jueves, 27 de junio de 2013

Trance (2013)

Cartel del film
 
 
 
 
 
 
Danny Boyle ha estrenado un thriller criminal que no pasa ni mucho menos desapercibido, se llama Trance, dónde el famoso director británico sigue ampliando su repertorio hasta el cine negro, con sus trucos y superándose película a película en sus retos cinematográficos.
Aquí nos relata la historia de Simon (James McAvoy), un asistente de una casa importante de subastas que se asocia con una banda criminal para robar una obra de arte de Francisco de Goya que vale millones de dólares, pero recibe un golpe en la cabeza durante el atraco y descubre, al despertarse, que no recuerda dónde escondió el cuadro.
 
 
 
 
 
 
 

  James McAvoy





 
Cuando, tanto amenazas, como la tortura física, no surten efecto para obtener respuestas de Simon, el jefe de la banda Franck (Vincent Cassel) contrata a una hipnoterapeuta llamada Elizabeth (Rosario Dawson) para que investigue y orade en la mente de Simon.
A medida que va metiéndose en su destrozado subconsciente, hay más cosas en juego, y los límites que separan deseo, realidad, codicia y sugestión hipnótica comienzan a cobrar sentidos distintos e incluso llegan a desaparecer.
 







Vincent Cassel y su banda
 
 
 
 
 
 
Vincent Cassel está espectacular, hay que ver el pedazo de actor en el que se ha ido convirtiendo, James McAvoy está francamente creíble y hace que su auténtica personalidad esté casi oculta más de la mitad de la película, pero lo de Rosario Dawson es caso aparte, está espléndida, e interpreta a un personaje clave que utiliza la inteligencia y su cuerpo (¡¡¡y qué cuerpo!!!) para obtener sus objetivos.
 
 
 
 
 
 

Rosario Dawson
      

 
Querría destacar una escena por encima del resto (por lo impactado que me dejó) en que la actriz protagonista femenina demuestra que sabe lo que se hace y que tiene muchos atributos indiscutibles, me puse de rodillas, no os digo más.
 
 
Os dejo con el trailer de este muy interesante film.
 

 

miércoles, 26 de junio de 2013

Searching for Sugar Man (2012)

Cartel del film
 
 
 
 
 
 
Emocionado me encuentro después de haber visionado esta cinta, de la que ya había oído hablar, pero que gracias a la última recomendación del brother Johnny, me animé a meterme a fondo con ella y a fé que he acertado.
Film documental que relata la historia de Sixto Rodríguez, un cantautor de finales de los años 60 y principios de los 70, que fue descubierto en un bar de Detroit por célebres productores que quedaron prendados de sus melodías conmovedoras, sus profundas y proféticas letras que describen con un lirismo hipnótico la vida de los duros barrios obreros de Detroit, todo sostenido por una voz cálida, cercana y reconfortante.
El director sueco del film saca todo el jugo posible a esta historia real, elaborando una gran narrativa, dónde se mezclan entrevistas (con sus hijas, productores, compañeros de trabajo, etc.c), gran material de archivo e incluso excelentes animaciones. No en vano, ha recibido este año el Óscar a la mejor película documental.
 
 
 
 
 

  Sixto Rodríguez

 
 
 
 
 
Pero lo más alucinante es que los dos discos que editó en 1970 (Cold Fact) y 1971 (Coming from Reality) , y que estaban llamados a tocar la gloria, no vendieron nada en Estados Unidos, y la pregunta es ¿Cómo no se le hizo caso a algo tan bueno? Todos aquellos que participaron en los dos proyectos hablaban maravillas de él, pero no se sabe porqué no funcionaron en el mercado. Él tocaba de espaldas al público, no era la manera más comercial de hacerlo, era enigmático, le recomendaron cambiarse su nombre de origen mexicano y no lo hizo, pero a pesar de sus tremendas canciones, la Diosa de la Fortuna tenía otros planes para el bueno de Rodríguez.
 
 
 







 
 
Lo increíble del asunto es que con el correr de los años sus discos se convirtieron en un fenómeno de masas en Sudáfrica, de hecho la película comienza tarareando Sugar Man por las carreteras costeras de Ciudad del Cabo (segunda población más importante de Sudáfrica), y más aún sus temas se habían convertido en una herramienta de protesta tremenda contra el "apartheid", pero lo más alucinante del asunto es que el propio músico nunca tuvo noticia algúna de su éxito en tan lejanas tierras. Al parecer una chica americana que tenía a su novio allí, llevó una copia pirata de Cold Fact que fue corriendo como la pólvora pasándose de unos a otros. Pero nada se sabía de quien era esa persona, y corrían leyendas de que se había disparado en un concierto, o que se había quemado a lo bonzo después de una actuación.
A partir de ahí, muchos años después, la tenaz investigación de dos personas, un periodista y un fan que acabó montando una tienda de discos, les condujo a una historia todavía más extraordinaria que nunca habrían soñado sobre el artista y mito a la vez conocido como Rodríguez.
 
Por un lado, la película reclama que siempre hay que tener esperanza, que la inspiración y el talento acaban teniendo recompensa, y sobre el tremendo poder que tiene la música.
 
 
Os dejo con el trailer de éste gran film.
 
 
 

lunes, 24 de junio de 2013

Munich (2005)

Cartel del film




 
 
Steven Spielberg dirige en 2005 este thriller basado en hechos reales. Tras el asesinato de varios atletas israelíes por el grupo terrorista palestino "Septiembre Negro" durante los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, un agente especial del Mossad es asignado para ejecutar una misión altamente secreta y de mucho riesgo, que era asesinar a los responsables.
La banda sonora, como no podía ser de otra manera, corre a cargo del gran John Williams.








  Eric Bana
 
 
 
 

 
 
Esos atentados, sin duda,  fueron un grito de atención de los palestinos hacia el mundo. Dicho atentado supuso ser el primer ataque terrorista del cual el mundo fue testigo gracias a los medios. La opinión pública se tornó a favor de los judíos. La película se centra en retratar la vida de Avner (Eric Bana), un agente israelita del Mossad, quien bajo las órdenes de la primera ministro Golda Meir, es elegido para comandar un grupo de civiles israelitas, que irán tras aquellos palestinos que idearon, planearon y asesinaron a sus compatriotas.
 
 
 




      Daniel Craig & Ciarán Hinds


 
 
 

El grupo, lo componen, Avner como jefe, Steve (Daniel Craig), Carl (Cirián Hinds), Robert (Mathieu Kassovitz) y Hans (Hanns Zischler), que reciben de vez en cuando la visita de Ephraim (Geoffrey Rush) quien es la persona del Mossad encargada de controlar al grupo y otros más que andan activos.
Sin embargo, Spielberg poco a poco va mostrando que la realidad tiene muchas aristas, y que para acabar con los terroristas hay que convertirse a la vez en terroristas, recurrir a las mismas fuentes de información que ellos, pero eso provoca que muera gente inocente y haya daños colaterales.
 







  Mathieu Kassovitz & Eric Bana


 
 
 
 
El filme, aunque justifica las acciones vengativas de los judíos, muestra la contínua pelea entre dos pueblos que reclaman su hogar y su tierra. Aunque el director, en teoría, trató de no tomar partido con un bando, se define claramente, ya que coloca al público siempre en la perspectiva de un judío, y todas las terribles acciones, crueldades y crudezas por las que tiene que atravesar en este proceso, cosa que provocó las protestas de la comunidad judía en Estados Unidos, a lo que Spielberg contestó así: "Si fuera necesario, estaría dispuesto a morir, tanto por Estados Unidos como por Israel"










 
 
Tremendo film en definitiva, que fuera aparte de la perspectiva del director, muestra las atrocidades que un atentado terrorista, siempre reprobable, y sus posteriores consecuencias que implica de lleno a personas que trabajan para el Mossad pero que también tienen su vida, que a raíz de la misión, los que sobreviven pasan a estar atormentados, sobre todo el protagonista.
 
 
Os dejo con una escena tremenda en la que el grupo de israelitas se hospeda en un piso franco de Atenas dónde coinciden con un grupo de palestinos, es cuando los del Mossad deciden pasarse por españoles, franceses y alemanes para no delatarse después de un encuentro muy tenso. También interesante el duelo musical por ambos bandos, en el que Al Green los pone deacuerdo.
 
 
 

viernes, 21 de junio de 2013

Man of Steel (El Hombre de Acero) (2013)

Cartel anunciador





 
Ayer pude ver El hombre de acero, o lo que es lo mismo los orígenes de Superman. Ha costado 75 años, y cinco intentonas, pero al fin hay una película a la altura del superhéroe. Un film que está lejos de ser redondo, pero tiene épica, es grandiosa por momentos, potente... muy potente y a la vez excesiva, como el icono sobre el que versa.
Todo empezó con Batman dónde Christopher Nolan recoge a Bruce Wayne de el submundo cinematográfico (Batman y Robin) y lo convierte en referente del género con su trilogía de El Caballero Oscuro, así Warner Bros se empeñó en que hiciera lo mismo con el superhéroe por excelencia venido del cómic, pero tras negarse una y otra vez aceptó a regañadientes encargarse del proyecto, pero con sus condiciones, sería el productor ejecutivo e idearía la historia con David S.Goyer, pero no sería el director. El director elegido fue Zack Snyder, con cintas como 300 o Watchmen a sus espaldas.






Russel Crowe y Ayelet Zurer





 
 
El trío Nolan/Goyer/Snyder tienen un notable alto. Para lo bueno y para lo malo la película es un grandioso entretenimiento (yo hubo momentos que disfruté como un chavalín), de casi dos horas y media, con clímax repartidos a saltos cada 15 o 20 minutos.
La Historia de Kal-El es ya conocida, pero aquí lo novedoso es su tratamiento estético y argumental. Snyder derrocha talento visual, los efectos especiales son soberbios (se nota que hay pasta a raudales en el presupuesto) y en este apartado, hasta los aspectos más íntimos de la película está filmados con mimo, mucho mimo, destacando el arranque en Krypton y la gran batalla final entre héroe y villano.
 
 






  Kevin Costner y Diane Lane


 
 
 
En medio del desmesurado y abrumador despliegue, y enfundado en un traje mezcla de discrección y molón, que le sienta como anillo al dedo, emerge el británico Henry Cavill, al que yo conocí en la serie Los Tudor, donde ya deslumbró en el personaje de Duque de Sufolk (el único que fue capaz de sobrevivir a Enrique VIII). El hombre ha hecho muchas horas de pesas, eso te das cuenta ya en la primera escena en la que aparece, casi culturismo han hecho con él, pero el británico es un más que digno sucesor de Christopher Reeve, a parte de tener facciones faciales parecidas, sabe darle al alienígena un toque humano y a la vez contradictorio.
Le rodea la guapísima Amy Adams, que encarna a la espabilada Lois Lane y Michael Shannon que da vida al General Zod, ambos tremendos, sobre todo él encarnando al malo en el tramo final.







Laurence Fishburne y Amy Adams



 
 
En los secundarios, un correcto Kevin Costner, una gran Diane Lane, los padres adoptivos, un muy solvente Laurence Fishburne (que por cierto luce unas lorzas espectaculares, ¡¡¡madre lo que ha engordado éste hombre desde Matrix!!!), y Antje Traue la víbora lugarteniente del General Zod que borda su papel de mala.
Pero especial mención merece el trabajo de Russel Crowe como Jor-El, el padre biológico de el superhéroe. Teniendo como antecedente a un mito como Marlon Brando, la responsabilidad era grande, que puede volverse una losa, pero el australiano está soberbio, lo borda por momentos, y aprovecha a la perfección la importancia que la historia de los guionistas concede a su personaje, fundamental y clave en la película. Definiría su actuación como imponente.
 
 
 





   Michael Shannon y Antje Traue





 
Menos espectaculares, pero encajando bien están los padres adoptivos, Costner metido en el papel de un granjero humilde de Kansas, que intenta hacer lo mejor que puede el paso de la infancia a la adolescencia de un niño que cambiará el mundo.
Ayelet Zurer, muy presente al principio por dar a luz al niño, Y Diane Lane están muy bien en los papeles de madre kryptoniana y madre terrícola adoptiva.
 







Henry Cavill
 
 
 
 
 
 
En cuanto a las escenas de acción, la batalla que se monta en el pueblo me parece insuperable con momentos inolvidables, dónde Antje Traue lo borda. La parte final con la supernave aniquilando la ciudad, y toda esa apocalíptica parte final me parece demasiado grandilocuente, pero con algúnas partes excepcionales como la lucha de titanes entre Superman y Zod, y esas frases míticas como "Yo lucho por mi pueblo, y no me importa hacer cosas terribles para conseguirlo". Por otro lado opino que se abusa del exceso de flashbacks, y hay algúna laguna que otra en el guión.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Con todo ello, la parte final se me hace larga y llega uno un poco saturado al final de tanta épica, vocación de seriedad, y solemnidad que en cierto modo mata aquella bis cómica de Christopher Reeve, aunque la película tiene sus puntos graciosos, escasos y repartidos.
Eso si, cuanto mejor es el villano, más brilla el héroe...
 
 
Os dejo con el trailer de la película.
 
  
 

jueves, 20 de junio de 2013

Ha muerto James Gandolfini.



 
En uno de esos giros inesperados e irracionales del guión que tan bien manejaba en Los Soprano, la serie que le encumbró, ha fallecido James Gandolfini en Roma a los 51 años, muy jóven, producto de un ataque al corazón.
Gandolfini llevaba escrita en la frente la palabra secundario, obeso, calvo, con fuerte personalidad, voz distintiva, y aires de mafioso, era el complemento perfecto de muchos protagonistas cinematográficos, y así fue en films como Una extraña entre nosotros (1992), Amor a quemarropa (1993), Medianoche en el jardín del bien y del mal (1997), Cómo conquistar Hollywood (1995) o Coacción a un jurado (1996). En 1997 también participó en la aventura americana de Álex de la Iglesia, Perdita Durango. En los 90 combinaba esos papeles con el teatro de Broadway.




 
 
Pero sin duda, el papel que le hizo entrar en la historia fue el de Tony Soprano en la serie Los Soprano de la cadena HBO, un jefe de la mafia que lucha por equilibrar su vida familiar y su carrera criminal. Por este papel, Gandolfini fue elogiado enormemente, ganando el Emmy como mejor actor de una serie dramática en tres ocasiones.
La última aparición, de la que hablé aquí, fue en Zero Dark Thirty, también haciendo un papel corto.
 
Os dejo con una escena de un capítulo de Los Soprano cuando discute con su hijo.
 
 
 




 

Y ésta escena de Amor a Quemarropa, dónde él presencia la escena de la tortura y asesinato de Dennis Hopper (policía) a manos de Christopher Walken.

 

miércoles, 19 de junio de 2013

5 Metros Cuadrados (2011)

Cartel del film
 
 
 
 
 
 
Max Lemcke dirige de manera magistral este drama social, que a día de hoy, está más presente todavía de cuando se hizo el film. Una película, de presupuesto pequeño, pero de grandes ideas, buenas interpretaciones de Fernando Tejero y Malena Alterio que se pasan con acierto de la comedia al drama. Como las grandes películas, la primera escena que interpretan Manuel Morón y Emilio Gutiérrez Caba, es la clave de todo. Con referentes indudables como La vida por delante (1958) o El Pisito (1959) se trata la realidad de los años que nos toca vivir.
 
 
 
 
 
 






 
Álex (Fernando Tejero) y Virginia (Malena Alterio) compran un piso, sobre plano, en las afueras de una capital de provincia que tiene mar, que es lo más accesible para sus economías con trabajos modestos. Con sus ahorros y algúna ayuda de los padres de ella, pagan la entrada y aceptan una hipoteca a 40 años, todo ello con su boda prevista para cuando les den el piso. Cuando faltan unos meses para la entrega del piso, el edificio está sin terminar y las obras paradas, al poco tiempo precintan la zona y se cierra. A partir de ahí, una odisea, los compradores forman una plataforma de protesta, denuncian a la constructora y la llevan a juicio. Así Alex conoce a Toño, otro afectado, de mayor edad e Ingeniero de Obras Públicas, que está convencido de que se trata de una maniobra para deshacerse de ellos. Secun de La Rosa y Jorge Bosch también están muy bien de secundarios.












 
 
Extraordinaria radiografía de uno de los motivos por los que nuestro país está en la situación en la que está, la cantidad de especuladores que pululan y han pululado sin bozal por éste país durante años, con la connivencia de políticos y banqueros.
El personaje de Álex lucha por su piso, su dinero, y su gente, pero hasta su chica no le sigue el ritmo, porque se rinde (tema que en el debate posterior a la película en la 2, no ponía deacuerdo a los dos protagonistas) mientras que él no desiste.
El final en el que Álex tira por la tremenda no es del todo justificable, pero también es entendible, y ojalá mucha gente protestara como lo hace él en el film.

 
Os dejo con el trailer de ésta gran película.
 
 
 

viernes, 14 de junio de 2013

The Hangover Part III (Resacón 3) (2013)

 Cartel del film

 
 
 
 
 
Todd Phillips dirige la tercera parte de ésta disparatada historia, que parte de una loca despedida de soltero en Las Vegas en la primera entrega de 2009. Aquí no hay resacón como tal, ni fiesta de graduación... pero es salir a la carretera y cualquier cosa puede pasar con éstos chicos. Está claro que es una película para pasarlo bien y reir, y en eso siguen a buen nivel, el problema es que han perdido capacidad de sorpresa, y cierto interés.
 
 






 
 
 
 
 
 
Tras el trauma de la muerte de su padre (después de un accidente con una jirafa), Alan (Zach Galifianakis) es llevado por sus amigos a un centro especializado, pero en el camino se topan con una sorpresa que les desvía de su destino. La manada que forman Phil (Bradley Cooper), Stu (Ed Helms), Doug (Justin Bartha) y el barbudo y descontrolado Alan se las tienen que ver con Marshall (John Goodman), un peligroso capo de la mafia que les obliga a responsabilizarse de cabos sueltos y deudas pendientes, que sin saberlo ocasionaron sus salvajes aventuras en las Vegas y luego en Tailandia.
 
 
 
 
 
 





 
 
Lo mejor de la película es su prólogo y su epílogo, curiosamente. Con un prometedor arranque, con un entierro deternillante, se torna previsible en muchas partes de la película.
Se trata de una comedia con varios gags eficaces, y a pesar de que intenta ser tan salvaje y estridente como sus predecesoras, es menos gamberra, más tierna y menos graciosa.
John Goodman tiene una presencia solvente, pero la película lo fía todo a las geniales perlas de Alan y a las perrerías del demente y depravado Mr.Chow (Ken Jeong).
 
 







 
 
 
Tampoco el forzado retorno a Las Vegas, dónde empezó todo, hace justicia al buen recuerdo que nos dejó esa gran gamberrada de aquella primera parte, que no ha sido superada.
A pesar de todo, una buena banda sonora (se recupera a aquel grupo de niños Hanson, Hurt de Nine Inch Nails, etc...) y la diversión están aseguradas.

 
Os dejo con el trailer del film.
 



martes, 11 de junio de 2013

El moderno Sherlock Holmes (1924)






 
En 1924 Buster Keaton dirige y protagoniza este gran film, en el que actúan Kathryn McGuire, Joe Keatin y Ward Crane.
 
Buster Keaton es un proyeccionista y conserje de cine que está enamorado de una jóven (Kathryn McGuire). Tras terminar su turno en el trabajo va a visitarla a su casa, regalándole una caja de bombones y un anillo. Pero hay otro pretendiente, apodado "el jeque local" (Ward Crane), que al no tener dinero para comprar obsequios, roba un reloj de bolsillo de una chaqueta, con lo que de vender el reloj le compra a la chica una caja de chocolates más cara.
Cuando el padre de la muchacha (Joe Keaton) descubre que su reloj desapareció, el otro pretendiente guarda el recibo de venta del reloj en la chaqueta del proyeccionista. El chico, aparte de proyeccionista también estudiaba para convertirse en detective y se ofrece para resolver el caso, y hace un registro de los presentes. Tras su registro y no encontrar nada, el padre de la jóven le registra y encuentra el recibo, sufriendo la expulsión de la casa.
La jóven va a la casa de empeño y le pregunta al encargado las características físicas del hombre que vendió el reloj, descubriendo que fue el jeque. Ella se dirige al cine, dónde el proyeccionista se ha quedado dormido en el trabajo y sueña que es un personaje dentro de la película que están proyectando en el cine, un detective llamado Sherlock Jr...
 








 
 
La moraleja está al principio del film, una persona que trata de hacer dos cosas al mismo tiempo, al final no triunfa en ninguna.
 
Os dejo con esta gran película muda.


 

domingo, 9 de junio de 2013

Le Pacte del Loups (El Pacto de los Lobos) (2001)

  Cartel del film


En el año 2001 Christophe Gans dirige este film de aventuras, acción y fantasía. Ambientada en la Francia del siglo XVIII, dónde una monstruosa criatura devora salvajemente a los campesinos de un pueblo francés, dejando cadáveres mutilados. Recién llegado de América, Grégoire de Fronsac (Samuel Le Bihan) recibe el encargo del rey Luis XV de encontrar a la fiera. Grégorie y su misterioso hermano de sangre, un indio llamado Mani (Mark Dacascos), que le salvó la vida, intentan descubrir qué hay detrás de esos extraños y sangrientos sucesos.


Marianne y Fronsac
 
 
Cuando llegan a la región de Gévaudan, Fronsac no manifiesta un entusiasmo desbordante y se muestra muy escéptico ante la verdadera existencia de un mosntruo. En el contexto de una decadente sociedad feudal, sin embargo, no tardará en encontrar indicios interesantes que le adentrarán en una historia que tiene todas las trazas de socavar la autoridad del monarca.



Mani

 
Además Fronsac se enamora de la hija del señor local de la zona, pero a la vez se mete en un burdel la misma noche para disfrutar de los encantos de Sylvia (Monica Bellucci), en una de esas escenas que a mi literalmente me vuelan la cabeza, ya que soy fan acérrimo de la italiana, ella que luego será pieza clave en el desarrollo final de la película.



  Fronsac y Sylvia

 
Jean-François de Morangias (Vincent Casell) es la verdadera clave de toda la película, ya que tiene dominada la región. Y entre todos éstos personajes, la bestia, criada por una extraña secta, es parte de una estrategia del Vaticano para devolver la fé cristiana al mundo, sobe todo en una Francia previa a Napoleón.
 

 
 
Las interpretaciones están a la altura de las circunstancias, aunque haya algúnas demasiado lineales. La música de Joseph Lo Duca es a ritmos de cuerda y percusión, que el espectador no termina de relacionar con un período histórico concreto, aunque si es de gran nivel.
Éste film ha recibido muchas críticas, pero a mi me parece que está muy bien resuelta, a pesar de que las escenas de acción a veces son demasiado facilonas.
 
 
Os dejo con el trailer de ésta buena película.
 
 
 

sábado, 8 de junio de 2013

Mejores escenas cómicas del cine (XV)




 
Quiero tener hoy un recuerdo para un actor español muy querido, José Luis López Vázquez.
En 1967, Mariano Ozores dirige "Operación Cabaretera" una comedia, en la que acompañado de Gracita Morales, forman un dueto mítico de aquellos años.
Hipólita (Gracita Morales) trabaja de cabaretera en Málaga, trabajo que le permite conocer a muchos hombres. Uno de ellos es un viajante chino que, justo en el momento de llevarla a la habitación, es asesinado. Entonces la culpa recae sobre otro de los clientes de Hipólita... nuestro amigo... Daniel Antúnez (José Luis López Vázquez) cuyas andanzas en la piscina quería destacar.
 
Os dejo con un par de escenas dónde despliega sus dotes, ataviado con flotador, sombrilla y almohadillas, simplemente genial.
 
 





 

jueves, 6 de junio de 2013

Rebecca (1940)

   Cartel del film
 
 
Rebecca, es la primera película dirigida por Alfred Hitchcock en Estados Unidos, en 1940.
Está basada en la novela homónima de la escritora británica Daphne du Maurier. Ganó dos Óscar, a la mejor película uno de ellos, más 9 nominaciones in cluyendo mejor actriz principal (Joan Fontaine), mejor actor principal (Laurence Olivier) y mejor actriz secundaria (Judith Anderson).




Maximilian De Winter (Laurence Olivier), es un aristócrata inglés que ha perdido a su esposa Rebeca De Winter, encontrada junto a la costa. Se va a Montecarlo, para tratar de reponerse de lo sucedido, dónde conoce a una jóven (Joan Fontaine), que está empleada por una señora, Mrs. Van Hooper, como dama de compañía. Ambos se enamoran y se casan a la velocidad del rayo. Cuando los dos se instalan en Manderley, la mansión de Maximilian en Cornualles (Inglaterra), la jóven esposa empieza a darse cuenta de lo larga que es la sombra de la señora de Winter, que sigue presente en la casa, en su ama de llaves y en los pensamientos de su esposo.



 
Extraordinaria película del maestro británico, dónde los actores principales más Judith Anderson están excepcionales. Lo curioso es que en ningún momento del film se dice el nombre de la nueva esposa (papel que hace Joan Fontaine) lo que destaca todavía más la influencia de Rebeca en la mansión, sobre la nueva mujer.
Como curiosidad, en España la película tuvo mucho éxito, y de dio el nombre de rebeca al tipo de chaqueta que luce la actriz principal a lo largo de la película, aunque ella no era Rebeca, ese tipo de cosas que muchas veces no sabes de dónde vienen, y que no tienen una explicación del todo lógica o coherente.
 
 
Os dejo con esta gran película.
 
 
 

sábado, 1 de junio de 2013

Hoy cumple 76 años Morgan Freeman.



 
Hoy es el cumpleaños de Morgan Freeman, nacido en Memphis, Tennessee, un actor estadounidense que ganase el premio de la Academia en 2005, por Million Dollar Baby, y que ha recibido otras 4 nominaciones, además de ganador de Globos de Oro y premio SAG.
Criado en su infancia por su abuela, la mayor parte del tiempo en Charleston, se mudó a Greenwood, a Indiana y por último a Chicago. Ya a los 12 años ganó un concurso y actuó en un programa de radio en Nashville. En 1955 se gradúa y opta por trabajar de mecánico para la Fuerza Aérea del Ejército de los Estados Unidos.
Por eso su carrera cinematográfica empieza tardía, allá por finales de los 70, en 1978.
 
 
 


 
 
 
 
De sus extraordinarias interpretaciones, que muchas de ellas han adquirido notoriedad cuanta mayor experiencia acumulaba, destaco los films junto a Clint Eastwood, Sin Perdón, Million Dollar Baby o Invictus (dónde borda a Nelson Mandela), en Cadena Perpétua dónde simplemente está genial, Robin Hood, Príncipe de los Ladrones, Seven (que le encumbró) y tantas otras.
 
En éste mi pequeño homenaje, os dejo con un par de escenas de dos películas, una de Cadena Perpétua de 1994, cuando describe cómo eran tratados en la prisión, incluso cuando eran premiados y volvían a sentirse normales por un momento.
 
 
 







 
 
Y ésta otra escena de Invictus, de 2009, cuando Nelson Mandela interpretado por él, da un discurso en un centro de Johanesburgo y decide restituir a los Springboks, el equipo de rugby de Sudáfrica.