jueves, 30 de enero de 2014

Doble Check (2012)

Cartel del cortometraje
 
 
 
Paco Caballero dirige éste cortometraje, en el que un simple comentario o mensaje dejado en el whatsaap, algo que todos utilizamos a diario en nuestras vidas, y que se ha convertido en algo sin los que muchos no podemos vivir, puede llegar a influir en una relación de pareja. Ya sabéis ese servicio de mensajería instantánea megainteligente y torturador, que te avisa cuando tu interlocutor ha visto que has mandado algo por culpa del maldito "doble check", y no sólo eso, controla si estás en línea, si escribes, si dudas, si piensas, si existes, si pasas de reponder, si whatsappeas a saco con nocturnidad y alevosía... En fin que estamos controlados por el Whatsaap.




 
 
En este corto, el doble check ocasionará una terrible discusión de pareja que acaba con su ruptura, pero es que además el doble check tiene la rara habilidad de duplicar o triplicar cualidades de las personas, es decir, si alguien es celoso, el whatsaap lo hace megaceloso, si alguien es nervioso, este servicio lo hace incluso más nervioso aún, y así sucesivamente.
En definitiva una adicción de hoy en día que causa más estragos que alegrías.

 
Disfrutad del corto, dónde Miki Esparbé es el chico (Miguel) y Miriam Hernández la chica (Luci).
 
 

martes, 28 de enero de 2014

Curvas (2012)

Cartel del corto



En 2012 David Galán Galindo dirige éste corto tremendamente gracioso, que recoge la vieja leyenda de la chica de la carretera que murió en una curva, aquí interpretada por Mariam Hernández. La situación se torna dantescamente graciosa, cuando la chica no da con la curva dónde realmente se mató, a lo que el conductor que la ha recogido, interpretado por José Lozano atiende atónito y desesperado.



 
 

El desenlace es de lo más gracioso, cuando el propio conductor se cruza con otro (Mario Díaz) y le pregunta que dónde está dicha curva, ya que por sus narices va a tener que encontrarla, dada la agobiante situación. Evidentemente, lo mejor es que trata una tragedia como algo gracioso e incluso desternillante.






 
Os dejo con este divertido cortometraje.

 

lunes, 20 de enero de 2014

The Wolf of Wall Street (2013)

Cartel del film


 
El Lobo de Wall Street es el  tríptico con el que Martin Scorsese pinta o dibuja a la sociedad americana de consumo, es decir, del dinero, a esa misma sociedad que terminará, inevitablemente, metida de lleno en la crisis económica actual. Esta oda a la depravación funciona como algo impactante a través de la pantalla, de efecto inmediato, risas, nerviosismo, excitación, superpoderes que duran lo que el subidón de la sustancia ingerida, pero toda droga que se toma tiene un precio de consumo elevado. 
 



  Leonardo DiCaprio


 
La película cuenta la historia de Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio), agente de bolsa cuyas habilidades para el negocio acaban convirtiéndole en el magnate de los mercados, situado por encima de la ley, y de cualquier atadura moral, es decir hace lo que le viene en gana, y además nos narra y nos guía en el film. Todas las situaciones que se dan a lo largo de 180 minutos, son pasadas por su punto de vista. Se trata de un hedonista, vividor, ninfómano y un drogadicto-pastillero encantado de serlo e incluso alardea de ello. Belfort, viene a encarnar el estereotipo negativo definitivo del malo malísimo de éstos nuestros tiempos, un tipo de personaje que Scorsese siempre ha tratado de forma genial, y me refiero a un tipo que ya no utiliza armas ni va a la guerra, sino una persona incrustada dentro de la sociedad, que le saca el jugo hasta el fondo para disfrutarlo de manera excesiva y sin límites.




  Margot Robbie & Leonardo DiCaprio
 
 
 
La principal característica de Jordan Belfort es que quiere ser rico, cochinamente rico y está dispuesto a todo para conseguirlo. Después de aprender la senda del bróker, inicia un ambicioso y alocado proyecto con su colega Donnie Azoff (Jonah Hill, "Moneyball") que les lleva a los destinos más bizarros, pornográficos y drogadictos del universo.
Cada hora del film describe las tres partes del tríptico: La euforia, el descontrol y las consecuencias. Y cuanto más depravado, oscuro y patético se vuelve todo, más risa genera. Una risa basta, grosera e hipócrita, pero risa, la verdad es que no he parado de reírme en casi todo el film.


 Jonah Hill & Leonardo DiCaprio
 
 
 
La actuación de DiCaprio, un actor que ha ido a más hace ya unos cuantos años, es portentosa, diría que este papel le viene como anillo al dedo (mucho más que el de El Gran Gatsby), pero lo que más me gusta, es como lidia Scorsese con tanta gracia un tema tan absolutamente repulsivo. Que la acusan de intrascendente, de gamberrada, pues hombre, nos cuenta una historia que ya sabemos, y en bastantes momentos es tremendamente gamberra, pero nunca deja de contarte las peripecias de éste personaje, subyugado por su poder absoluto, y es ahí en ese superpoder dónde cree tener hasta a la policía en el bolsillo...





 
 
A la película como mucho le sobran 3 escenas, quizás el final se te hace pelín largo, pero es como el bajón que te dan las drogas, que luego te quedas hecho polvo.
 
Os dejo con el tráiler.
 
 

jueves, 16 de enero de 2014

Yut doi jung si (The Grandmaster) (2013)

Cartel del film


 
Hacía tiempo que no veía una película asiática, y el otro día le tocó el turno a The Grandmaster, dirigida por Wong Kar-Wai de Hong Kong, que es un realizador con un sello personal tan particular, que resulta imposible separar el aspecto formal, de su concepción artística de la narración propiamente dicha. Sus películas, no se pueden simplificar en un argumento o sinopsis breve, en gran parte, la forma en la que están rodadas y eso, o se experimenta o es profundamente complicado de explicar.
 
 



 
Aquí habla de un relato sobre las artes marciales y el alma de la civilización china. Dos maestros de kung fu, Ip Man (Tony Leung, actorazo), el hombre que entrenó al mítico Bruce Lee, y la bella Gong Er (Zhang Ziyi, bellísima), que viene desde el norte, se reúnen en la ciudad natal de Ip Man de Foshan, en vísperas de la invasión japonesa en 1936. El padre de Gong Er, un gran maestro de renombre, también viaja a Foshan para su ceremonia de jubilación, que se llevará a cabo en el legendario burdel El pabellón de oro. Esta historia de traición, honor y amor se lleva a cabo durante la época tumultuosa que siguió a la caída de la última dinastía de China, un tiempo de caos, la división y la guerra que también fue la época de oro de las artes marciales chinas. Lo peor de todo es que a la invasión japonesa le siguió una guerra civil en la propia China, lo que provocó en su día la desaparición de muchas familias, costumbres, tradiciones y lugares. Hablamos de un período que comprende desde 1936 a 1953 aproximadamente. 





 
La mejor manera de disfrutar de esta película es la de dejarse llevar por completo y quedar atrapado en las espléndidas imágenes que nos propone el director, fluir con la película, como si de una partitura se tratase, ya que es como una suite contínua al estilo de una orquesta de música clásica. Aunque para mi, su fallo, como el de tantas otras películas asiáticas, son las transiciones silenciosas, con demasiados momentos de recreación de cosas sin importancia, que le quitan demasiado ritmo al film, bajo mi punto de vista. Eso si, las escenas de lucha son realmente espectaculares y muy logradas, con detalles excelentes, a destacar sobre todo la que se desarrolla en una estación de tren y la escena inicial.


 
 
 
Os dejo con el tráiler de ésta interesante partitura cinéfila de artes marciales... cuya sensación final es la de belleza incomparable por momentos, pero de sabor y corazón amargos.
 

martes, 14 de enero de 2014

La vuelta a la tortilla (2013)

 
 
 
Paco León,  ha realizado su primer cortometraje solidario "La Vuelta a la Tortilla", una producción de ficción con fines benéficos que el actor y director ha realizado en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama y para la que se ha inspirado en el caso de 8 mujeres de distintas partes de España que han pasado por esta enfermedad.



 
 
La lucha contra el cáncer de mama ha inspirado esta historia, en la que Silvia (Silvia Rey), junto a su amiga Paqui (Paca Montoya), encontrarán motivos para celebrar al conocer a Rafa (Fele Martínez). Es una historia que podría pasarle a cualquiera, muy del día a día, y que realmente hace que mucha gente fastidiada tenga esperanzas. Esa fragilidad de la protagonista, y el miedo a una relación en su situación, está tratada hasta de forma humorística y tierna, algo que es atinado por completo, además que la metáfora de la vuelta a la tortilla de patata que ella misma hace es acertadísima.
 
 
 
 



 
Según afirma el mismo Paco León: "Se trata de una historia de amor cotidiana, en la que la protagonista tiene la opción de afrontarla como haría cualquier otra mujer. Tiene que dejar atrás sus miedos y seguir adelante. La gente que le rodea le apoya y le ayuda a tomar las decisiones adecuadas. En definitiva, una historia emotiva que no pretende hacernos llorar, sino todo lo contrario, sacar una sonrisa llena de ilusión y esperanza’.
Todos los beneficios de este corto, se destinarán a la creación de la II Beca de Investigación SEOM-Buckler 0,0. Tanto Paco León, como su productora Andy Joke y Buckler 0,0, decerán los derechos del corto durante dos años.
 
Disfrutad del mismo.
 
 

lunes, 13 de enero de 2014

The men who stare at goats (2009)

Cartel del film


 
Ayer pude disfrutar por fin de ésta comedia disparatada y sin pretensiones, que en su día dejé escapar de las pantallas de cine, por motivos que no vienen al caso.
Grant Heslov, al que pocos o nadie recuerda, venía acompañado de sus mejores y más fiesteros colegas para adaptar la novela homónima de Jon Ronson, dispuestos a dar rienda suelta a esta surrealista sátira sobre las técnicas de control mental y programas de entrenamiento militar. Y desde luego, el resultado no pudo ser más bueno, aunque ciertas son las similitudes a obras menos serias de los Cohen, esta ida de olla, me parece realmente destacable.
 
 

George Clooney


 
Bob Wilton (Ewan McGregor), un periodista (al que ha abandonado su mujer) que ha sido enviado a Irak para hacer el reportaje de su vida, conoce allí a Lyn Cassidy (George Clooney), un soldado que asegura que ha sido adiestrado para usar su mente como arma, mientras viven disparatadas situaciones que ponen sus vidas en peligro. El creador de este revolucionario programa basado en la fuerza de la psicología, y que podría cambiar las artes de la guerra, fue Bill Django (Jeff Bridges), que reclutó a hombres con ciertos poderes telepáticos para crear el Ejército de la Nueva Tierra... conformado por Jedais al estilo Star Wars.



   George Clooney & Ewan McGregor




El film hace las delicias de los espectadores amantes de lo absurdo como yo, y estando basada en hechos y personajes reales en desequilibrio que viven dentro de un universo extremadamente coherente. Cierto es, que la parte final de la película es la que me decepciona un poco, ya que no está bien rematada, cuando durante todo el film no había parado de reír. Al final se diluye, y echo de menos una genialidad para terminar de cuadrarla.
Apuesta arriesgada a la que no le faltarán detractores, ya que mal entendida puede resultar una autentica majaderí­a, eso si.



Kevin Spacey, Jeff Bridges & George Clooney


 
Ambos, Clooney y McGregor, saben reírse de si mismos, uno demostrando saber desmarcarse (y no es la primera vez) del eterno papel de galán,y el otro burlándose de aquella parodia llamada Síndrome de Mark Hamill, dos actorazos, acompañados de otros dos que se sienten en su salsa y se divierten como nadie, Jeff Bridges, interpretando a El Nota 2, un personaje con múltiples paralelismos al que le diera tanta fama en El Gran Lebowski, con la diferencia del cambio de nombre, y esa trenza que jalona su aspecto, dando vida a un militar reconvertido a hippy new-age, con todo tipo de excentricidades, ridiculizando al ejército y la violencia.
La otra cara es Kevin Spacey, con el rol de malo muy malo, malísimo, dando cancha al villano por antonomasia, y que putea de manera inmisericorde tanto a Bridges como a Clooney.



Jeff Bridges hippie
 
 
En definitiva una película irregular, con altos y bajos, aunque yo estuve riendo buena parte de ella, con un guión tan absurdo que es coherente, y dejando en evidencia toda aquella rumorología sobre las actividades paranormales de la década de los 80. Se ríen a carcajadas del imbécil que se cree listo, se ponen en evidencia las miserias de la fe irracional, por parte de un reparto muy acertado, que además no recuerdo haber visto juntos en ningún otro film.

Os dejo con el principio de la película.

 

viernes, 10 de enero de 2014

Inside Llewyn Davis (2013)

Cartel del film

 
 
Muchas ganas tenía de ver la nueva película de los hermanos Joel y Ethan Cohen, a los que adoro, ya que su filmografía me ha producido momentos inolvidables. Pero con "A propósito de Llewyn Davis" vuelven a estar ahí arriba, narrando una historia de un cantautor que recorre la escena musical folk de Nueva York en 1961. Está parcialmente basada en las memorias "The Mayor MacDougal Street del músico y activista Dave Van Ronk. El protagonista principal es Oscar Isaac (Llewyn Davis), Justin Timberlake (Jim), Carey Mulligan (Jean) y John Goodman (Roland Turner) entre otros.
 
 


 Oscar Isaac, Justin Timberlake & Carey Mulligan


 
En febrero de 1961, Llewyn Davis es un cantante popular que lucha (anteriormente un marino mercante) en el Greenwich Village de Nueva York. Su compañero musical, Mike (cantado por Marcus Mumford), se ha suicidado y su reciente álbum en solitario Inside Llewyn Davis no está a la venta, no tiene dinero y está durmiendo en los sofás de amigos y conocidos.
En cuanto a los actores que rodean el film, secundarios de lujo, quiero destacar a Carey Mulligan (qué guapa, leñe) y su sólida y gran interpretación, que pierde toda su inocencia para fulminar al protagonista, no sólo con una mirada, sino con unos problemas (que a Gallardón le harían vomitar) y con una frase lapidaria "todo lo que tocas lo conviertes en mierda, como el hermano tonto del rey Midas" y la del gran F. Murray Abrahan (el inolvidable Salieri de Amadeus), que en una sólo escena, con dos miradas y dos frases lo borda.



Oscar Isaac


 
Es una película sobre perdedores, sobre uno de esos perdedores a los que se les coge un cariño poco justificable si no nos escudamos en el hecho de que se trata de “nuestro perdedor”, ese al que estamos siguiendo la pista desde que recibe la primera hostia en el minuto uno (física y psíquica), de un loser, que tiene en su carácter tantos rasgos nuestros (la mayoría exagerados y la minoría fotocopiados) y que no podemos evitar sentir cierta identificación inmediata, aunque mantengamos la distancia hipócrita diciendo "a mi eso no me pasaría", cuando en el fondo es uno de los nuestros.



John Goodman
 
 
 
Los hermanos Cohen son unos magos, no sólo en contar historias de perdedores, sino en crear personajes increíbles, como el que aquí interpreta Oscar Isaac con reminiscencias de El Nota, algunas otras de los fugitivos de O Brother, o esa secretaria y esa oficina ajenas al paso del tiempo, a la informática y a la digitalización, que ya encontramos en "Quemar después de leer", o ese enorme (en todos los sentidos) John Goodman, que nos recuerda a aquel tipo irascible que arrojó contra sí mismo las cenizas de su amigo, también en "El gran Lebowski".
 
En resumen, un film extraordinario, que recomiendo con ganas (sobre todo a aquellos que les gusta la música) y cuyo final es una descripción total de lo que es la suerte o tener estrella en la vida y lo que es ser un perdedor, cuando te pegan después de actuar y encima en el mismo local tocaba un joven ¿Bob Dylan?...
 
Os dejo con el tráiler.
 
 

miércoles, 8 de enero de 2014

Lincoln (2012)

Cartel del film


 
Steven Spielberg dirigió un proyecto con el que estuvo encajando piezas a lo largo de 10 años, y al final lo llevó a cabo con Daniel Day-Lewis encarnando el papel de Abraham Lincoln, quizás uno de los personajes más importantes en la historia de los Estados Unidos.
Spielberg aborda una de las etapas más importantes de la historia de Estados Unidos, sin por ello dejar de lado su magistral conocimiento del cine de entretenimiento para conseguir llegar al mayor número de espectadores posible. Pero sin embargo y bajo mi punto de vista se centra demasiado en aspectos políticos, cuando casi todos los años de su presidencia iban en paralelo con la Guerra de Secesión, a la que presta una atención secundaria.




   Daniel Day-Lewis


 
En 1865 y mientras la Guerra Civil Americana se acerca a su fin, el presidente Lincoln recién reelegido, propone una enmienda (la 13ª) que prohíba la esclavitud en todo el país. Pero esto provoca un gran problema, dilema o cisma, y es que si la paz llega antes de su aprobación, el Sur (los confederados) tendrá poder de rechazarla y mantener la esclavitud, sin embargo si la paz llega después, miles de personas seguirán muriendo en el frente. Se establece entonces, una carrera contrarreloj para conseguir los votos necesarios (faltaban 20) para que la enmienda fuese aprobada, y esa labor sobre todo sobre gente del partido demócrata que perdían su escaño centra gran parte del film, en el que el propio Lincoln se implicó, eso a su vez hizo que tuviese multitud de crisis de conciencia personal, con su mujer y con los componentes de su gabinete.





 
 
 
La película se centra exactamente en los tumultuosos últimos meses en ejercicio del decimosexto presidente de los Estados Unidos. En una nación dividida por la guerra y en la que soplan fuertes vientos de cambio, Lincoln emprende un conjunto de iniciativas (que algunos acusaban de dictatoriales, cuando había sido elegido en las urnas democráticamente) con el objetivo de acabar con la guerra que, según sus propias palabras estaba desangrando al país, unirlo, y abolir la exclavitud, lo que da una idea de la talla de este personaje histórico, un adelantado a su tiempo totalmente. Con su talla moral, y su fuerte determinación Abraham Lincoln con sus decisiones en un momento tan crítico cambiarían el destino de las generaciones posteriores.







 
En cuanto al reparto, es simple y llanamente excepcional, con esos mimbres se puede hacer lo que sea. Daniel Day-Lewis es considerado uno de los mejores actores de la actualidad, siendo todo un acontecimiento que acepte rodar una película, ya que hace tiempo que decidió espaciar sus apariciones en la gran pantalla, siendo también una rareza el hecho de que conceda una entrevista, pero en este film está inmenso, borda el personaje, está caracterizado de manera impresionante y clava hasta los andares, con eso lo digo todo, no me extraña que le dieran su tercer Óscar por esta interpretación. Tommy Lee Jones, que hace del congresista Thaddeus Stevens, está antológico, Sally Field está imponente como la mujer del presidente, un personaje difícil con bajones emocionales. David Strathairn, James Spader, Jared Harris, etc., completan un elenco excepcional.
 




 
Lo único que me ha decpcionado en la visión del film, es que la escena del asesinato del presidente es obviada, y vemos por decirlo así, como es vivido por la gente que está en el teatro viendo la obra, incluído su hijo pequeño, pero no se muestra ese momento histórico, me parece que ese final no hace honor a una muy buena película, una pena.
 
Os dejo con el tráiler del film.
 

lunes, 6 de enero de 2014

Fear and loathing in Las Vegas (1998)

  Cartel del film

 
 
En 1998, Terry Gilliam dirige la que para mi es posiblemente una de las películas más bizarras que haya visto jamás, basada en la novela de Hunter S.Thompson. Todos sabemos el éxito que tuvo Resacón en Las Vegas, pero para mi la película de la que parte toda esa idea de drogas y desfase en la ciudad del juego, tiene su origen, sin duda, en esta cinta. Gilliam ha demostrado un sentido del humor que, curiosamente, no se basa en el concepto tradicional de "humor", sino en conciliar lo bizarro con lo cotidiano.
Anoche, en un garito al que hacía tiempo no iba, la estaban poniendo, y entre copa y copa, las risas iban en aumento.






 
Evidentemente, en su momento fue un film que causó un desconcierto total, ya que su intención más bien es esa, la de despistar o repeler al espectador.
La "historia", si así la queremos llamar, nos cuenta el viaje (literal y figuradamente) de un reportero Raoul Duke (Johnny Deep) y su abogado Dr.Gonzo (Benicio del Toro) que visitan Las Vegas para llevar la crónica de una carrera motociclística a través del desierto, viajando en un descapotable rojo cuyo maletero es una auténtica farmacia: dos bolsas de marihuana, 75 pastillas de mescalina, 5 hojas de ácidos y muchas otras drogas. Posteriormente, Duke se quedará en Las Vegas para cubrir una convención de "Sheriffs" luchando contra el tráfico y consumo de drogas en sus respectivos pueblos. 
 





 
Estos eventos, sin embargo, a pesar de estar presentes pasan a un segundo plano, ya que ambos personajes están metidos en un frenesí de abuso de drogas y alcohol tan violento que hace que su "viaje" sea el auténtico tema central de la película, ya que esos acontecimientos que les rodean son vistos difusamente por su alterada conciencia y la mayor parte del diálogo de la película se da en forma de narración, por medio de la cual "oímos" los pensamientos del reportero en su intoxicante recorrido.






El resultado del film, es que antes que seguir una historia coherente, se descompone en una variedad de viñetas, donde vemos y oímos la torcida percepción que los personajes tienen de las historias que hay a su alrededor. Una visita a un casino (ya bastante surrealista estando sobrio) se convierte casi en una pasaje sacado del mismo infierno de Dante. Los períodos de relativa sobriedad, están plagados de alucinaciones y fantasías paranoicas.
Es, en definitiva, una película que no tiene medias tintas, o la amas y aceptas esa idea de que la percepción que tengamos de las cosas sea totalmente subjetiva y por tanto válida para todos, o de repulsión absoluta ante el aparente rechazo por toda moralidad convencional.
A destacar la, para mi, las sublimes actuaciones de Deep y Del Toro ya que tienen la casi imposible tarea de actuar en escenas que no obdecen a lógica algúna, dónde gracias a su clase salen más que airosos y encima les transforma de héroes a villanos varias veces y sin avisar.

 
Os dejo con la escena inicial del film, dónde recogen a un joven que hace autostop, Hitchhiker (Tobey Maguire).
 
               




 
Y con la escena mítica del ascensor con el cameo de Cameron Díaz...



domingo, 5 de enero de 2014

Taras Bulba (2009)

Cartel del film
 
 
 
 
En 2009 el director ruso Vladimir Bortko llevó a cabo el remake con actores rusos de la mítica película de 1962 Taras Bulba (que protagonizaban Yul Briner y Tony Curtis), basada en la novela de Nikolai Gogol. La película fue rodada en diferentes localizaciones de Ucrania como Zaporizhia, Khotyn y Kamianets-Podilskyi, así como en Polonia también. Fue estrenada en abril de 2009 para coincidir con el bicentenario de Gogol.
El original de la primera edición de 1835 no fue utilizado, en favor de la edición de 1842, más pro-rusa.
Durante miles de años, arios y otros pueblos han luchado por la hegemonía en la región de Ucrania. En el siglo XVI, son el polaco y el turco los dos ejércitos que luchan por el poder en la zona. Finalmente la victoria se decanta del lado eslavo, gracias a la ayuda de los cosacos, comandados por Taras Bulba. El jefe de los polacos invita a los jefes aliados a brindar por la victoria, sin embargo, sus agasajos son despreciados por Bulba, incapaz de subordinarse.
 



 
 
El director Vladimir Bortko (él mismo de origen ucraniano, es miembro del Partido Comunista de la Federación Rusa y mantiene posiciones de acercamiento con Ucrania) ha declarado también que el mensaje de la película es mostrar que "no existe una Ucrania separada". Declaró que: "Rusos y ucranianos somos el mismo pueblo y Ucrania es la parte sur de la región rusa. Ellos no pueden vivir sin nosotros y nosotros sin ellos".
 
Sea como fuere, a parte de significados más políticos o menos, me parece una interesante película, bien hecha, y con actores rusos desconocidos por mi, que son bastante interesantes como Bohdan Stupka que hace de Taras Bulba.
Quizás demasiado larga, parece decaer en la parte final, y se centra más en la intimidad de los personajes principales que en las batallas, aún así sobresale el buen guión.
 
Os dejo con el film, y espero que os guste.