lunes, 23 de mayo de 2016

Mejores escenas cómicas del cine (XLI)


En el año 1972 Woody Allen dirige y protagoniza "Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar", una comedia absurda en la que a lo largo de siete capítulos contesta a su manera a las preguntas planteadas en un libro de divulgación sexual en el que se apoya la película, abordando de forma descarada y muy humorística alguno de los tabúes relativos a la sexualidad humana. Un bufón que trata de conseguir los favores de la reina con un afrodisíaco, un médico que se enamora perdidamente de una oveja, una mujer que sólo se excita en lugares públicos, un absurdo programa de televisión sobre fetichismos, un científico loco que crea un pecho gigante y monstruoso, y por último, y aquí me detengo, un espermatozoide aterrado ante su inminente salida al exterior, al que da vida el propio Allen. Dicho espermatozoide comenta con sus compañeros sus miedos, mientras ellos le tranquilizan y a su vez se ve la maquinaria de excitación que hay montada en el cuerpo del sujeto...


Os dejo con esta chanante escena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada