viernes, 15 de enero de 2016

Ayer se nos fue Alan Rickman.


Semana negra y trágica en el mundo del arte en general, a la dolorosísima pérdida del músico y actor David Bowie, se una también la de su compatriota Alan Rickman, que ha fallecido también víctima del cáncer y a la misma edad de 69 años.
Pocas veces un intérprte famoso por encarnar a villanos en el cine en la gran pantalla, ha sido tan querido por el público.
Su carrera empezó en 1975 haciendo por ley teatro de repertorio. En 1978 debutó en su primer papel televisivo como Teobaldo, en la obra Romeo y Julieta en formato miniserie para la BBC.
En 1982 hizo su primer papel protagonista en la película de televisión Busted, alcanzando ese mismo año reconocimiento por su papel de Reverendo Obadiah Slope en una adaptación de Las Torres de Barchester, llamada The Chronicles of Barsetshire para la BBC también. esa larga carrera en las tablas y televisión le sirvió de base para bordarlo en el cine.
Así su personaje de Hans Grube, el enemigo de Bruce Willis en Jungla de Cristal (1988) su primer papel al llegar a Hollywwod con 41 años. Luego llegó Snape, su personaje de Harry Potter, malvado con mucho por descubrir en su interior, y como no el tirano sheriff de Nottingham que persigue a Kevin Costner en Robin Hood: Príncipe de los Ladrones, papel que le dio un premio Bafta en 1991. También su papel de Rasputín en el telefilme de la HBO le velió un Globo de oro y un Emmy y otro malvado memorable el de Turpin en Sweeney Todd de 2007.


Os dejo con la escena mítica de la lucha entre el sheriff y Robin Hood de 1991.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada