martes, 24 de febrero de 2015

Lucky Number Slevin (2006)

Cartel del film


Cuando vi en el cine esta cinta me encantó, y ayer viéndola de nuevo en televisión me reafirmé, sigue siendo una gran película con un guión que se disfruta como pocos. Quizás no es una obra maestra absoluta, pero desde luego está extraordinariamente llevada, conducida y su giro final a la altura de cualquier obra cumbre.
En cuanto a su estructura, su ritmo y la soltura de sus diálogos (que probablemente perderán mucho en el doblaje) y también algún actor en común puede que recuerde a Pulp Fiction, pero desde luego la temática es diferente y porqué no decirlo ni la banda sonora se parece, ni Tarantino anda por aquí. El director es Paul McGuigan y trataré de explicarla sin desvelar mucho.
 

Bruce Willis & Josh Harnett
 
 
A Slevin (Josh Hartnett) la vida no le va nada bien. Acaban de declarar ruinosa su casa y ha encontrado a su novia en la cama con otro hombre. En un intento de desconectar de todo y salir de Los Ángeles una temporada, toma prestado el apartamento de su amigo Nick Fisher en Nueva York. Cuando llega, la puerta estaba abierta, así que decide entrar y darse una ducha. Lucy Liu, interpretando literalmente a la vecina de al lado (Lindsey), entra a pedir azúcar y conoce a este joven que sólo lleva una pequeña toalla alrededor de sus caderas. Pero las cosas sólo están a punto de empeorar. En el oculto mundo de los criminales neoyorquinos, los dos mafiosos más respetados y temidos son El Rabino (Ben Kingsley) y El Jefe (Morgan Freeman).
Anteriormente socios y actualmente enemigos acérrimos, los dos gángsteres viven atrincherados en sus fortalezas, una frente a la otra. A pesar de su poder, los dos están prisioneros de su propia paranoia, ya que llevan 20 años sin salir de sus particulares reinos.


Lucy Liu & Josh Harnett

 
Pero la tensión entre ellos va en aumento. Para vengar el asesinato de su hijo, El Jefe planea matar al hijo del Rabino. Pero si parece un asesinato premeditado desencadenará la Tercera Guerra Mundial. Para solucionar el problema, El Jefe contrata al conocido asesino a sueldo Goodkat (Bruce Willis), cuyo plan es de lo más sencillo, es decir, buscará a un jugador que le deba mucho dinero al Jefe y le obligará a matar al hijo del Rabino. Y... ¿A quién elegirá? A Nick Fisher.
El enredo que se produce de falsas identidades será una de las claves de la película y además permite entender la trama.


Ben Kingsley & Morgan Freeman
 
 
Los actores están portentosos, Josh Harnett, en para mi su mejor película, Bruce Willis soberbio en el papel de matón de caché a sueldo, los gánsteres protagonizados por Ben Kingsley y Morgan Freeman aportando ese poso de sabiduría y saber estar en dos papeles que les van como anillo al dedo, y por otro lado Lucy Liu, que en el papel quizás más sorprendente está perfecta dándose el lote con el protagonista, y a la vez siendo muy lista para salvar su pellejo cuando las cosas se ponen complicadas.





Por tanto El caso Slevin no sólo sorprende por su trama, sino también por los buenos resultados en la dirección y la interpretación del protagonista Josh Harnett. Probablemente el guión ha ayudado mucho y el director, que no hace una mala labor en cuanto a realización, ritmo, puesta en escena y dirección de actores, y que le auguraba un buen futuro. También muy destacables los flashbacks, que en este film si que tienen mucho sentido para entender toda la trama.
 
Os dejo con el tráiler de esta muy recomendable película.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada