domingo, 30 de agosto de 2015

Mission: Impossible - Rogue Nation (2015)

Cartel del film


En estas fechas estivales suelen ser pocos los estrenos que llamen la atención, y por si fuera poco no parecen ser de gran calidad, aunque en este caso, la quinta entrega de Misión Imposible es una muy divertida película, que desde luego consigue mantenerte entretenido todo el metraje.
Etahn Hunt ha sido el único personaje que Tom Cruise (estrella Hollywoodiense) ha repetido en más de una película y desde luego elevando el nivel de la saga, hasta ahora algo decaído en sus últimas entregas.



Quizás una de las claves, sea el deseo expreso de Cruise de que en cada entrega haya un director diferente, para que cada uno aporte su toque diferente a cada una de ellas. En esta, Christopher McQuarrie tiene los mandos, con quien ya coincidió en "Jack Reacher" y el resultado es un entrenimiento de primer nivel, que cumple sobradamente lo que se propone pero que a veces te quedas con la idea de que podía haber llegado a algo más.




Nos encontramos ante un guión correcto y llevado con equilibrio en todos sus tramos, siendo así el film de un ritmo coherente y sin altibajos. Por ello consigue ser un gran pasatiempo y cumplir a la perfección con lo que se propone, eso si, sin llegar a ser memorable eso si, y con escenas de acción muy aplaudibles donde el propio Cruise se prestó a rodar varias escenas de peligro.
Con la FMI disuelta y Ethan Hunt abandaonado a su suerte, el equipo se enfrenta contra el Sindicato, una red de agentes especiales altamente preparados y entrenados. Estos grupos quieren crear un nuevo orden mundial mediante una serie de ataques terroristas graves. Etah reúne a su equipo uniendo fuerzas con la agente británica Ilsa Faust (Rebecca Ferguson), que juega a dos bandas aparentemente. 



En el plano de los actores muy interesante actuación y en mi caso (descubrimiento) de Rebecca Fergusson que está espléndida (se echa en falta algún beso o algo más con Hunt), creíble en un papel que la sitúa en posición de igualdad física e intelectual con el protagonista, que sabe aprovechar su belleza y manteniendo ocultas siempre sus intenciones como una incógnita, la entrega encomiable de Cruise que contagia a sus compañeros de reparto, aunque a Jeremy Renner se le saca poco partido. Alec Baldwin cumple con holgura. Sean Harris como villano está espléndido, que da una sensación de verdadera amenaza y de ser perverso.




Os dejo con el tráiler de este espléndido divertimento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada