martes, 28 de febrero de 2017

Ha muerto Bill Paxton.


El domingo, horas antes de comenzar la gala de entrega de los Óscars, saltaba la triste noticia, fallecía Bill Paxton, el actor texano, a los 61 años de edad. El que fuera actor fetiche de James Cameron, con el que ha trabajado en películas como Aliens el regreso, Titanic, terminator o Mentiras Arriesgadas moría por complicaciones tras una operación quirúrgica.
Era considerado uno de los mejores actores secundarios de la industria y había participado en más de 40 películas, donde títulos como Twister, Apollo 13, Límite vertical, Tombstone la leyenda de Wyatt Earp, etc... En los últimos años protagonizó la serie televisiva Big love con nominaciones a los Globos de Oro al mejor actor.


Era hijo de un empresario y una ama de casa, y se mudó a Los Ángeles a los 18 años donde encontró trabajo de mano de Roger Corman en el mundo del cine. Luego, después de unos años, se mudó a New York donde estudió interpretación. Dos veces casado, y tiene dos hijos de su segundo matrimonio.
Su primer film fue Crazy Mama en 1975, pero fue en 1981 con El pelotón chiflado donde realmente empezó a despegar. A partir de ahí títulos como Calles de fuego (1984), Terminator (1984) o Aliens (1986) le encumbraron. Éstas dos últimas dirigidas por James Cameron fueron un éxito absoluto. Volvería a rodar con él en Mentiras arriesgadas (1994), otro taquillazo por cierto. Apollo 13 (1995) o Twister (1996) y sobre todo Titanic (1997) agrandaron su leyenda. Siguió haciendo películas en este siglo como Thunderbirds (2004) o Indomable (2011), pero ya se había decantado más por las series. Actualmente hacía Training day, la adaptación televisiva del oscarizado film que protagonizaba Denzel Washington junto a Ethan Hawke. Su último film fue The Circle, pendiente de estrenar en abril.


Os dejo con una escena de Aliens el Regreso, de 1986, dirigida por James Cameron, que aparece en la versión extendida. En ella el grupo intenta saber porqué los bichos tardan tanto en hacer su ataque final al complejo, porqué lo hacen por el techo y porqué el nido está casi vacio cuando Ripley (Sigourney Weaver) se mete para rescatar de nuevo a la niña.


Los Óscars 2017


Esta gala de los Óscars 2017, edición número 89, ya para los restos quedará marcada por el tremendo fallo de los sobres, problema de la consultora que los reparte, que hizo quedar en ridículo a Warren Beaty y Faye Dunaway que salieron a entregar el premio en el 50 aniversario de su mítica cinta juntos, Bonnie & Clyde. Por si fuera poco, en el apartado In Memoriam, hubo varias cosas raras, primero que se dio por muerta a una productora australiana poniendo su foto con el nombre de la persona realmente fallecida, que era Janet Patterson, y no Jan Chapman, que claro está destrozada la mujer, no me extraña, a parte de olvidos imperdonables como el del director Dan Ireland, y el actor Robert Vaughn, y la reciente muerte de Bill Paxton, un día antes, que ahí quizás ya era demasiado apresurado. 
No sabemos si Donald Trump sabe algo de cine, pero le cayeron unos cuantos palos, y el presentador Jimmy Kimmel estuvo muy bien.


En cuanto a los premiados, la cinta más nominada era La La Land, que se llevó 6 de las 14 estatuillas a las que optaba, entre ellas mejor director a Damien Chazelle (el más joven en ganarlo con 32 años) y mejor actriz protagonista para Emma Stone. Pero la gran sorpresa fue Monnlight, que se ha llevado 3 premios gordos, mejor película, mejor guión adaptado para Barry Jenkins y actor de reparto para Mahershala Alí.
Hasta el último hombre de Mel Gibson y Manchester frente al mar se llevaron dos cada una, donde Casey Affleck se llevó el Óscar a mejor actor protagonista y Viola Davis a mejor actriz de reparto por Fences.
Sólo decir que yo el Óscar a mejor actriz principal se lo habría dado a Natalie Portman, pero no pertenezco a la Academia... je, je.


Ésta fue la lista de ganadores:



*Mejor Película: MOONLIGHT

*Mejor Actor:  CASEY AFFLECK por Manchester frente al mar

*Mejor Director: DAMIEN CHAZELL por La La Land

*Mejor Actriz: EMMA STONE por La La Land

*Mejor Guión original: MANCHESTER FRENTE AL MAR

*Mejor Guión adaptado: MOONLIGHT

*Mejor Actor de reparto: MAHERSALA ALÍ por Moonlight

*Mejor Actriz de reparto:  VIOLA DAVIS por Fences

*Mejor Diseño de vestuario: ANIMALES FANTÁSTICOS Y DONDE ENCONTRARLOS

*Mejor Diseño de producción: LA LA LAND

*Mejor Maquillaje y peluquería: ESCUADRÓN SUICIDA

*Mejor Fotografía: LINUS SANDGREN por La La Land

*Mejor Montaje: HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE 

*Mejor Montaje de sonido: LA LLEGADA

*Mejor Mezcla de sonido: HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE

*Mejor Banda sonora: JUSTIN HURWITZ por La La Land

*Mejor canción original: CITY OF STARS  del film La La Land

*Mejores Efectos visuales: EL LIBRO DE LA SELVA

*Mejor Corto de animación: PIPER de Alan Barillaro

*Mejor Película animada: ZOOTRÓPOLIS

*Mejor Corto documental: THE WHITE HELMES de Orlando Von Einsiedel

*Mejor Largometraje documental: O.J.: Made in America de Ezra Edelman

*Mejor Cortometraje de ficción: SING (MINDENKI) de Kristof Déak

*Mejor Película de habla no inglesa: EL VIAJANTE de Irán

Os dejo con el momentazo de la gala y el error con los sobres a mejor película... It's not a joke...






Y el tráiler de Zootrópolis, mejor película de animación, dirigida pr Byron Howard, Rich Moore y Jared Bush.


sábado, 25 de febrero de 2017

T2: Trainspotting (2017)


20 años después aparece la segunda parte de Trainspotting, aquella salvajada noventera que tanto encumbró a su director, como a los cuatro protagonistas del reparto y que sin duda cuenta con una gran cantidad de fans. Recuerdo que la primera vez que la vi, yo era veinteañero y me resultó muy impactante y sobre todo dura, con escenas bastante fuertes. A día de hoy lo sigue siendo, aunque como ya hemos visto de todo, poco puede ya sorprender. Pero aquí estaba la cuestión, dejar aquella película icónica de la cultura pop como estaba, o hacer su segunda parte, y sinceramente, una vez vista, esta secuela se queda bastante por detrás de la primera.


Ante todo hay una cosa cuando se hacen segundas partes o secuelas, y es en no repetir cosas de la original, y eso aquí no sucede, hay constantes flashbacks y guiños al pasado, que están muy bien para quien no vio la primera parte y no sabe de donde vienen los asuntos que se tratan, pero a los que ya la conocemos nos sobra, con ello resulta una propuesta mas madura, sin duda, ya no están tan asilvestrados, pero a la vez pierde frescura e interés.
No hay que olvidar, eso si, como acabó la primera parte con Renton huyendo con la pasta de todos, algo que como es lógico, sigue coleando.


20 años después Renton (Ewan McGregor) regresa a Edimburgo, y con eso nos mostrará la realidad actual de él mismo y sus tres colegas de antiguas andanzas. Es ahí donde la melancolía y la tristeza se apoderan del film, algo que en muy pocos momentos logra levantar. Primero va a ver a Simon, Sick Boy (Jonny Lee Miller) que regenta un bar al que nadie va y hace chantajes a tipos adinerados utilizando a una prostituta búlgara Veronica (Anjela Nedyalkova) como gancho, que sinceramente está tremenda y eso lo luce muy bien, pero como actriz... en fin... Spud (Ewn Bremner) sigue enganchado a la heroína, mientras Begbie (Robert Carlyle) continúa en prisión y tan psicópata como siempre.


Pero la historia no tiene fuerza, sólo la nueva pasión de Spud, la escritura, impulsada por la búlgara y las chispas de humor con el cruce entre Renton y Begbie hacen llevadera la cinta, pero poco más. El tema sexual sigue igual, Renton sigue triunfando y es un lujo ver a la búlgara en plena acción. En definitiva, el único interés es ver como todos ellos luchan por despojarse de su naturaleza propia, la de unos fracasados que van de bajonazo en bajonazo, algo que sobre todo se nota en el personaje de Renton, cuyo ataque al corazón en la cinta de un gym le ha dejado tocado, y su remordimiento por lo que hizo un lastre que arrastra y que empuja al resto del film.


En definitiva un guión muy limitado, un director que sigue siendo un genio filmando pero que está atado por ese guión, y unos actores que han perdido frescura a la vez que la historia.

Os dejo con el tráiler del film.

jueves, 23 de febrero de 2017

Jackie (2016)

Cartel del film

Jackie es un film dirigido por el director chileno Pablo Larraín, que se centra en la figura de Jacqueline Kennedy, justo en los momentos y días posteriores al asesinato de su marido JFK en Dallas el 22 de noviembre de 1963. Es evidente que la familia Kennedy ha dado para biografías, películas, libros y demás, de sobra y parecía difícil que alrededor del asunto más impactante de todos, se pudiera sacar algo más, pero si, era la figura de la ex-primera dama, Jackie, interpretada por una soberbia Natalie Portman. A veces los biopics no son del todo satisfactorios, pero en este caso la visión del director me ha gustado.


Aquí Larraín nos inicia la historia justo cuando ha sucedido, de manera sórdida, pero muy incisiva y penetrante, que nos va acercando a la protagonista marcada y completamente en shock, por la tragedia que acaba de vivir en primera persona. Pero aquí se reflejan varias cosas espeluznantes, no sólo el cruel asesinato de su marido, sino la forma en que la Casa Blanca y las personas que en ella trabajan, que intentan dar carpetazo al asunto, mientras ella procuraba enterrar a su marido de la forma más digna y solemne posible.
A la vez se van haciendo flashbacks, de una entrevista que ella tuvo una semana después con un periodista, Theodore H. White de la revista Life (al que da vida Billy Crudup) y que relata, más calmada como sucedió todo.


A Jackie Kennedy siempre se la tachó de frívola, superficial, calculadora, etc., pero en este film sale la persona a flor de piel, destrozada totalmente e incluso que llega a estar en algunos momentos algo paranoica, casi perdiendo la cordura. Tuvo que aguantar cosas como que mientras acababan de asesinar a su esposo, veía como Lyndon B. Johnson tomaba juramento en el Air Force One como nuevo presidente, mientras ella todavía estaba cubierta de sangre, donde demuestra una compostura, entereza, valentía y a la vez discrección, impresionantes.
Pero, teniendo en cuenta que el relato tiene una historia corta, está retratado de una manera muy inteligente, bien narrado y con estructura sólida. A ello contribuye mucho una banda sonora de Mica Levi, que apuntilla perfectamente esa sensación de asfixia, desasosiego y sordidez.


También hay una mezcla de imágenes documentales que se rodaron en 1961, de ella como primera dama enseñando las estancias de la Casa Blanca para un programa de televisión. Pero la cinta funciona de manera brutal, y ojo, estamos hablando en todo momento de un dramón (lo digo porque hubo protestas en la sala de público) y si alguien no se ha leído la sinopsis que no se sorprenda, gracias a la brutal interpretación de la Portman, que porqué no decirlo también, es inmensamente más guapa que la propia Jackie Kennedy. Por otro lado también están mostrados sus defectos, la vanidad por ejemplo, y ese lado romántico, pero a la vez temperamental y madre de sus dos hijos.
Me puedo equivocar, pero podemos estar ante la interpretación que le de a esta actriz un Oscar. Y señalar la presencia de John Hurt, en el que probablemente fue su último trabajo antes de morir, aquí haciendo de cura. 


Os dejo con el tráiler del film.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Bandas sonoras míticas de películas (IX)


En el año 1993 Steven Spielberg dirigió La Lista de Schindler, un tremendo film cuyo argumento se desarrollaba en la Segunda Guerra Mundial. Liam Neeson en una memorable interpretación, daba vida a Oskar Schindler, un hombre de gran astucia y talento para las relaciones públicas, que organiza un ambicioso plan para ganarse la simpatía de los nazis. Después de la invasión de Polonia por loa alemanes al principio de la guerra, 1939, consigue, gracias a esas relaciones que se había ganado, la propiedad de una fábrica en Cracovia. Allí emplea a cientos de operarios judíos, cuya explotación le hace prosperar de forma rápida. Su gerente Itzhak Stern, al que da vida Ben Kingsley, será el verdadero director en la sombra, ya que Schindler carece de los conocimientos para dirigir la empresa. Mientras Ralph Fiennes, brutal, interpreta al despiadado Amon Goeth.
Para mi, es una obra clave en la carrera de Spielberg, quizás no una obra maestra, eso quizás por unos pequeños detalles se le escapa, pero sin duda estamos ante una formidable película.
La música de John Williams completa la cinta de manera maravillosa, ese hacedor de joyas.


Os dejo con el tema principal del film.

viernes, 17 de febrero de 2017

The Great Wall (2017)

Cartel del film

La Gran Muralla está dirigida por Zhan Yimou, director entre otras de Las Flores de la Guerra, Amor bajo el espino blanco o La Maldición de la flor dorada, aquí maneja una película de ciencia ficción, fantasía, acción, aventuras y embadurnado con algo de historia. Es la producción más cara hecha en China, pero eso si, ha contado con estudios y dinero procedente de Hollywood, una colaboración yanki-china, que no sé si al amigo Trump le gustará demasiado. El caso es que el despliegue es enorme, y se han buscado también actores de peso para la cinta, Matt Damon, Andy Lau, Pedro Pascal, Jing Tian, Zhang Hanyu y Willem Dafoe.
Me chirría tanto guionista, tres en una sola película, americanos todos eso si, que parte de una historia perpetrada por otros tres.


Todo se ambienta en la China del Siglo XV, mientras se construye la que será la muralla más grande y larga del mundo, los soldados que llegan allí, muchos de ellos mercenarios, en busca de la pólvora negra, deben convivir y ayudar a los oriundos. Pero hay un secreto, y es cuando los foráneos descubren que la edificación no sólo vale para defenderse de los vecinos mongoles, sino también y sobre todo, sirve como barrera para resguardarse de una amenaza mayor, algo sobrenatural e inhumano. Ese misterioso fenómeno, será una auténtica pesadilla contra la que tendrán que luchar y sufrir la llamada Orden sin nombre, que gobierna y defiende la muralla.



Aquí observamos en la narrativa algo muy curioso, y es lo pronto que el hombre blanco se convierte en líder y héroe de una civilización que está en peligro de ser extinguida por una fuerza mayor. William (Matt Damon), se cepilla a un monstruo y asciende a salvador al cargarse a otros dos en el asedio. Pero a diferencia de otros protagonistas anteriores, comparte la gloria con sus semejantes chinos, en vez de quedarse con toda para él. Hasta allí llegó acompañado por Tovar (Pedro Pascal), otro mercenario español, mezcla de valiente y cobarde, pero con agudas frases cómicas como "No me alisté para esto", "Tengo hambre" u otras...
Allí coinciden con Ballard, un personaje que en 25 años ha sido incapaz de salir de allí, y ve en ellos la oportunidad para escaparse.


Pero lo mejor de este film sin duda, es la maestría que demuestra el director a la hora de describir la organización del ejército que defiende la muralla, y todas las escenas de batalla y acción, rodadas con una pulcritud absoluta, como hacía en las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Destacar también esos códigos de honor, fuertemente arraigados dentro de la orden, y la presencia como luchadoras infatigables de las mujeres, al mismo nivel que los hombres.
El problema radica en que hay cosas forzadas, a pesar de tener momentos brillantes, y los actores en general tampoco es que hagan deleites muy espectaculares.


Os dejo con el tráiler de La Gran Muralla.

miércoles, 15 de febrero de 2017

El Cine Palafox de Madrid cierra. Últimas proyecciones.


El próximo 28 de febrero, el Cine Palafox cerrará definitivamente como tal, y como despedida, en su última semana abierto, del 20 al 27 de febrero, lo hará proyectando una serie de clásicos que van desde Con faldas a la loco a Pulp Fiction, de El Padrino a Blade Runner, de Memorias de África a Casablanca, etc., todas ellas en versión original subtitulada.
El Cine Palafox, situado en Calle Luchana, 15, se inauguró en los años 60, con Barrabás como la primera de sus proyecciones. Juan Ramón Gómez, director de la empresa familiar que explota y da servicio desde su inauguración a finales de 1962, ha confirmado a EFE que "Yelmo Cines ha adquirido el espacio". Por lo menos así, no será pasto de grandes marcas de ropa, y seguiremos disfrutando de cine en estas instalaciones.
Esto supone, el fin de casi 55 años de la segunda sala más grande de la capital, con 856 butacas, sólo superada por la del cine Capitol de Callao.


Me apetece mucho ver en pantalla grande un film que en su año de estreno, 1994, no pude ver en los cines, la enorme Pulp Fiction. Os dejo con el traíler.

viernes, 10 de febrero de 2017

La La Land (2016)

Cartel del film

No soy yo precisamente un fan de los musicales ni mucho menos, recuerdo en su día las alabanzas continuas a Moulin Rouge o a Chicago, y sinceramente no me interesaban, de hecho no llegué ni a verlas en cine. Pero con La La Land (La ciudad de las estrellas) pasaba algo que me animaba ciegamente a verla, y primero era el dúo de actores protagonista, al que considero estupendos, y que desde luego están soberbios como tanto se decía, pero es que en segundo lugar la película no es sólo un musical al uso, tiene su base clásica que se refleja en cosas de West Side Story o de Singing in the rain, pero es actual y todo está expuesto en su justa medida. Ni hay bailes de más, ni la historia de amor se hace empalagosa porque también se pelean, etc...


Según parece arrasará en los Oscars (ya lo ha hecho en los Globos de Oro con 7 galardones), y tenía que verla para saber el porqué, y ahora ya lo sé. Pues ese era mi miedo inicial, que tanta pompa y tanta buena crítica hicieran un efecto en sentido contrario, y que la película no llegara a las expectativas creadas, pero después de un inicio que no acababa de arrancar, es de esas películas que te van engatusando poco a poco hasta llevarte al huerto, por lo menos en mi caso.
Ante todo hablamos de una película romántica y de soñadores, y los soñadores por norma general suelen ser perdedores, pero en este caso la historia de amor que surge entre los protagonistas está tan bien hilada, tan bien fotografiada y expuesta, que hace que el público se vea involucrado en la misma.


Mia (Emma Stone), es una joven aspirante a actriz que trabaja como camarera en una cafetería de Hollywood, mientras acude a castings donde continuamente es rechazada , y Sebastian (Ryan Gosling) es un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios. Después de varios cruces curiosos, primero en un atasco, luego en una fiesta y finalmente en un club donde él toca, acaban por enamorarse. Pero como toda historia de soñadores, su ambición se centra en triunfar en sus respectivas carreras, y primero lo consigue él, y luego irá ella, algo que amenazará con separaralos.


Pero creo que el director Damien Chazelle ha acertado en una cosa, y es en dejar de lado ciertas cosas intrascendentes en el film para darle protagonismo exclusivo a la pareja, que por otro lado despachan una química entre ambos brutal. La amplitud de registros que está demostrando Ryan Gosling es impresionante, y Emma Stone con esos ojazos y esa expresividad se come la pantalla (y ojo que hay actrices que son mucho más guapas, o espectaculares). Así, el director consigue que amemos a la pareja, que no se abandone el musical, pero además lo adereza con una parte de amor al jazz, que le queda al film, por lo menos bajo mi punto de vista, brutal, amor a una música antigua que se regenera y que se sigue tocando en garitos pequeños, donde ganarse el jornal cuesta y mucho.


Cuando me refiero a cosas intrascendentes, digo que cuando la pantalla la ocupan personajes muy secundarios que se ponen a bailar, para mi el film pierde todo el interés, pero si eso se hace aquí al principio, con un baile de inicio, y al final con otro de cierre, me parece perfecto. 
Hay que admitir que el tema coreografías está espléndido, y que los números musicales son una auténtica delicia, aunque domine la melancolía sobre todo en el tema que toca Gosling al piano. 
Por último, en este film hay muchas lecciones de vida para quien quiera leerlas, y una de ellas es que quien persigue un sueño y se esfuerza, persevera y es cabezota, suele conseguirlo, eso si, algo te tienes que dejar por el camino.
Me quedo con varias escenas de este film, y eso que el final es agridulce, cosa que todavía me gusta más, no es el típico cuento de hadas.


Os dejo con el tráiler del film.


martes, 7 de febrero de 2017

Los Goya 2017


El sábado se celebró la 31 edición de los premios Goya del cine español, como siempre más industria que otra cosa, pero que también sirve para galardonar a aquellas películas que según la Academia han hecho grandes trabajos. La gala fue presentada por tercera vez consecutiva por al actor Dani Rovira, quien ya desde el inicio dejó claro con varias puyas a la clase política, que el apoyo a la cultura sigue siendo ínfimo.
Las claras favoritas eran dos, a tenor de las nominaciones, 12 tenía Un monstruo viene a verme de J. A. Bayona y 11 la ópera prima de Raúl Arévalo, esa Tarde para la ira. También sabíamos que el Goya de honor a toda su carrera era para Ana Belén.


Pues bien, la gala transcurrió sobre ese escenario lleno por una orquesta, que reducía el ya poco espacio que hay, por lo que es casi increíble que nadie se tropezara en las entradas y salidas para dar premios, con esos trajes que llevan para la ocasión y tacones infinitos, etc... Pero ahí radica el problema de esta gala, que cada vez es más evidente, se convierte en un desfile de idas y venidas, premiados, encargados de dar esos premios, pero que ante todo no tienen alma, sin personalidad ni emoción, cosa que de vez en cuando rompe alguien, y ésta vez fue la maravillosa Emma Suárez, que fue la primera actriz que se llevó dos Goyas por mejor actriz principal y otro por mejor actriz de reparto, la que rompió esa sosería.


Es más que evidente, por lo menos desde mi punto de vista que la gran triunfadora de la gala fue Tarde para la Ira, que se llevó 4 de los premios a los que optaba. Y dirán muchos, pero si ¿Un monstruo viene a verme se ha llevado 9? En efecto, pero la importancia que tienen los cuatro del film de Raúl Arévalo, siendo su primera película, me parecen impresionantes. Ojo, mejor película, mejor dirección novel, mejor guión y mejor actor de reparto a Manolo Solo, que vaya diez minutos de este hombre en esa película, ya lo dije cuando la vi en el cine, que merecía un Goya. El film de Bayona abruma en Goyas técnicos, efectivamente es una película de gran presupuesto hecha técnicamente de manera fantástica, pero me llega más el thriller rural de Arévalo.


En el apartado de actores muy merecido Goya para Roberto Álamo sin duda, por su papel en Que Dios nos perdone, aunque para mi Eduard Fernández se sale en El Hombre de las mil caras también. Anna Castillo por El Olivo se hizo con el Goya a mejor actriz revelación y Carlos Santos el de mejor actor revelación por El Hombre de las mil caras, film que también se llevó el premio al mejor guión adaptado.
El Goya de honor fue para Ana Belén, actriz que dijo en una de sus declaraciones que agradecía el premio a toda la gente que había confiado en ella en toda su carrera, y que gracias a ellos ha tenido trabajo y oportunidades, cosa que dice que ahora no lo ve por ningún lado, y en cierta manera tiene razón, los tiempos han cambiado mucho.


Pues aquí está la lista de ganadores:


*Mejor película: Tarde para la Ira


*Mejor dirección: J. A. Bayona por Un monstruo viene a verme


*Mejor interpretación femenina protagonista: Emma Suárez por Julieta


*Mejor interpretación masculina protagonista: Roberto Álamo por Que Dios nos perdone


*Mejor interpretación femenina de reparto: Emma Suárez por La Próxima piel


*Mejor interpretación masculina de reparto: Manolo Solo por Tarde para la Ira


*Mejor actriz revelación: Anna Castillo por El Olivo


*Mejor actor revelación: Carlos Santos por El hombre de las mil caras


*Mejor guión original: David Pulido y Raúl Arévalo por Tarde para la Ira


*Mejor guión adaptado: Alberto Rodríguez y Rafael Cobos por El hombre de las mil caras


*Mejor película Iberoamericana: El Ciudadano Ilustre (Argentina)


*Mejor película europea: Elle (Francia)


*Mejor película de animación: Psiconautas, los niños olvidados de Alberto Vázquez y Pedro Rivero


*Mejor música original: Fernando Velázquez por Un Monstruo viene a verme


*Mejor canción original: Ai, ai, ai por Silvia Pérez Cruz de Cerca de tu casa


*Mejor dirección de producción: Sandra Hermida Muñiz por Un monstruo viene a verme

*Mejor montaje: Bernat Vilaplana y Jaume Martí por Un monstruo viene a verme


*Mejor dirección de fotografía: Oscar Faura por Un monstruo viene a verme


*Mejor dirección artística: Eugenio Caballero por Un monstruo viene a verme


*Mejor diseño de vestuario: Paola Torres por 1898. Los Últimos de Filipinas


*Mejor maquillaje y peluquería: David Martí y Marese Langan por Un monstruo viene a verme


*Mejor sonido: Oriol Tarragó y Peter Glossop por Un monstruo viene a verme


*Mejores efectos especiales: Pau Costa y Félix Bergés por Un monstruo viene a verme


*Mejor película documental: Frágil Equilibrio de Guillermo García López


*Mejor cortometraje de ficción: Timecode de Juanjo Giménez Peña


*Mejor cortometraje de animación español: Decorado de Alberto Vázquez


*Mejor cortometraje documental español: Cabezas habladoras de Juan Vicente Córdoba



*Goya de Honor: Ana Belén

Os dejo con el tráiler de Pisconautas, los niños olvidados.

jueves, 2 de febrero de 2017

Split (2016)

Cartel del film 

Recordemos que M. Night Shyamalan es un director de cine y guionista que saltó al estrellato más absoluto con El Sexto Sentido (1999). A partir de ahí cualquier producción suya era esperada como un gran acontecimiento, El Protegido (2000) es otro gran film, acogido con no tanto entusiasmo. Lentamente fue cayendo la atención que se prestaba a sus nuevas películas, que en algunos momentos resurgió, como en Señales (2002) o El Bosque (2004). Pero claro, la pobre repercusión de Airbender, el último guerrero (2010) y After Earth (2013) volvieron a llevar casi al olvido al director de origen hindú. Ya con La Visita (2015), su anterior film, algo cambió a mejor, y ahora llega Múltiple, y vuelven las alabanzas.


Aquí vuelve con un thriller de terror, donde Kevin (James McAvoy) lleva en tratamiento muchos años con su psiquiatra de confianza, la Doctora Fletcher (Betty Buckley), y le ha demostrado que posee hasta 23 personalidades diferentes, pero que aún queda por emerger otra, que dominará a todas las demás. Así secuestra a tres chicas adolescentes, encabezadas por la decidida y observadora Casey (Anya Taylor-Joy), a las que encierra en una especie de cuartel bastante raro, oscuro y deprimente. Kevin lucha por sobrevivir contra todas sus personalidades y la gente que le rodea, a medida que sus comportamientos mentales empiezan a sufrir serios problemas, y sus llamadas a la doctora empiezan a reproducirse como constantes. 


En el apartado psicológico del film, que de hecho se trata bastante e incluso se ve a la doctora Fletcher en una conferencia por skype interviniendo en un congreso acerca de esas actitudes y comportamientos, y su opinión sobre los mismos, se hace hincapié en las divisiones mentales de personas que sufren trastornos de identidad disociativa. La ciencia investiga, pero no da respuestas con base sobre ello. En algunos casos, incluso se llegan a manifestar atributos físicos únicos correspondientes a cada personalidad. Evidentemente, el caso de Kevin rompe el molde, y la doctora se adentra de lleno en éste, que le fascina, ya que siendo soltera y sin hijos, puede dedicarle todo el tiempo a su disposición.


Recordaba a James McAvoy por su trabajo excelente en El Último Rey de Escocia, o Trance, pero aquí parte la pana de verdad. Interpretar a un personaje que tiene 23 personalidades diferentes, os aseguro que no es fácil, pero hay momentos del film, donde las encadena de una manera impresionante, y eso tiene para mi un mérito brutal. Su trabajo es brutal, y desde luego de los más atronadores en mucho tiempo. El gran descubrimiento es la actriz Anya Taylor-Joy, cuyo papel tampoco es fácil, y siendo la más inteligente de largo de las tres chicas raptadas, en su caso se unen sus abusos sufridos cuando era pequeña por su tío, a lo que nos llevan flashback continuos, pero necesarios.


En el apartado técnico se trata de una gran película, desarrollada casi todo el metraje en espacios cerrados, centrándose en la angustia y el desamparo de las chicas encerradas y en el progresivo deterioro del protagonista que se acaba convirtiendo en una auténtica bestia. La verdad es que el trabajo de McAvoy es increíble, dota a cada personalidad de un tono, gesto, etc., que hace que ya distingamos a cual de las personalidades está interpretando. Una auténtica coronación como actor sin duda, que me temo hará que le lluevan papeles de inmediato y suba su caché de manera impresionante.
Por cierto, atentos a la sorpresa del final... os recordará algo del pasado.


Os dejo con el tráiler del film.