viernes, 19 de septiembre de 2014

Escenas míticas del cine (XXVIII)



 
En 1995 Martin Scorsese realiza la que para mi es la segunda parte no oficial de Uno de los nuestros, ya que tanto Robert de Niro como Joe Pesci hacen personajes muy parecidos, sin embargo se incorpora la estupenda Sharon Stone y desaparece Ray Liotta. Destaca de manera increíble James Woods como secundario.
En 1973, en Las Vegas, Sam "Ace" Rothstein (Robert de Niro), un profesional de las apuestas y judío, es el eficaz director de un importante casino que pertenece a un grupo de mafiosos. Su misión es controlar que el negocio vaya bien, y que las ingentes cantidades de dinero llegue a los grandes jefes como es habitual.
Las Vegas es lugar de millonarios, políticos, pero también de tahúres, prestamistas, pícaros, traficantes de drogas y matones. Es entonces cuando Nicky Santoro (Joe Pesci), al que sus jefes han dicho que cuide de Sam, llega a la ciudad con intención de quedarse. Pero claro, Nicky va creciendo, y aparte de tener la confianza de Sam, tiene sus trapicheos y va por libre, lo que le va creando sus enemistades, y que los grandes jefes desconfíen de él.
 



 
La escena de la que os hablo, al final de la película, es una de las más duras que he visto, sonando el The House of the rising sun de los Animals, se ve como los que eran sus compinches de curro, apalean con bates de beisbol a Nicky y su hermano y los entierran todavía vivos, ya que se habían pasado de la raya. Increíble como la voz de Joe Pesci que describía el encuentro... es sustituída por la de Robert de Niro.
 
Os dejo con esta mítica escena.
 
 

2 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo con la dureza de la escena que rebela como en ese ambiente, los "buenos amigos" pueden mandarte a degüello en cualquier momento y de manera más cruel.
    Párrafo para Sharon Stone, bellísima como nunca en este film donde realizara un notable trabajo.

    James Wood y Robert de Niro ya se habían encontrado antes en una película del rubro, la formidable "Once upon a time in America" de Sergio Leone.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel: Una crudeza terrible la de esta escena, duele oír los golpes de los bates de beisbol, son durísimos. Cuando los "amigos" son mercenarios... no son amigos...
      Sharon Stone lo borda en esta película, sobre todo en la fase que ya es una yonki, aunque la verdad es que está soberbia en todo el film.
      Y si, claro Robert de Niro y James Woods ya hicieron juntos la obra maestra de Sergio Leone, pero aquí Woods hace un papel menor.

      Saludos.

      Eliminar