miércoles, 30 de enero de 2013

Frenzy (Frenesí) (1972)



 
En el año 1972 el genio Alfred Hitchcock realiza la que fue su penúltima película, Frenesí, que se alejaba en algunos aspectos de los cánones de sus películas clásicas, pero por otro lado descubría más variedad en el cine de este gran director.
 
Basada en la novela de Arthur La Bern, la película describe como la ciudad de Londres se encuentra alterada debido a las actuaciones criminales de un psicópata que viola y asesina a sus víctimas estrangulándolas con una corbata a rayas.
El principal sospechoso es Richard Blaney (Jon Finch), un hombre de fuerte carácter recién despedido de su trabajo cuya ex mujer (Bárbara Leigh-Hunt) ha aparecido muerta en su agencia matrimonial, de acuerdo al típico estilo Hitchcock, el rastro conduce a ese hombre inocente que tiene que escapar de la ley y hallar al verdadero asesino para probar su inocencia.
 
La exposición primera de personajes para confusión del espectador, el humor de Hitchcock, la enorme realización, unas interpretaciones descomunales por los actores, y esa ambientación en el Covent Garden londinense que no tiene desperdicio hacen de este film una obra maestra de la que casi nunca se habla en la filmografía de el gran maestro del suspense.
 
 
Os dejo con esta magnífica película.
 
 

martes, 29 de enero de 2013

Escenas míticas de cine (IV)



Para mi la obra maestra de Sergio Leone, es sin duda, Once upon a time in the west (traducida aquí como "Hasta que llegó su hora") de 1968. Con uno de los comienzos más sangrientos y espectaculares de la historia del cine, Brett McBain (granjero víudo de origen irlandés) y sus hijos que viven en una zona desértica y pobre, son asesinados por una banda de pistoleros, antes de la llegada de su futura esposa Jill (Claudia Cardinale) que viene desde Nueva Orleans.




La primera escena en la que me detengo, es la llegada de Jill a la estación de tren, con la música de Ennio Morricone bestial, en la que se la ve como espera y no comprende porqué nadie ha ido a recogerla. Es con toda probabilidad una de las mujeres más bellas de la historia del cine y en este film está deliciosa, qué ojos, y qué belleza.











Frank (Henry Fonda), uno de los malos más malos de la historia del cine, recibe su merecido por parte de Armónica (Charles Bronson, quizás en su mejor actuación) que se venga así de el asesinato de un familiar directo suyo cuando él era pequeño, recordado con el tremendo flashback.
Es el duelo final, dónde ambos están de lujo, y la música de Morricone es gloriosa con esa guitarra cortante y los coros.


viernes, 25 de enero de 2013

Django Unchained (Django desencadenado) (2012)

 Cartel del film


 
Anoche fui a ver al cine la nueva película de Quentin Tarantino, Django Unchained. Es un western, pero no uno al estilo clásico en todas sus facetas, es un western con el sello Tarantino, es decir, ha nacido un nuevo tipo de películas del oeste.
En 1858, dos años antes del comienzo de la Guerra Civil en Estados Unidos, King Schultz (Christoph Waltz), un cazador de recompensas alemán (que se hace pasar por dentista), que sigue la pista a unos asesinos, le promete al esclavo Django (Jamie Foxx), al que libera, dejarlo en libertad total si le ayuda a atraparlos.
 
 




    Christoph Waltz


 
 
 
 
Terminado el trabajo con éxito, Django prefiere seguir al lado del alemán, y llegan a un acuerdo para capturar durante el invierno, a los delincuentes más buscados del Sur, repartiendo beneficios a razón de 2/3 y 1/3. Django se convierte es un experto pistolero y cazador de recompensas, aunque su auténtico objetivo es rescatar a su esposa Broomhilda (Kerry Washington), de la que sufrió su separación por el tráfico de esclavos. Destacar que la actuación de Christoph Waltz, que ya me dejara alucinado en Malditos Bastardos, es aquí impresionante, con una chispa desbordante en todo el film.









 
 
 
En medio de ese periplo, llegan a una hacienda gobernada por Big Daddy (Don Johnson) dónde trabajan 3 de los delincuentes que los protagonistas buscan. Al matarlos, eso, provoca la reacción de el propietario que reune a todos sus convecinos, produciéndose una de las persecuciones más graciosas y chanantes que haya visto. Don Johnson (Sony Crocket por Dios) está excelente, gran rescate de Tarantino.
También destacar el rescate que hace de Franco Nero, haciendo de un italiano protector de luchadores mandingos.
 






 
 
 
 
La búsqueda llevará a Django y a Schultz hasta Calvin Candie (Leonardo DiCaprio), el malvado propietario de la plantación "Candyland". Y aquí hago una parada y fonda, porque hasta este momento la película está genial con toques de humor que le dan un empaque tremendo, pero al llegar a esta Hacienda, no escontramos con el personaje de DiCaprio (como ha mejorado este actor, y qué bueno es) que lo borda, pero no sólo él sino su jefe de servicio Stephen (Samuel L.Jackson) cuya actuación raya la genialidad. Stephen se da cuenta de la trama urdida por Schultz y Django, que no vienen sólo a comprar un luchador mandingo sino a llevarse a la esclava Broomhilda, es ahí cuando se desata un final impresionante.






 
 
 
Destacar que en la parte de la venganza final de Django, el propio Tarantino sale de actor (y por cierto o engordó aposta para el papel, o está muy desmejorado), solucionando la escena final con mucha prestancia.
Si algo he de criticar, es la fijación de Quentin por la sangre, hay demasiada, no siendo esta una película de terror, los balazos hacen demasiada escabechina.
Y he oido que la película es demasiado larga, pues a mi las 2h y 44m que dura, se me pasaron volando.
En cuanto a la banda sonora, un pequeño homenaje a la melodía de Dos mulas y una mujer que protagonizaban Clint Eastwood y Shirley McClain, además de meter algún tema de rap que no queda mal, la verdad, aunque se permite excesiva licencia en este caso Tarantino.


Os dejo con el trailer de la película.
 
 
 



 

jueves, 24 de enero de 2013

Escenas míticas del cine (III)


En 1983, Brian de Palma dirige Scarface, traducida aquí como El precio del poder. Tony Montana (Al Pacino) es un delincuente cubano que harto de vivir en la miseria, quiere triunfar a cualquier precio. Tony llega a Estados Unidos durante el éxodo de Mariel. Llega a Cayo Hueso, y es recluido junto a la mayoría del resto de refugiados cubanos, incluido su amigo Manny Rivera (Steven Bauer), en un recinto vallado a la espera de la resolución de su situación política. A partir de realizar trabajos para capos, se va haciendo un nombre, incluyendo asesinatos, temas de drogas y demás.
Establece relaciones con el cártel de la droga colombiana, y deja claro que él pone sus atributos por delante, como manera de actuar.
En la escena a la que me refiero, Al Pacino, que está soberbio toda la película, despotrica en un restaurante contra todos los presentes, borracho perdido después de cenar a todo lujo. Mítica frase en la que dice: "yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento..."
Disfrutad de la escena.




martes, 22 de enero de 2013

Cary Grant, ese gran actor.



 
 
 
 
Cary Grant, cuyo nombre verdadero es Archibald Alexander Leach, británico nacido en Bristol, es quizás uno de los mejores actores que han existido, al que acompañaban su atractivo físico, encanto, agudeza y comicidad especial. El pasado 18 de enero hubiese cumplido 109 años. De infancia infeliz y difusa, fue expulsado de la escuela a los 14 años, ese mismo año se incorpora a una compañía de teatro con la que llega a Estados Unidos en 1920, y de ahí a Hollywwod en 1931, dónde ya adopta el nombre artístico de Cary Grant. En 1942 adquiere la nacionalidad estadounidense, cuando ya era bastante famoso.
De comedias de enredo son destacables sus actuaciones en La fiera de mi niña (1938), Historias de Filadelfia (1940) o Arsénico por compasión (1944).
Pero lo más alucinante de su carrera es cuando Alfred Hitchcock, cuyo despego hacia los actores era notorio, se entusiasmó con Cary, y protagonizó bajo su tutela Atrapa a un ladrón (1955) o Con la muerte en los talones (1959), dónde demuestra su versatilidad, incluso como actor dramático. Pero Charada (1963) con Audrey Hepburn es recordada por todos como una de las mejores de su prolífica carrera. Nunca recibió un Oscar, aunque parezca increíble, a pesar de que le dieron uno honorífico por su carrera en 1970.
5 matrimonios y una sóla hija de su último matrimonio, más su estrecha amistad con Randolph Scott con el que compartió residencia, hacen de su vida personal algo bastante agitado.
 
 
Os dejo con esta magnífica escena de la fumigación... de Con la muerte en los talones.


 

domingo, 20 de enero de 2013

20 años de la muerte de Audrey Hepburn.


Hoy hace 20 años de la muerte de Audrey Hepburn, en Suiza. Nacida en 1929 en Bélgica, aunque desarrollase su carrera en Gran Bretaña. De padre inglés y madre aristócrata holandesa, por el trabajo del padre viajaban mucho entre Gran Bretaña y Paises Bajos. En 1935 sus padres se divorciaron y su padre militante nazi en Gran Bretaña abandonó a la familia, aunque la madre también era seguidora de Adolf Hitler, esto fue el momento más traumático de su vida. En 1939 se trasladó con su madre y dos hermanastros a Arnhem, Holanda, dónde ella estudia piano y ballet en el conservatorio.
Sufre la Segunda Guerra Mundial en Bélgica y Holanda. Estudia para ser bailarina, pero la guerra hace estragos en su constitución y elige la carrera de aztriz. En 1944 bailaba secretamente, y ese dinero lo donaba a la resistencia holandesa. En ese mismo año y después del desembarco de Normandía, la situación en Holanda y concretamente en Arnhem se hizo muy dura en invierno por falta de alimentos y combustible, lo que provovó en Audrey anemia y problemas de respiración.
En 1948 se traslada a Londres y sigue estudiando. Después de papeles pequeños y durante el rodaje de Monte Carlo Baby, la seleccionan para Gigi, musical de Broadway en 1951, a partir de ahí premios, reconocimientos y su primer gran film Secret People, aunque el papel que la catapulta a la fama es Vacaciones en Roma con Gregory Peck y dirigida por William Wyler.
Para la historia quedan sus interpretaciones en Desayuno con Diamantes (1961), con George Peppard, Charada (1963) con Cary Grant o My Fair Lady (1964). A partir de 1967 hizo apariciones esporádicas en el cine, algunas en los 70, y las últimas en 1988 y 1989. Murió de cáncer de colon, tal día como hoy de 1993.
Tuvo dos matrimonios, uno con Mel Ferrer y otro con Andrea Dotti, con ambos tuvo 1 hijo, mientras que sus últimos 13 años los compartió con Robert Wolders, holandés con el que compartía labores humanitarias y amor por las cosas sencillas de la vida.

Os dejo con el final de esa maravilla que es Desayuno con diamantes.


Witness for the Prosecution (Testigo de cargo) (1957)

Cartel del film
 
 
 
 
 
En el año 1957 Billy Wilder dirige este magnífico film, basado en la novela de Agatha Christie. Hay muchas películas de juicios y que hablan de abogados, de acusados y defensores, pero esta película me parece la obra maestra en ese sentido.
Leonard Vole (Tyrone Power), es un hombre jóven y atractivo, que es acusado del asesinato de la señora French, una rica anciana viúda, con la que mantenía una relación de carácter amistoso. En principio, el móvil del crimen es la herencia de los bienes de la mujer. Las pruebas en su contra son muy contundentes. El famoso abogado Sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton) accede a defenderle, cuyo currículum de prestigioso abogado criminalista le avala.
 
 
 
 
 
Charles Laughton
 
 
 
 
 
 
Vole, sólo dispone de su esposa Christine (Marlene Dietrich) para testificar su coartada, una mujer algo distante, pero magnífica. El tema se complica cuando ella se niega a testificar a favor de su marido. Las actuaciones de Charles Laughton y Tyrone Power son extraordinarias, y el aura de estrella enigmática (además de una de sus mejores actuaciones) que siempre tuvo Marlene Dietrich hace de este film, uno de los más grandes hechos jamás. Intriga a raudales, bien llevada por el maestro Wilder, y un final tan inesperado como atrayente.
Hay escenas y planos en esta película que se te quedan grabados para siempre.
 
 
 
 
 
 
Tyrone Power

 
 
 
 

Disfrutad de esta gran película, como lo hago yo cada vez que la veo.


 

jueves, 17 de enero de 2013

Hoy ha muerto Fernando Guillén.




Fernando Guillén ha muerto hoy en Madrid a los 80 años de edad, después de una dura enfermedad. Nacido en Barcelona en 1932, estudia derecho en Madrid y participa en el Teatro Español Universitario a principios de los años 50, y decide abandonar los estudios para dedicarse por entero a la interpretación. Actuó con las compañías de Fernando Fernán Gómez y Conchita Montes, además de la que fundó con su mujer Gemma Cuervo (matrimonio del que nacieron sus hijos actores también Cayetana y Fernando). En 2008 en el Teatro Calderón de Valladolid anunció su retirada.
 
De su filmografía destacaría muchas películas, en las que dejó su sello y distinción, su época prolífica con Almodóvar (La ley del deseo, Al borde de un ataque de nervios,  Tacones lejanos, etc.,),  La estanquera de Vallecas, Vente a Alemania Pepe, El abuelo y Sangre de Mayo (con José Lusi Garci), y otras muchas, 48 films en total, más actuaciones en televisión, e innumerables obras de teatro dónde se forjó.
 
Mi sentido homenaje a un gran actor, que hace poco decía estas palabras en una entrevista:
 
"Se está produciendo una vuelta al teatro de compromiso ideológico; no hay más que mirar la cartelera para comprender cómo el teatro está actuando de auténtico revulsivo frente a esa derecha que estamos viviendo hoy... "
 
Os dejo con un par de cosas de su filmografía, una escena de Al borde de un ataque de nervios de Pedro Almodóvar en 1988, en su personaje de Iván, mítica escena.









Y otra la película La estanquera de Vallecas de Eloy de la Iglesia de 1986, dónde interpreta a Maldonado, su aparición como Doctor no tiene precio, aunque el manporro que se lleva tampoco.


 

miércoles, 16 de enero de 2013

Escenas míticas del cine (II)


 
 
 
Ayer en la 1, echaron una película que para mi es excelente, no sólo por el tema que trata, los famosos juicios de Nuremberg de los crímenes de los nazis de esterilización y limpieza étnica en la Segunda Guerra Mundial, sino por las magníficas interpretaciones de muchos de los actores participantes. Este film titulado ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg) fue dirigida por Stanley Kramer en 1961.
En 1948, se celebraron estos juicios,  y sobre Dan Haywood (Spencer Tracy), un juez norteamericano retirado, recayó la importante responsabilidad de presidir este juicio contra los crímenes de guerra nazis.
Me quedo con la escena en la que el Dr.Ernst Janning (Burt Lancaster), con una sobriedad excelente, desenmascara a todos sus compatriotas nazis, y los describe uno por uno ante el asombro del abogado Hans Rolfe (Maximilian Schell), a pesar de que le llamen traidor explica porqué consintió el pueblo alemán, y sobre todo sus dirigentes, aquellas atrocidades, reconociendo antes todo que él era el peor de todos por estar con ellos.
 
Para mi, es uno de los momentos más fascinantes de la historia del cine.
 
Disfrutad de esta gran escena.
 


domingo, 13 de enero de 2013

Mejores escenas cómicas del cine (XI)





 
En el año 2009 se estrenó en casi todo el mundo Gran Torino, para mi la última gran obra maestra de Clint Eastwood. El bueno de Clint, siempre tiene toques de humor en sus películas, pero en esta en concreto el buen humor abunda y queda genial en una película de hondo calado.
Walt Kowalski (Clint Eastwood) se queda viudo, y establece relación con sus vecinos hmongs, etnia tailandesa que ha copado su barrio. Muy a su pesar, con su arisca forma de ser, acaba siendo su protector.
La escena a la que me refiero, es cuando Walt acude con Thao (Atontao le llama Walt, en el doblaje) al peluquero-barbero Martin (John Carroll Lynch) y le explica como debe entrar en la barbería y comportarse con el barbero de origen polaco.
 
Disfrutad de la escena.
 
 


viernes, 11 de enero de 2013

Escenas míticas del cine (I)


 
 
Una de esas escenas míticas y cumbre en la historia del cine, es para mi en el comienzo de El Padrino I, de Francis Ford Coppola que dirige magistralmente en 1972, basada en la novela de Mario Puzo.
La película que comienza con la boda de la hija del Padrino, Connie, tiene su primera y mítica escena cuando Amerigo Bonasera (Salvatore Corsitto) visita a El Padrino (Marlon Brando) pidéndole justicia por la paliza recibida por su hija. Amigos desde hace años, ambos se habían distanciado, pero al suceder esto acude a Don Vito Corleone, para que los que pegaron a su hija y salieron sin condena, paguen por ello.
 
Memorables momentos en los que El Padrino le dice a Bonasera que sólo se acuerda de él cuando le falla la policía, o cuando alguien mancilla el honor de su hija, que no ha mantenido la amistad porque no quería meterse en líos, a lo que Don Vito le termina sentenciando que los enemigos de sus amigos, se convierten en sus enemigos. El arrepentimiento de Bonasera besando la mano de Don Vito, sirve de reconciliación entre ambos. A partir de ahí habla con Tom Haggen (Robert Duvall) abogado de la familia para encargarle de designar a los que solucionarán ese tema, mientras Santino "Sonny" Corleone (James Caan) observa la escena en silencio.
 
 
Disfrutad de la escena.
 


martes, 8 de enero de 2013

Mejores escenas cómicas del cine (X)

 
 
 
 
 
 
Año 1981, Mel Brooks dirige y protagoniza la Loca Historia del Mundo, una película absolutamente genial, en la que divide la historia en 4 partes, La Prehistoria, El Imperio Romano, La Inquisición y La Revolución Francesa. Es una visión irreverente de la evolución de la historia.
 
La escena a la que me refiero, la de la Última Cena está captada a través de los ojos de un atormentado camarero, el propio Mel Brooks, que tiene un momento de lo más gracioso con Jesús...

Disfrutad de esta gran escena.
 
 
 

lunes, 7 de enero de 2013

Bienvenue chez les Ch'tis (Bienvenidos al Norte) (2008)

Cartel del film
 
 
 
 
 
Dany Boon dirige y es uno de los protagonistas de esta comedia genial de 2008. Phillipe Abrams (Kad Merad) es el encargado de una oficina de correos en una cuidad al Sur de Francia, que está desesperado porque le destinen a la Costa Azul ya que los episodios depresivos de su mujer Julie convierten su vida en un infierno. Pero hace trampas y es castigado, destinándole a una ciudad al Norte, llamada Bergues, en contra de su voluntad.
 
 
 
 
Phillipe con su mujer y su hijo
 
 
 
 
 
Bergues es un pueblo que linda casi con la frontera de Bélgica, un lugar supuestamente inhóspito y con un clima muy frío, y en el que sus habitantes hablan con un dialecto raro e incomprensible llamado "ch'tmi". Así, Phillipe al principio se va sólo, y con bastante pesimismo sobre sus dos años en ese destino.
 
 
 
 
 
 
Cogorza de Phillipe y Antuanne
 
 
 
 
 
Al principio tiene que aprender como es la vida allí, pero congenia con sus compañeros de trabajo de manera increíble y es aceptado de manera temenda, hasta tal punto que es uno más de ellos. Las situaciones se vuelven desternillantes, y hacen levantar el ánimo a cualquier espectador deprimido.
 
 
 
 
 
Los trabajadores de correos
 
 
 
 
 
Phillipe, engaña a su mujer diciéndole que le va mal, por lo que ella decide ir con él a Bergues, pero el recibimiento es tan malo (provocado por ellos) que hace que Julie regrese al Sur. Además la historia de amor entre Antuanne y Annabelle tiene final feliz gracias a la intermediación de Phillipe. Eso hará que también la relación de Phillipe y Julie mejore.
 
 
 
 
 
Phillipe
 
 
 
 
 
 
Gran película, de las que hace que estés más de hora y media enganchado sin parar de reir, y además de contarte una historia, como otra cualquiera, pero con un sentido del humor tan bien llevado. La música corre a cargo de Phillipe Rombi.
 
 
Os dejo con el trailer de la película en español.
 
 
 
 

jueves, 3 de enero de 2013

Homenaje a Antonio Gasset Dubois.

 
 
 
 
Hace ya un tiempo, más de medio año si no recuerdo mal, nos dejó como Director de Días de Cine, Antonio Gasset (temas de prejubilación fue la excusa), y yo le echo de menos. Primero porque ese programa con la ayuda de sus colaboradores era muy bueno, diseccionando películas de manera magistral.  Ha habido muchas veces que ido al cine animado a ver un film, por la crónica vista en este programa.
Eso si, el sentido del humor irónico y divertido de Antonio Gasset, se echa de menos por encima de todo. Tenía la habilidad, rara y muy poco habitual, de meterse con quien no le gustaba con clase y gracia.
Aquí os dejo con una tirada de frases míticas dichas por él, y alguno de esos anuncios de cuando venía la publicidad, que para mi eran gloriosos:


“Llega el momento de la publicidad, disfrutad del cine si podéis. Si no, también tenéis la música, la literatura o incluso la historia, a no ser que queráis ser presidente del Gobierno.”

“Servidor se confiesa seguidor de Philip K. Dick, quizás por ello me he convertido en un trastornado.”

“Jeunet es el director de ese engendro, película para algunos (estaban equivocados), ladrillo para otro (estábamos en lo cierto) que fue Amelie.”

“Ahora vamos con "El señor de los anillos", película basada en un famosísimo libro... que yo no me he leído. Sin embargo, les diré como anécdota, que algunos de mis amigos tienen, en una estantería totalmente vacía, junto con su foto de sus vacaciones en Calasparra, un ejemplar de “El señor de los anillos”.”
 
“...Lo mejor del festival de Venecia, mi acompañante, aunque por desgracia este enamorada de otro.”
 
“...Soy consciente que a la hora de emisión de mi programa solo puede ser visto por un puñado de poli toxicómanos insomnes.”
 
“Tan guapa actriz como mala la película que ha venido a promocionar.”
 
“Ben Affleck es a la buena interpretación lo que un pepinillo cocido a la alta cocina.”
 
“Se estrena estos días la película El último samurai, protagonizada por el ex-marido de Nicole Kidman, único dato destacable de este actor llamado Tom Cruise.”
 
“Para ir al cine con esta cartelera hay que tener coeficiente intelectual negativo.”
 
“Veamos el reportaje de Mar adentro que ha realizado mi compañero y amigo Alberto Bermejo, el único de todo el equipo al que le ha gustado la película.”
 
“Nunca se fíen de algo que sangra durante cuatro días y no se muere.”

“Y ahora, si nos perdonan, vamos a hablar de cine español.”

“Es incuestionable que Kill Bill es una virtuosa obra de dirección. Lo que es cuestionable es si es algo más.”

“Sé que aguantaran a estas altas horas de la noche el momento de publicidad ya que al regreso tenemos un especial del salón del cine erótico de Barcelona….”

“¿Qué seria de nosotros sin un país inteligente como es Francia?”

"Buenas noches a todos, pero antes de despedirnos, un consejo: no os droguéis, porque la ingesta de estas sustancias puede producir efectos indeseados. Un amigo mío se tomó el otro día cierta pastilla y creyó ver a George Bush leyendo un libro"

“Y llegamos a la pausa en este programa del que tan orgullosos nos sentimos. No así de algunas compañeras de la 7ª planta de Torrespaña que fuman saltándose la norma que tanto nos beneficia a todos.”

“Les deseo que pasen una buena semana, sea lo que sea lo que hayan decidido hacer, incluso si es de Nazareno auto flagelante.”

“Aprovechen la pausa para revisar su agenda de amigos, encontrarán que han malgastado su preciado tiempo y paciencia en conocer a un montón de ineptos, no se corten, cojan un boli y táchenlos.”

“Durante la pausa publicitaria, rezaré con la esperanza de que ninguno de sus hijos se haya presentado al casting de Operación Triunfo.”

“Nos vamos con la esperanza de que ninguno se deje llevar por los fanatismos religiosos, políticos o sexuales: los primeros por no llevar a nada, los segundos porque el objeto de deseo suele ser un idiota de renombre y los últimos por las continuas frustraciones.”

“Antes de despedirme, felicitar a todos los barcelonistas por el reciente titulo de liga conseguido por mi equipo. En esta vida hay pocas cosas tan grandes como el Barcelona.”

“Llego la pausa, evitar cambiar de canal en estos minutos no vaya a ser que os encontréis con esa mujer con ansias de fama, exhibiéndose en publico, justificando un frío asesinato.” (se refería a la mujer que ayudo a morir a Ramón Sampedro, reconociendo su responsabilidad en un programa de la tele)

“Llego la hora de la pausa... espero que puedan contener durante unos minutos los impulsos sexuales de vuestras parejas... si no puede ser, no puede ser... en cualquier caso volveremos después de la publicidad con el sector mas casto de la audiencia.”

“Vamos a una pausa publicitaria, que será tan corta como el sueldo del presentador.”

“Hasta el próximo programa. No sabemos ni qué día ni a qué hora nos pondrán, de modo que estén atentos.”

“Sed buenos, y si por lo que fuera no podéis, seguid siendo malos, la diferencia es mínima.”

“Quiero aprovechar, como amante de la Fórmula 1, para felicitar al corredor alemán Michael Schumacher por su triunfo en el Gran Premio de San Marino. Da gusto ver en lo más alto del podium a personas ni fatuas, ni engreídas, ni desagradecidas. Espero que continúe la racha.”

“Hola, buenas noches. Hoy les hablo desde Torrespaña en Madrid, más conocido como el pirulí, que con su forma fálica es un símbolo de la modernidad de esta ciudad. Como modernas también son las vidrieras de la Catedral de la Almudena y las pinturas del altar de un tal Kiko no sé qué. Por cierto, igual de horribles que algunas películas.”

“Cuando vuelvan de la publicidad me habré desnudado y me tiraré al mar (En Cannes)”. Evidentemente a la vuelta de la publicidad dio su explicación: "Era un patético intento por mantener la audiencia.....”

“La verdad es que hay días que no sé dónde refugiarme políticamente.”

“Ahora pueden ustedes hacer un montón de cosas aprovechando los interminables minutos de publicidad.”

 
 
 

miércoles, 2 de enero de 2013

Mejores escenas cómicas del cine (IX)

 
 
 
John Landis dirige en 1988 Coming to America, traducida aquí como "El Príncipe de Zamunda" quizás una de las películas más graciosas que haya visto.
Es el 21 cumpleaños del príncipe Akeem, del reino africano de Zamunda, y debe casarse con una mujer a la que no ha visto nunca, pero él no quiere que se la impongan y es romántico y busca el amor de verdad, para ello viaja a New York para encontrar ese amor que le quiera como persona y no por lo que es. Decide vivir modestamente con un amigo (que es su asistente personal).
Pero hay un momento en que el príncipe y su sirviente llegan a New York y se creen que todo el monte es orégano... y hay alguno al que no le sienta bien...