lunes, 28 de octubre de 2013

Mejores escenas cómicas del cine (XVIII)



 
 
 
En 1997, Woody Allen estrena Descontructing Harry (Desmontando a Harry como se tradujo aquí), quizás una de las películas más agresivas del genio, una comedia negra en la que parodia Fresas salvajes de Ingmar Bergman, con un gran elenco de actores. Es un gran ejercicio muy negro y de tono agresivo en muchos momentos.
Harry Block (Woody Allen), un escritor de mediana edad y con un cierto éxito, se ha servido con frecuencia de sus experiencias sentimentales y familiares para escribir sus obras, razón por la cual la mayor parte de sus amigos, parientes y ex-mujeres lo odian. En tales circunstancias, le resulta muy difícil encontrar a alguien que quiera acompañarlo en un viaje a su vieja universidad para recibir un homenaje.





 
 
 
Quisiera destacar una escena de ésta película, y es cuando el protagonista encarnado por Allen baja a lo que para él es el infierno, algo recurrente en muchas de sus películas, descenso que hace en un ascensor. Mientras se adentra en el averno suena el Sing Sing Sing de Benny Goodman, dónde se encuentra con un espectáculo dantesco de mujeres desnudas, gente que no está conforme allí, etc...
Por otro lado hay otra escena dónde el protagonista pide los servicios de una prostituta, a la que pide que todo lo que quiere se haga en el orden correcto, por que si no pierde la gracia, y no tiene desperdicio la camiseta interior del gran Woody y su pregunta... "¿Sabes lo que es un agujero negro...?
 
Disfrutad de ambas escenas.
 



 

4 comentarios:

  1. Sembrado Allen en este film (posiblemente su última gran e incontestable comedia -que después las tiene buenas, ojo, pero ya no tanto-) . Además de lo que ya destacas siempre me parto el hojaldre al recordar ese momento de la llegada a la facultad que lo había echado años atrás... Atención: se presenta con un niño secuestrado, una puta y un fiambre... Bruuuuutal !
    Abrazo guzzero, Savoy !
    Pd. ¿No huele un poco a azufre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guzz: Y tanto amigo, yo en el cine (pipiolo yo) alucinaba en colores. Es verdad, esa parte en la que llega a la Universidad que le había mandado a paseo es mítica... con esa triada mágica... es para partirse el hojarasco una y otra vez en series de repetición.

      Un abrazo trufero.

      P.D.: Apestaba a azufre... je, je, je

      Eliminar
  2. Aaay, ahora me estaba acordando de lo de "Quiero que me pegues un poco y me hagas un francés"... "Vale, te hago un francés y te pego"... "No, no !!, al revés el órden es importante"... Joder, ahora por tu "culpa" no me queda otra que recuperarla esta noche one more time !
    Re-abrazo guzzero !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guzz: Me meo con esa escena, porque la conversación de 2 minutos con la prostutita no tiene desperdicio, ni una coma vamos. Y es que está claro, no es lo mismo que te hagan un francés y luego te pegen (te queda mal cuerpo) o que primero te pegen, te aten y luego te hagan el francés (el recuerdo es mucho mejor) ja, ja, ja...

      Re-abrazo trufero.

      Eliminar