film
 
 
Paul Greengrass se pone a los mandos en la dirección en esta segunda parte de la saga, donde se continua argumentalmente con los hechos narrados en la primera parte, con los que tiene estrecha relación. Jason Bourne (Matt Damon) sigue totalmente inactivo y viviendo su vida al lado de la mujer que ama en la India, pero pronto se verá envuelto en una trama de espionaje en la que será acusado de asesinato. Una vez más, y con el hándicap de su amnesia, se tendrá que sobreponer al asesinato de su chica Marie (Franka Potente), poner en práctica todos sus conocimientos, sobrevivir y desmontar el plan de los malos que le quieren eliminar. Eso hace que él saque al monstruo que lleva dentro de nuevo...



Matt Damon


 
Lo mejor del cambio de director, es que a Paul Greengrass este film le viene al pelo, ya que para empezar mejora la puesta en escena, que ya era buena, para hacerla genial. Greengrass demuestra ser muy bueno en el uso del montaje acelerado aplicado prácticamente a todo tipo de escenas, no sólo las de acción. Lo mejor es el ritmo perfecto que imprime al film en todo momento, que te mantiene atrapado y pegado a la pantalla, además nada sobra en sus films sin pararse a detalle inútiles.



Karl Urban

 
La acción del film se traslada a Europa, Londres, París, y sobre todo Moscú dónde se desarrolla la parte más importante del film. La escena de persecución en coche por las calles de Moscú, es de la mejor rodadas que he visto, dónde Karl Urban ese asesino malvado, le pone las cosas muy difíciles a Bourne, e incluso le deja malherido. Eso si, por contra, todo lo superior que tiene esta entrega en la parte técnica y artística del director, lo tiene de menor en la parte argumental, que es más sencilla que la de su predecesora.
 
 

Franka Potente


Los actores vuelve a ser su mejor baza, un elenco con Matt Damon a la cabeza que sigue siendo bestial, repite Brian Cox, que aquí adquiere mucha más importancia, Franka Potente dura tan poco que baja mucho su participación. Julia Stiles sale poco, pero está más que aceptable.  Joan Allen, como jefa de la CIA, es pieza clave que está del lado de los buenos y le salva a Bourne y establece con él una relación argumental excepcional. Karl Urban, poco expresivo, un asesino frío pero que cuadra a la perfección con el personaje de ruso de pocas palabras.



Joan Allen & Brian Cox
 
 
Otra buena película en definitiva, que te da entretenimiento a raudales y desde luego un deleite a la hora de verlo que da gusto.
 
Os dejo con el tráiler.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada