viernes, 29 de noviembre de 2013

Pipas (2013)




 
 
Manuela Moreno dirige este curioso corto que sólo tiene una cámara frontal y dos protagonistas femeninas que hablan de sus temas comiendo pipas. Este cortometraje de escasos tres minutos de duración es genial en su concepción, ya que con una sóla cámara te cuenta una historia y mínimos recursos, dos actrices.
Las dos amigas que están hablando en un parque se cuentan cosas, intimidades, entre ellas la de una de ellas que piensa que su novio se la está pegando con otra... una tal Pi... palabra que suelta después de hacer el acto, siendo la excusa del novio que ese es un número que indica que la quiere infinito...








 
Disfrutar de éste pequeño gran corto.

 

jueves, 28 de noviembre de 2013

El hombre que no podía llorar (2012)

 
 
 
 
 
El hombre que no podía llorar es un cortometraje dirigido por Alberto Gallego Ortíz en elaño 2012 y que fue finalista en el festival Notodofilmfest. Se trata de un melodrama cómico de 3 minutos y medio dónde el protagonista, Fernando, tiene un problema y es un tumor en la cabeza que cada vez debe llorar, le hace reir. Eso provocará problemas en su relación de pareja, que no aguantará esa situación.
 
 
 
 

 
 
 
Os dejo con éste corto realmente impactante, que en el fondo esconde un problema y una situación que desgraciadamente es ya casi habitual, la de que mucha gente padezca cualquier tipo de tumor.
 
 

martes, 26 de noviembre de 2013

Modern times (1936)

Cartel del film
 
 
 
 
En 1936, Charles Chaplin dirige y protagoniza Tiempos modernos, una extraordinaria película, que sigue vigente a día de hoy del cine norteamericano de los años 30. Chaplin vió que la crisis no era más que una excusa para una mayor explotación del capitalismo, como ahora mismo podemos comprobar a día de hoy, para un mayor sometimiento y eliminación de los derechos sociales y de los avances laborales. Aquí la película refleja la situación de La Gran Depresión, dónde hubo una crisis descomunal.
 
 





 
 
Pero hay dos planos iniciales en ésta película muy esplícitos, el primero es un rebaño de ovejas, desfilando por un plano en picado, para a continuación convertirse dichas ovejas en personas vestidas con sombrero que se dirigen a una fábrica a fichar y trabajar. El interior de la fábrica nos muestra una cadena de montaje, ese sistema instaurado por el empresario modelo de aquellos tiempos, osea, Henry Ford. Es decir, da a entender que ese empresario ha conseguido tener al trabajador como un esclavo, con tiempos justitos para almuerzo, u ocio, y sometido a una dinámica que le convierte en una máquina, quedándose el trabajador con escasa respuesta.
 
 
 
 


 
 
Más adelante hay una secuencia en la que el trabajador está paseando por la calle en una zona obrera dónde abundan la pobreza y el hacinamiento. Le han despedido de la fábrica y de repente pasa un camión y se le cae una bandera roja que indica la carga que sobresale, el hombre la coge y empieza a ondearla para avisar al conductor del camión, lo que provoca que involuntariamente se ponga al frente de una manifestación de trabajadores y tomado por líder sindical de la protesta, así que sufre la carga policial y es llevado a la cárcel.



 
 
 
La verdadera historia de la película no es la conquista de una chica, sino la búsqueda de trabajo. El vagabundo y la chica quieren pertenecer a la clase media, tener una cas y montar un jardín con árboles frutales.
 
Disfrutad de éste gran film con un transfondo de crítica social.
 
 

domingo, 24 de noviembre de 2013

The Candidate (1972)

Cartel del film


 
 
Michael Ritchie dirige este drama político en 1972, en el que Robert Redford encarna a Bill McKay, un senador de California descarado y altivo que se toma la carrera para llegar a la Casa Blanca como un mero pasatiempo: sabe que su forma de ser no encaja con los cánones establecidos, pero quiere experimentar qué ocurrirá si se comporta de forma políticamente incorrecta frente a millones de estadounidenses.
 

 
 
Robert Redford

 
 
Tremendo el tratamiento de la trastienda de las campañas electorales y la lucha por el poder y como ésta lucha termina barriendo los principios y valores de los que persiguen este poder. Como escribiera George Orwell " El lenguaje político está diseñado para que las mentiras parezcan verdades, el asesinato una acción respetable y para dar al viento apariencia de solidez." Por eso no hay que dejarse arrastrar por los discursos, las proclamas y hacer un esfuerzo constante para descubrir la verdad detrás de las palabras . Tenemos que contemplar la política como una función de magia, donde el político es el mago que usa sus trucos para convencernos de que lo que estamos viendo es real cuando no es más que una ilusión...
 
Disfrutad de ésta película que consiguió el Óscar al mejor guión.
 
 

viernes, 22 de noviembre de 2013

El fantasma de Oswald (2007)

J.F.Kennedy
 
 
 
 
Hoy se cumplen 50 años del asesinato de John Fitzgerald Kennedy, trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos de América. Elegido en 1960, Kennedy se convirtió en el segundo presidente más joven de su país, después de Theodore Rooselvet. Ejerció de presidente desde el 20 de enero de 1961 hasta su asesinato el 22 de noviembre de 1963. Durante su gobierno tuvo lugar la invasión de la Bahía de Cochinos, la Crisis de los misiles de Cuba, la construcción del Muro de Berlín, el inicio de la carrera espacial y la consolidación de los Derechos Civiles en su país, así como lo que fue el inicio de los eventos previos a la Guerra de Vietnam.
 
 
 
 

                                             Escena en Dallas justo antes de los disparos



 
 
El cineasta Robert Stone se ha mostrado crítico con la versión oficial y en el documental "El fantasma de Oswald" destaca que este asesinato transformó la cultura americana.
El fantasma de Oswald, dirigida por Robert Stone, de 80 minutos de duración, desmonta el asesinato del Presidente John Fitzgerald Kennedy, desvelando cómo este acontecimiento transformó para siempre el rostro de la cultura norteamericana. Sirviéndose de abundante material de archivo, en buena medida inédito.
La cara oculta de los Kennedy nos acerca al clan familiar y a la figura de un presidente de Estados Unidos que además de tomar importantes decisiones de Estado, también mantuvo sonados romances como el de Judith Campbell, quien también fue amante de un famoso cabecilla de la mafia.
Stone traza la historia de la obsesión que durante cuarenta y cinco años ha vivido el pueblo norteamericano, y subraya un paralelismo con los sucesos del 11 de septiembre de 2001 y sus consecuencias.
 
 


Lee Harvey Oswald
 
 
 
 
El realizador Robert Stone entrevista a personalidades relevantes del periodismo como Dan Arder o la senadora Hart y nos muestra los hechos que sucedieron en noviembre de 1963, la inmediata detención de Oswald en un cine, su asesinato ante las cámaras mientras era escoltado por los agentes y la instantánea detención de su asesino Jack Ruby, un empresario de un garito de streptease, lo que impidió que Oswald fuera juzgado.
 
Os dejo con éste muy interesante documental, con una visión diferente de todo lo que pasó.
 
 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Captain Phillips (2013)

Cartel del film


 
Capitán Phillips es una película basada en hechos reales, eso para empezar. Éste thriller de acción está protagonizado por Tom Hanks y dirigido por Paul Greengrass (United 93, El Ultimátum de Bourne) con guión de Bill Ray. En el film el actor, que vuelve por sus fueros, da vida al capitán de la marina mercante estadounidense, Richard Phillips, quien a mando del carguero "Maersk Alabama" fue retenido en 2009 por piratas somalíes, primer barco norteamericano secuestrado en 200 años.
La interpretación de Hanks en Capitán Phillips es sobresaliente por la manera en que hace suyo el personaje. Todo el bagaje y la experiencia de Hanks, se materializa con maestría en una asunción más que instantánea del rol de capitán de la marina mercante. El actor se hace creíble en todo momento con sus actos, presencia y gestos. Además su brillantez radica en el aumento de intensidad que le va confinando en una situación caustrofóbica total.
 
 


    Piratas somalíes

 
 
Pero vayamos por partes, la película describe el secuestro del mercante, pero todo se complica cuando el Capitán Phillips es metido por los piratas en el bote, lo que convierte el resto del film es una olla a presión y un infierno camboyano. Gracias al halo de Tom Hanks, que logra que cualquier hombre común supere cualquier adversidad, hace que conectes rápidamente con su personaje, que desde el primer momento sabe que va a un trabajo con muchos riesgos, por los problemas que ya había en esa época por la zona del cuerno de África.
Eso provoca ciertas discusiones con la tripulación, pero todos deciden ir a una juntos y tratar de deshacerse de los piratas.




Tom Hanks y piratas

 
 
En el tratamiento de los secuestradores, no hay maniqueísmo, cosa que se agradece. En la banda de los piratas, cada uno es una historia, un espectro de personalidades que van desde buenos, regulares, malos, a muy malos. Van a por el dinero, y mastican el khat (planta narcótica que no dejan de masticar) y forman un grupo liderado por Muse (Barkhad Abdi), un tipo que esconde dentro de si mucho, que no sabemos nunca lo que está pensando o que va a hacer en cada momento. Todo eso unido a su potente rostro, como el de sus compañeros secuestradores, da como resultado unos villanos peculiares que no es que den pena, sino más bien que generan más preguntas, por el origen de ese viaje de piratería que decidieron emprender.




 
 
Extraordinario film, en el que una vez metido a saco en la historia no paras de sufrir junto al protagonista hasta el durísimo final, dónde Hanks refleja la sensación de vivir, la de que todo está perdido y mete al espectador tan a fondo en su situación desesperada, que pareces visor de primera mano, gracias a un Greengrass que lo borda un trabajo fuera de serie.
 
Os dejo con el tráiler de esta muy recomendable película.
 

domingo, 17 de noviembre de 2013

Hay dos clases de personas (2013)

 
 
 
 
Soren Kierkegaad decía:
Hay dos clases de personas: las que viven dormidas y las que están despiertas; las que no se plantean nada y las que no paran de hacerse preguntas; los cómodos conformistas y los incansables buscadores; los pasotas pasivos y los angustiados activistas; los creyentes y los creativos; las ovejas blancas y las negras; los explotados y los explotadores; los que se dejan comprar y los que no están en venta; los estúpidos cortos de mente y los listos que se las saben todas; los pragmáticos y los románticos; los que viven distraídos y los que están pendientes del trabajo; los realistas y los utopistas; los ingenuos y los cínicos; los que llevan corbata y los hippies; los gregarios y los individualistas; los urbanitas y los rústicos; los fanáticos y los me importa un bledo; los violentos y los pacifistas; los adaptados y los outsiders; los que lo tienen todo muy claro y los que a menudo se contradicen…
No, no hay dos clases de personas. 
Bajo la premisa de una historia de amor que se va torciendo, Eva Moreno y Juanca Vellido, nos presentan éste cortometraje, que protagonizan la guapísima Manuela Vallés y Miguel Ángel Muñoz. El corto nos muestra que podemos comportarnos de una determinada manera, y en otras circunstancias, actuar de un modo totalmente opuesto. Que no existen categorías fijas de personas, y que el etiquetado marca a las personas por las connotaciones (normalmente negativas) que llevan asociadas.
Al final en realidad, cada persona puede ser muchas a la vez, muchas máscaras o personalidades dentro de una misma, como si fuesen varias caras de la misma persona. Pero lo más importante no es llegar a comprender quienes somos de verdad, sino jugar a ser todo lo que podemos ver, y experimentar sin miedo a las infinitas posibilidades que nos ofrece la vida.
 
Disfrutad de este buen corto.
 

lunes, 11 de noviembre de 2013

Escenas míticas del cine (XVIII)



En 1984, Milos Forman dirige Amadeus, una película en la que se supone se habla sobre la vida de Wolfgang Amadeus Mozart, y su rivalidad con Antonio Salieri (recurso literario, trasladado al guión cinematográfico, sin fundamento histórico).
La película cuenta la vida de Mozart narrada por su rival, Salieri (F.Murray Abraham), que ya anciano al principio del film intenta suicidarse mientras grita que él fue quien asesinó a Mozart. Salieri se convirtió en maestro de cámara del Emperador José II de Habsburgo (Jeffrey Jones), pero todo se le torció hasta que llegó él, Mozart (Tom Hulce), un hombre infantil, sin modales, atontado y soñador, pero eso si, un genio para la música, dotado de habilidades increíbles, como él mismo dijo "la encarnación musical de Dios".



Os dejo con la mítica escena en la que Mozart deja a Salieri por los suelos, cuando ridiculiza delante del emperador una pieza del maestro de cámara... gloriosa escena.


miércoles, 6 de noviembre de 2013

The Great Dictator (1940)

   Cartel del film




 
El gran dictador es una película escrita, dirigida y protagonizada por Charles Chaplin en 1940. Era el único cineasta en Hollywood que seguía realizando películas mudas cuando el sonido ya estaba plenamente implantado en el cine, siendo ésta su primera película sonora y curiosamente la de mayor éxito. En el momento de su estreno, Estados Unidos no estaba en guerra todavía con la Alemania Nazi, pero la película ya demostraba una feroz y controvertida condena al nazismo, el fascismo y el antisemitismo, pero realmente lo era a las dictaduras en general.
 








 
Un humilde barbero judío tiene un parecido asombroso con el dictador de Tomania, un tirano que culpa a los judíos de la crítica situación que atraviesa el país. Un día, sus propios guardias lo confunden con el barbero y lo llevan a un campo de concentración. Al mismo tiempo, al pobre barbero lo confunden con el tirano. Chaplin interpreta ambos papeles, el del dictador Adenoid Hynkel (clara parodia de Adolf Hitler) y el barbero judío que guarda similitudes con el personaje del vagabundo de Charlot, aunque no hay referencias explícitas del mismo, se considera que en éste film está la última aparición de Charlot.
 
 






 
 
 
 
Hynkel, el dictador de Tomania, es presentado como un hombre egoísta, infantil, inseguro, incapaz de tomar decisiones de ninguna clase y todavía menos de gobernar un país, la bola del mundo con la que juega en una de las escenas más memorables del film, que acaba explotando, física y simbólicamente, en sus manos. Pero Hitler no es el único personaje de carne y hueso que inspiró a Chaplin, el dictador de Bacteria, Benzino Napoloni (Jack Oakie), está inspirado en el dictador fascista italiano Benito Mussolini. Garbitsch (del inglés garbage=basura), interpretado por Henry Daniell, secretario del interior y ministro de propaganda de Hynkel, está inspirado en Joseph Paul Goebbels (1897-1945), ministro de educación popular y propaganda del gobierno nazi, y el Mariscal Herring (Billy Gilbert) evoca al Mariscal Hermann Wilhelm Göring (1893-1946), responsable de las fuerzas aéreas y uno de los máximos dirigentes de la Gestapo, los servicios secretos alemanes. La cruz gamada de los nazis, al mismo tiempo, aparece transformada en una doble cruz aprovechando un juego de palabras anglosajón que implica la idea de estafar.









Una, sin duda, de las obras maestras del cine, una película atemporal, y que describe muchas de las miserias de la raza humana, las dictaduras como un cáncer absoluto y totalmente realista y visionaria a la vez.

Os dejo con la última escena de la película con el discurso final.
 

viernes, 1 de noviembre de 2013

College (1927)

Cartel del film





 
En 1927 James W. Horne dirige a Buster Keaton y un gran elenco de actores en El Colegial, película muda de gran nivel.
Ronald (Buster Keaton) es el estudiante más brillante del instituto que antepone el intelecto a la fuerza muscular de los deportistas y en la fiesta de fin de curso, y tras su graduación, pronuncia un discurso sobre la nefasta influencia del deporte sobre los estudios. El tema resulta tan impopular que hasta Mary Haynes, la chica de sus sueños, le rechaza hasta que cambie de parecer. Para pagarse los estudios en la universidad, Ronald trabaja como barman, evidenciando de inmediato su torpeza en los juegos malabares con los vasos. Más adelante obtendrá un empleo como camarero "negro" en un restaurante, aunque al ser descubierto su disfraz, es despedido.
 







 
 
Al mismo tiempo, y decidido a conquistar el amor de Mary (Anne Cornwall), que es ahora cortejada por el atlético Jeff (Harold Goodwin), Ronald se apunta primero en el equipo de béisbol y, luego, en el de atletismo (salto de longitud, carrera, pértiga, jabalina, peso, etc...) pero su concurso en cada uno de ellos resulta un desastre, Ronald es un negado para cualquier deporte.
Citado por el decano Edwards, que había puesto en Ronald sus esperanzas de que la universidad vuelva a ser una fuente de saber, le refiere el motivo de su bajo rendimiento académico, y el decano, dispuesto a ayudarle, le ofrece el puesto de timonel del equipo de remo, en contra de la opinión de todos sus componentes.







 
 
El entrenador decide librarse de él poniéndole algo en la bebida, aunque es su timonel el que acaba dormido. Durante la carrera Ronald rompe el timón de la embarcación, aunque, tras atárselo a la espalda, logra llevar al equipo a la victoria. Al acabar la regata recibe una llamada
telefónica de su amada pidiéndole ayuda, pues el rival en amores de Ronald, otro estudiante que ha sido expulsado, se ha encerrado con la chica en la habitación de ésta, con la pretensión de que les pillen y también ella sea expulsada. Ronald corre al socorro de su amada, sorteando para ello todo tipo de obstáculos, a modo de improvisado decathlón, donde demuestra que el entrenamiento sirvió para algo, curiosamente.
Finalmente, en apenas unos segundos de metraje, Ronald y su chica se casan, tienen hijos, envejecen y son enterrados en tumbas adyacentes.







 
Extraordinaria película, con escenas inolvidables, en uno de los mejores momentos de éste enorme actor y cómico al que venero. Fue en esta época cuando modeló su personaje, un joven tragicómico, que se enfrenta a las desgracias con una absoluta inexpresividad, que hizo que le bautizaran como Stone face (cara de piedra, en España fue conocido como Cara de Palo). Para darle expresión a su personaje, utilizaba las acrobacias, para las que se negaba a usar dobles o especialistas, como en ésta y en otras películas.
 
Disfrutad de éste gran film.