domingo, 27 de diciembre de 2015

Macbeth (2015)

Cartel del film

El director australiano Justin Kurzel ha hecho su adaptación del clásico de Shakespeare Macbeth, para el que ha contado en sus papeles principales con dos figuras de alto nivel, por un lado el siempre camaleónico Michael Fassbender y por otro la extraordinaria Marion Cotillard.
Lo primero que llama la atención es la potentísima puesta en escena, que deslumbra ya desde el comienzo y las escenas de batalla, los preparativos para el combate y la lucha sin cuartel que abre a lo grande la película.
Como es sabido, la historia es una tragedia, acerca de la traición y la ambición desmedida y cuyos hechos se dice que datan de 1040 a 1057, años en los que Macbeth fue rey de los escoceses.

Michael Fassbender

Macbeth adapta fielmente y de manera grandiosa la obra homónima de Shakespeare, en la que conocemos al personaje, duque de Escocia, que recibe, después de luchar en el campo de batalla, la profecía de tres brujas que dice que se convertirá en Rey de Escocia, mientras a su fiel escudero Banquo que pregunta sobre él mismo, le auguran que un vástago suyo reinará, pero no él. Consumido por la ambición e instigado por las órdenes de su esposa, Macbeth matará a su rey Duncan, para él mismo hacerse con el trono.
La historia era conocida, pero Kurzel nos muestra a través de portentosos paisajes escoceses y sus Highlands, con un maquillaje y vestuario descomunales y una fotografía bestial a cargo de Adam Arkapaw, un cierto aire de mezcla entre True Detective y Juego de Tronos.



Como no podía ser menos, el resto de actores que intervienen en el film son de alto nivel, así Paddy Considine está tremendo como Banquo, David Thewlis como el Rey Duncan, benévolo y que morirá a manos del ambicioso Macbeth o el gran Sean Harris como MacDuff, uno de los que más sufre en sus carnes la maldad del nuevo rey, cuando su familia es quemada al completo por el tirano, como él mismo le denomina.


Pero sería de locos negar que la interpretación de Fassbender es un punto y aparte. Hablamos de un actor que desde que apareciese en el film 300, más luego su consagración como protagonista en Shame de Steve McQueen, no ha hecho otra cosa que crecer y crecer, además de demostrar una versatilidad y calidad en sus interpretaciones de un nivel que raya la perfección (Malditos Bastardos, El Consejero, 12 años de Esclavitud, etc...) Y aquí en Macbeth se corona, y no solo con la corona de Rey de Escocia, sino que da vida de manera increíble a este tremendo personaje shakesperiano. Marion Cotillard hace de Lady Macbeth y cumple las expectativas, pero su papel no llega a la altura del retorcido y manipulador personaje original del literato inglés, achacable al guión, no a ella. Además, para ella ha sido un gran reto el tema del idioma, inglés antiguo con acento escocés.

Michael Fassbender y Marion Cotillard

Es ahí, a partir de su estética concepción y su impactante fotografía donde Macbeth alcanza una teatralidad extrema que a la vez es imponente cinematográficamente. Fassbender se come la pantalla desde el minuto 1, y hace que seamos testigos directos y de primera mano, de todo lo que hace y de sus maquiavélicos planes. Sus idas y venidas, su locura dentro de la maldad, sus momentos de vanagloriarse de si mismo, de sentirse único e invencible, son expresados de tal manera por este gran actor, que sin duda para mi estará destinado a la nominación de alguna estatuilla, y quien sabe si a ganarla.


En definitiva, un clásico de la literatura inglesa revisado a lo grande y con una de esas interpretaciones que marcan la carrera de un actor y para bien.

Os dejo con el tráiler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada