martes, 9 de septiembre de 2014

Escenas míticas del cine (XXVII)



 
En 1990 Martin Scorsese dirige Goodfellas, traducida aquí como "Uno de los nuestros" cuya primer frase del film es "Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón, quise ser un gángster". Una de las obras cumbre del género de mafiosos, una cinta trepidante e intensa, dónde Robert de Niro, Joe Pesci y Ray Liotta llevan el peso de los papeles más importantes.
Madre mía como me recuerdan muchas fases de esta gran película, a situaciones que se viven en este país actualmente y desde hace años (Bárcenas, Gürtel, Urdangarín, etc.,) y en especial el personaje de Ray Liotta (Henry Hill) hijo de padre irlandés y madre siciliana, me parece totalmente vomitivo. La película se centra bastante en él, ya que a los trece años, Henry decide abandonar la escuela y entrar a formar parte de la organización mafiosa como chico de los recados y muy pronto se gana la confianza de sus jefes, gracias a lo cual irá subiendo de categoría.
 



En la escena de la que hoy hablo, Henry escucha la anécdota de Tommy de Vito (Joe Pesci) en el restaurante donde ya están de copas, la risa falsa de Ray Liotta es inolvidable y la broma que le gasta Joe Pesci también.
 
Disfrutad de esta mítica escena.
 
 

4 comentarios:

  1. Qué película tan grandiosa, Savoy. Perfecta en todos los sentidos, sobre todo en su ritmo. Debería estudiarse en las escuelas de cine el concepto rítmico del mejor Scorsese ("Taxi Driver", "Toro salvaje", "Uno de los nuestros"…). Y menudo humor negro…

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonzalo Aróstegui Lasarte: Obra maestra total y absoluta, ese ritmo, ese ir y venir de los paquetes de droga, de las furcias, de la pasta, de los cadáveres... no hay mejor director que Scorsese para contarlo.
      Humor negro a raudales.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. Tremendo peliculón, lleno de escenas grandiosas como esta, la comida en casa de la casa de la madre de Pesci o esa casi al final con De Niro y la Bracco en el callejón y el rollo de los vestidos, pero mi favorita Savoy es la primera secuencia, la del maletero, tremenda y sobrecogedora.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Addison de Witt: En efecto amigo, yo he escogido ésta, pero la que dices de la cena en casa de la madre de Joe Pesci con el pollo al que van a matar metido en el maletero es gloriosa, y encima él buscando un cuchillo para trocear al tipo. Si la verdad es que esa otra que la Bracco se acojona con De Niro es brutal, siempre la comento. Pero a mi esta me hace mucha gracia la verdad, esa risa entre burlona y falsa de Liotta...

      Abrazos.

      Eliminar