miércoles, 15 de octubre de 2014

Mejores escenas cómicas del cine (XXII)

 
 
 
En 1937, los Hermanos Marx (ya reducidos a trío) Groucho, Harpo y Chico, protagonizan Un día en las carreras, una película extraordinaria que contiene algunas de las escenas cómicas más grandiosas de la historia del cine.
La propietaria de un hospital (Maureen O'Sullivan) está casi en la quiebra económica, por lo que depende del dinero de una millonaria (Margaret Dumont) o ceder el negocio a algún magnate que alivie su situación. En esas, aparecen los Hermanos Marx, encabezados por Groucho, veterinario que se hace pasar por doctor para ayudar a mantener en el hospital a la ricachona hipocondríaca.
 


 
Una escena grandiosa es cuando deciden apostar por su caballo para conseguir el dinero necesario, es entonces cuando un vendedor de helados "Chico Marx" (al rico helado de Tutti Frutti...), le hace el lío del siglo a Groucho para que apueste de manera enrevesada a lo que él le interesa.
 
Disfrutad de la memorable escena.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada